Cosmética

La última sensación en Nueva York

La cosa va de pelos y no de quitar, cortar o teñir, ¡la cosa va de poner!

Ana Iraizoz. 02/03/2015
pestanas1
La moda es añadir pelo a nuestras pestañas. Haz clic en la imagen para saber más

Tras el gran furor de pintarse las uñas en cualquiera de los “nails place” que invaden Nueva York,  algo que se ha transformado prácticamente en un deber semanal (hasta los hombres e incluso las niñas salen y entran de estos variopintos locales como algo rutinario en sus agendas), llega la moda de «la mirada diferente» y «potenciada».

Todo el mundo tiene los ojos – y el dinero- preparado para ver si las neoyorquinas se atreven con el siguiente ritual de belleza que está en plena expansión y volviendo locas a las mujeres. Es un tipo de negocio que lleva rondando más de quince años pero ahora es cuando están floreciendo a gran velocidad en cada esquina de Manhattan. La cosa va de pelos y no de quitar, cortar o teñir, ¡la cosa va de poner!

Las extensiones de pestañas son pelos individuales que se unen uno a uno a cada pestaña individual (natural) con un adhesivo especial. Se aplican a la propia pestaña y nunca están en contacto directo con la piel. Pueden ser de seda sintética, acrílica o incluso de pelo humano real. También varía la longitud, el grosor y la forma del rizo de la misma dependiendo tu forma del ojo. Todo ello lo podrás elegir y comentar con los técnicos expertos que te encuentras en estos salones especializados en la materia.

pestanas3
The Lashloft. Haz clic en la imagen para saber más

Así que sólo necesitas disponer de entre 60 a 90 min para relajarte en una estupenda camilla, según el sitio, almohada en los pies y  música relajante incluida, cerrar los ojos y salir con  tus eapectaculares pestañas perfectas para, por lo menos, dos semanas. Pasado ese tiempo podrás volver a reponer las que se hayan caído y así mantenerlas en perfecto estado. ¡Llevarás unas pestañas perfectas 24 horas al día 7 días a la semana! No necesitas pintarlas pero si quisieras, podrías hacerlo siempre y cuando la máscara no sea resistente al agua.

El Korean district en Manhattan es donde están los salones que llevan más tiempo y que tienen fama de hacerlo muy bien y a buen precio como Winklashes y en otros más nuevos y modernos como The Lashloft puedes disfrutar de estar en ‘lo más In’ de Nueva York y, por supuesto, pagar por ello.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies