DeportesTheLux

La Champions económica

Apenas unas horas después de alzar la Copa que le acredita como el mejor equipo del continente, el Real Madrid hace números para conocer el verdadero alcance de su éxito.

Agustín Castellote. 27/05/2018

Ganar la Champions League por tercer año consecutivo, hacer de lo extraordinario algo ordinario y erigirse como el gran dominador de la competición más importante del mundo a nivel de clubes, resulta algo demoledor que los seguidores madridistas festejan a estas horas, sabedores de que año tras año siguen escribiendo una parte importante de la historia del fútbol. Pero detrás del incontestable triunfo deportivo del Real Madrid y la supremacía del club en Europa, se esconde otro capítulo determinante, convertido en un desafío permanente para seguir persiguiendo la gloria en el césped: La Champions económica.

Ganar la Champions League tres años consecutivos no sólo te permite un reconocimiento internacional, a la vez que batir todos los registros deportivos; la victoria en el campo de juego conlleva un éxito económico que coloca a la entidad entre los clubes más solventes de Europa, con una fortaleza financiera que le permite amortizar la deuda que mantenía y presentar una posición de liquidez muy favorable para afrontar nuevos retos estratégicos.

El Real Madrid no sólo se trajo de Kiev la Copa de Europa, el equipo blanco sumó a su cuenta de resultados el mejor termómetro para medir el negocio de una sociedad, más de 82 millones de euros, producto del triunfo en la competición. En total, algo más de 55 millones de euros por sus resultados deportivos y en torno a 27 millones  por el llamado market pool sobre los derechos de televisión.

El Madrid se trajo ayer más de 80 millones de euros además de la copa

1.318 millones de euros es la cantidad que UEFA (Unión de Asociaciones Europeas de fútbol) puso encima de la mesa al comenzar la temporada para repartir entre los clubes participantes en la presente edición de la Liga de Campeones. Un dinero que es el resultado de los ingresos comerciales que recibe el máximo organismo del fútbol continental (2.300 millones) por los torneos que organiza a nivel de clubes. Y una vez descontados los 400 millones que van a parar a la Europa League, los 285 millones destinados a cubrir gastos administrativos y de organización de los torneos, 200 millones de euros que son asignados a pagos solidarios y los 7 millones que reciben el campeón y subcampeón (4 y 3 millones respectivamente) de la Supercopa de Europa, quedan esos 1.318 millones de euros a repartir.

Todos los ingresos de las tres competiciones de clubes, incluidos derechos de televisión, venta de entradas o paquetes de hospitalidad son centralizados y luego reasignados por la propia UEFA en base a dos conceptos: un 55 % (800 millones de euros) en función del rendimiento deportivo y un 45 % (500 millones) por el market pool, que utiliza una serie de variables, según diferentes criterios.

El reparto fijo de 800 millones de euros que establece UEFA por el rendimiento deportivo viene establecido de la siguiente manera: 12,7 millones de euros a cada club que se clasifique para jugar la fase de grupos, fase en la que cada equipo juega seis partidos, recibiendo en cada uno de ellos, 1,5 millones de euros por cada victoria y 500.000 euros por cada empate.

El club se asegura con la victoria más de 250 millones de euros en los repartos UEFA

Clasificarse para octavos de final tiene un premio de 6 millones de euros para cada club que lo consiga, 6,5 millones por llegar a cuartos de final, 7,5 millones por acceder a semifinales, 11 millones para el subcampeón y 15,5 millones que es el premio destinado al vencedor de la final. En consecuencia el Real Madrid ha logrado por su trayectoria deportiva en la Champions 2017/18, 12,7 millones por participar, 6,5 millones por sus resultados en la fase de grupos ( 4 victorias, 1 empate y 1 derrota ) 6 millones por acceder a octavos, 6,5 por llegar a cuartos, 7,5 por la semifinal y 15,5 por el título; lo que suma un total de 54.700.000 euros.

El otro capítulo es el reparto del variable, bajo el sistema market pool, introducido por UEFA para distribuir una cantidad económica en función del mercado televisivo de cada país; para ello se tiene en cuenta la composición de los clubes participantes, la posición final de cada equipo en la temporada anterior en su campeonato doméstico y la actuación de cada club en el presente torneo de Champions.

Primero se calcula el total que le corresponde a cada país en el reparto, en base al valor de los contratos por los derechos televisivos que tiene el país del que procede el equipo, es el llamado valor proporcional de cada mercado televisivo (cuanto más paguen los operadores de cada país, más repercute en sus clubes); establecida la cantidad se divide entre el número de partidos que juegue cada equipo en la presente edición de Champions y finalmente se establece un baremo en función de la clasificación de los clubes en la liga doméstica del año anterior (al ganador de la liga le corresponde un 40% al segundo clasificado un 30% al tercero un 20% y al cuarto un 10% del total).

El equipo blanco ha hecho historia con su tercera Champions consecutiva

Este sistema viene a garantizar al Real Madrid (los números aún no están cerrados) en torno a los 27 millones de euros que, sumados a los casi 55 millones del reparto deportivo, otorgaría una cantidad cercana a los 82 millones de euros por su triunfo en la Champions 2017/18 a los que hay que sumar otros cuatro millones de euros por la victoria en la final de la Supercopa de Europa.

A nadie se le escapa que, en paralelo a la enconada disputa deportiva, hay una carrera económica que sirve para alimentar el primer apartado y enfrentar a las entidades deportivas a los nuevos retos competitivos. Ganar tres Champions de forma consecutiva permite al Real Madrid seguir haciendo historia (primer club que lo consigue) a la vez de asegurarse más de 250 millones de euros en los repartos UEFA, que se suman a una estrategia económica y de marketing que hacen del conjunto madridista el club con mayor patrimonio del mundo y el claro vencedor de la Liga de Campeones en el campo y de la Champions League en la economía.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies