EducaciónTheLux

¿Por qué se operan los famosos?

En los últimos días no se oye hablar de otra cosa que no sea Uma Thurman, protagonista del último estropicio estético conocido.

Patricia Peyró. 17/02/2015
El Síndrome de Dorian Grey ilustra la obsesión por el físico
Cada vez más celebrities pasan por el quirófano tratando de aferrarse a la juventud
Cada vez más celebrities pasan por el quirófano tratando de aferrarse a la juventud

En los últimos días no se oye hablar de otra cosa que no sea Uma Thurman, protagonista del último estropicio estético conocido.  Amén de su desgracia, se ha dicho también que, desde su infancia, ha padecido uno de los trastornos de la autopercepción que llevan a algunas personas a pasar por el quirófano, víctimas de un autoengaño obsesivo.

Hablamos de la dismorfofobia o del Trastorno dismórfico corporal, una afección reconocida dentro del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) para referirse a aquellas personas que distorsionan la imagen que tienen de sí mismas, focalizando toda su atención en algún aspecto en concreto de su cuerpo, el cual ven deforme, amorfo, o sencillamente inaceptable estéticamente.

Tal es el malestar que les produce la imagen que se configuran de sí mismas en relación a alguna parte de su cuerpo, que estas personas pierden seguridad en su apariencia y, por ende, pierden también la confianza en sí mismas, afectando negativamente a su ánimo, a su autoestima y a todas las esferas de su vida.

Casos como el de Michael Jackson reflejan el Síndrome de Dorian Grey
Casos como el de Michael Jackson reflejan el Síndrome de Dorian Gray

Asimismo emplean mucho tiempo tratando de disimular ese defecto, ya sea real o imaginario, buscando documentación sobre el tema o incluso comprobando si los demás también se dan cuenta de ese defecto. En ese sentido, tiene mucho en común con el Trastorno Obsesivo Compulsivo al describir actos mentales o conductas repetitivas relacionadas con los defectos físicos percibidos.

Origen de la enfermedad

  • Es de tipo “somatoforme” o psicológico, aunque no causa ninguna patología fisiológica real como consecuencia: su génesis está en los pensamientos irracionales.
  • La presión social hacia la belleza, fundamentalmente femenina, alimenta la existencia de la dismorfofobia y de todo tipo de trastornos alimentarios como la anorexia, la bulimia, la rumiacion y otros vinculados, como la vigorexia o la pica.
  • Suele gestarse en la adolescencia, cuando la persona es más vulnerable, especialmente si ha recibido algún tipo de burlas sobre su aspecto físico.
La cirugía estética facturó en España más de 300 millones de euros en el año 2013 a través de alrededor de 65.000 operaciones.
La cirugía estética facturó en España más de 300 millones de euros en el año 2013 a través de alrededor de 65.000 operaciones.

Síndrome de Dorian Gray y cirugía estética.
La relación entre ambas ha sido objeto de estudio al observarse una correlación positiva entre el malestar acerca del propio físico y el número de operaciones estéticas por las que pasan los que son adictos al quirófano. El conocido como Síndrome de Dorian Gray está inspirado en la novela de Óscar Wilde, ‘El retrato de Dorian Gray’ y conjuga la sintomatología de tres trastornos: la dismorfofobia, el narcisismo y la falta de madurez. Aunque no está reconocido en el DSM-V, sí se le reconoce en los círculos clínicos relacionados con la medicina estética y es tomado muy en serio por los psicólogos en la medida en que conducen a la depresión e incluso al suicicio.

El Síndrome de Dorian Grey ilustra la obsesión por el físico
El Síndrome de Dorian Gray ilustra la obsesión por el físico

España es uno de los grandes consumidores de cirugía estética. De acuerdo con el informe de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre) en su informe del año 2014, en España la operación más practicada es la de aumento de mamas, seguida de la liposucción. Adicción a la cirugía, a la medicina cosmética y a productos como puedan ser la viagra, el crecepelo o los antidepresivos están entre los síntomas de esta enfermedad, que parece cada vez más común entre las celebrities.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies