Entrevistas

Sweet California: “Juntas podemos conseguir lo que nos propongamos”

Es uno de los grupos musicales con más éxito del momento que cuenta con el apoyo de rostros populares como Paula Echevarría.

Daniel de la Peña. 08/06/2018

Han hecho historia dentro del mundo de la música y cuentan con el apoyo incondicional de rostros conocidos y tal influyentes como Paula Echevarría. Alba, Sonia y Tamy son las tres componentes del grupo musical Sweet California, con quienes hemos hablado en exclusiva sobre su excelente momento profesional y sobre los cambios que dentro de poco veremos en su estilo. Les gusta arriesgar, algo propio de su juventud, pero también demuestran una gran madurez. 

El mundo de la música en nuestro país parece gafado para las girl bands. Muchos grupos de chicas han intentado hacerse con un hueco importante en el panorama musical español pero pocos lo han logrado del mismo modo que Sweet California. Allá donde van, desatan la locura de sus fans, venden todas las entradas para sus conciertos, son top en ventas y han conseguido hasta un prestigioso Premio MTV. Pero, ¿cómo se lleva la fama entre tres?, ¿con tanto estrés pueden llegar a disfrutar de su éxito?

The Luxonomist: Estáis haciendo historia dentro del mundo de la música como grupo femenino, ¿lo sentís vosotras así?
Sweet California: Estamos super contentas. Sí que lo sentimos un poco, porque la mayoría de nuestro público son chicas y no hay nada que nos guste más que que una chica apoye a otra chica. Creemos que nos hacemos mucha falta y que juntas podemos luchar y conseguir lo que nos propongamos, estamos muy contentas.

Creemos que nos hacemos mucha falta y que juntas podemos luchar y conseguir lo que nos propongamos

TL: ¿Es más complicado para una mujer o para un grupo de mujeres el mundo de la música?
SC: Sí, la verdad, no te vamos a engañar. Nosotras, gracias a Dios, tenemos la suerte de contar con el apoyo de muchas mujeres y también de muchos hombres. Por ejemplo, Paula Echevarría siempre nos ha apoyado, es una mujer encantadora y su niña es fan nuestra.

TL: Algo que nos encanta de vosotras es vuestro sonido y vuestra apuesta siempre por algo nuevo que se salga de lo convencional. ¿Es esa vuestra intención?
SC: Sí, el nuevo disco tiene un plus añadido del que aún no se puede contar nada porque queda poquito para que salga pero que no hemos hecho nunca. Pero sí, algo que nos caracteriza es buscar sonidos que están a la última.

TL: ¿Algo en lo que hayáis arriesgado mucho como grupo?
SC: Cuando te dedicas a la música ya arriesgas. Nos pasa a las tres, que nuestra vida ya no es solo nuestra. Tener un grupo conlleva disponer muy pocos días para ti, para tu familia, no ver a la gente que quieres… Y también arriesgamos al intentar sacar cosas nuevas que no sabemos si van a funcionar y sobre las que pensamos: “Ojalá se pongan de moda”. Tenemos esa obsesión de estar siempre a la última.

Estamos trabajando en un disco nuevo y un montón de cosas

TL: Cuando una carrera es tan vertiginosa como la vuestra, ¿da tiempo a disfrutar del éxito que estáis viviendo?
SC: A veces cuesta. A veces tienes que parar, pensar y decir: “Vale, me ha ocurrido esto”, porque a día de hoy muchas cosas que nos están pasando nos cuesta asimilarlas. Es muy heavy por ejemplo el premio MTV que ganamos. Es una de las cosas más importantes que nos han pasado y sobre la que a veces pensamos: “¡Es verdad! Nos ha pasado a nosotras” (risas). Las tres tenemos la cabeza bien amueblada pero también nuestras familias están siempre recordándonos de dónde venimos y eso es lo importante. Hay gente que nos advierte que tengamos cuidado y que disfrutemos el momento.

TL: ¿Algo divertido que os haya pasado encima del escenario?
SC: ¡Millones de cosas! Desde perder la letra a olvidar la canción que viene después, aparecer por el otro lado del escenario al que deberíamos…  Mira, hay una cosa muy cómica que nos ha pasado en estos dos últimos bolos y es que como en el show hay tanto Black Out (apagar las luces por completo), el escenario se queda tan oscuro que no vemos (risas) nada en absoluto. Ayer subimos la escalera como los monos, a cuatro patas, porque si no, nos caíamos.

TL: ¿Algo que os apetezca mucho hacer y que lo vayáis hacer dentro de poco?
SC: Estamos trabajando en un disco nuevo y un montón de cosas, mucha promo y muchas ganas de mostrárselo a la gente. Estamos muy ilusionadas, quizás también un poco nerviosas porque queremos que sea ya (risas) pero sobre todo con nervios porque habrá muchos cambios y estamos pendientes de si gustarán o no gustarán.

Tener un grupo conlleva disponer muy pocos días para ti, para tu familia

TL: ¿Cómo vivís el mundo digital? ¿Hay más pros o contras?
SC: Hay más cosas positivas, porque ahora con las redes sociales vayas adonde vayas la gente te puede seguir y puede saber lo que estás haciendo. Muchas veces vemos que en los conciertos, muchas chiquillas hacen directos de Instagram para enseñárselos a otras amigas que no son de la ciudad y no han podido venir. Hay más ventajas, sin duda.

TL: ¿Lo más guay de ser un grupo qué es?
SC: Compartir. Hay un montón de veces que dices: “¡Madre mía, esto si no lo viviésemos entre tres sería una locura!”. Por ejemplo, en Latinoamérica hemos hecho unas 800 entrevistas en tres días y lo hemos llevado muy bien entre tres. Otra ventaja es que no viajas sola, siempre estamos juntas y eso se nota. En México a veces no podíamos ni comer. Es otro nivel, hay más demanda, más gente y tienes que hacer más medios y más de todo.

TL: ¡Hay más pasión!
SC: Sí, también. Es verdad, vienen al aeropuerto a recogernos… Es superguay.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies