DeportesTheLux

La Copa del Mundo ya está en Moscú

El preciado trofeo que levantará el ganador del Mundial el próximo 15 de julio, llegó el pasado lunes a Moscú tras completar la mayor gira de su historia.

Abel Amón. 08/06/2018

Lothar Matthäus, exjugador de la selección alemana y ahora comentarista de fútbol, fue el encargado de retirar el velo que cubría la copa de 6,1 kilos de oro macizo de 18 quilates que se entrega a los campeones mundiales desde que lo levantara Beckenbauer, capitán de la Selección Alemana en dicho país en 1974. Cientos de personas se acercaron el centro de Moscú para ver el trofeo a falta de pocos días para el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí (14 de junio).

Todos en busca de la preciada foto que les convirtiera, aunque fuera por un momento, en partícipes de tan notable evento. Ahora la copa será expuesta en el parque Gorki y en la Plaza Pushkin de Moscú, donde todo aquel que lo desee podrá hacerse una foto con el trofeo que será protegido con estrictas medidas de seguridad.

Lothar Matthäus junto a Serguéi Sobianin el pasado lunes en Moscú

Bienvenida del alcalde Sobianin
“¡Bienvenidos a Moscú!”, dijo Serguéi Sobianin, alcalde de la capital rusa, quien recordó que Moscú ya organizó los Juegos Olímpicos en 1980 y que todos los aficionados tienen garantizada “las sonrisas y la hospitalidad” de los moscovitas. Ayer 7 de junio el trofeo llegaba al estadio Luzhnikía, su residencia definitiva hasta el final del Mundial, donde se disputará la gran final el 15 de julio. El equipo que logre coronarse como campeón recibirá el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA con su nombre grabado en la base, además de una réplica.

Esta copa es entregada después de que la Copa Jules Rimet fuera adjudicada de manera definitiva (tal y como lo establecía el reglamento) a Brasil cuando se coronó campeón por tercera vez en 1970. El equipo ganador recibirá además un cuantioso premio monetario, que en la presente edición alcanzará los 32 millones de euros. La copa original fue diseñada por Abel Lafleur, mientras el diseño de la actual fue obra es de Silvio Gazzaniga.

La copa ha sido expuesta en medio mundo antes de llegar a Moscú

Entre septiembre de 2017 y su llegada hoy a Moscú, la copa del mundo ha visitado más de medio centenar de países y ha recorrido casi 150.000 kilómetros, de ellos casi 30.000 en territorio ruso, desde Vladivostok al enclave báltico de Kaliningrado. Matthäus, de 57 años, reconoció a la prensa que siente “casi la misma emoción” ahora cuando puede levantar la copa en un acto publicitario que cuando se alzó con el título en 1990.

Se mostró “orgulloso” de presentar la copa en Rusia, país al que se siente vinculado sentimentalmente y recordó que el Mundial es “una fiesta en la que participan todos los continentes”. Lothar Mathaus es de los pocos jugadores de fútbol que han disputado 5 fases finales de la Copa Mundial, los otros dos, son mexicanos: el portero Antonio Carvajal, que lo hizo entre 1950 y 1966 y si no ocurre ninguna sorpresa, el defensa de la selección mexicana, Rafa Márquez, jugará su quinto mundial consecutivo.

El balón del mundial ha estado en el espacio

Tras viajar al espacio, el balón oficial inaugurará el Mundial
A mediados de marzo, la organización del Mundial de Rusia 2018 anunció una iniciativa promocional que le haría recibir apoyo ni más ni menos que desde el espacio. Y es que acordó que el balón del campeonato viajase hasta la Estación Espacial Internacional. El pasado 3 de junio, tras ese paseo espacial, el balón del Mundial ha regresado a la Tierra gracias al ruso Anton Chkaplerov, al japonés Norishige Kanai y al estadounidense Scott Tingle, los tres astronautas que lo han devuelto a tierra firme.

La  cápsula Soyuz MS-07 aterrizó cerca de la ciudad de Jezkazgan, en la estepa de Kazajistán, con el balón en su interior. En un vídeo publicado el jueves por Roscosmos, la agencia espacial rusa, se pudo ver a Anton Chkaplerov y a su compañero Oleg Artemiev jugando en la EEI  con el balón de fútbol adidas Telstar 18, el oficial del Mundial.

Se instalarán parques temáticos en distintas ciudades rusas

Los almacenes GUM construirán un parque de fútbol FIFA en la Plaza Roja
Los míticos almacenes GUM son propiedad de Mikhail Kusnirovich, dueño también de la conocida marca de ropa deportiva Bosco di Cilliegi y abrirán en la Plaza Roja de Moscú un parque temático dedicado al Mundial, como se ha confirmado en el sitio web de la FIFA. Football Park es un auténtico festival deportivo que funcionará en todas las ciudades sede de la Copa Mundial 2018. Dichos parques ya se abrieron en Nizhny Novgorod, Kazan y San  Petersburgo. El parque de Moscú funcionará del 21 de junio al 15 de julio y el acceso al mismo será gratuito. En dicho parque, entrenadores profesionales y estrellas de fútbol impartirán clases magistrales, según indicó el representante del comité organizador.

El exterior de los almacenes GUM son un espacio adecuado. Cada invierno se abre allí una pista de patinaje y un pintoresco mercado navideño desde hace 12 años. Además, Kusnirovich tiene experiencia en organización y eventos deportivos: su Bosco di Cilliegi fue sponsor general de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2014 en Sochi y un proveedor de uniformes para los atletas olímpicos durante 15 años. También, en una decisión no exenta de polémica, sirvió los uniformes del equipo olímpico español durante los Juegos de Londres 2012.

El Mundial de Fútbol no tendrá un impacto significativo en la economía rusa

No demasiado impacto para la economía rusa
A pesar de las esperanzas del gobierno ruso de que los miles de millones de dólares gastados en la organización del Mundial den impulso a la economía local, el evento de fútbol tendrá un limitado impacto en la economía del país anfitrión, según expertos consultados, o la propia agencia Moodys. Desde que fue nombrada anfitriona del torneo en 2010, Rusia se fijó, como objetivo, mostrarse como una super-potencia global, y revitalizar sectores estancados de la economía con la afluencia de visitantes extranjeros y el dinero que éstos gasten. Pero cabe poner limitaciones a dichas aspiraciones dado que un evento de un mes poco puede hacer por la economía a corto plazo, aunque las mejoras relacionadas a la infraestructura y la inversión en el turismo podrían aumentar su potencial de crecimiento. Ojalá así sea.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies