Economía

La verdadera historia de las Gafas de Sol

Actrices, actores, presentadores... famosos que se esconden tras las gafas de sol... Luxottica.

Hay algo en llevar gafas de sol que es innato a estrellas de rock, actores, actrices e incluso «celebrities» como Anna Wintour o el kaiser Karl Lagerfeld. El «No sin mis gafas de sol» se ha convertido en un «must» para parecer famoso o al menos, para intentar serlo. Pero lo cierto es que el mito de llevar gafas de sol para «evitar que se mote la expresión y los sentimientos» nace del siglo XII cuando los jueces chinos necesitaban protegerse no sólo del sol, sino de su expresión facial cuando determinaban sentencia. Hay decenas de ilustraciones asiáticas con los jueces chinos portando las famosas lentes redondas con los cristales tintados – importadas de Europa, fundamentalmente por los británicos.

gafaschinas
Gafas antiguas chinas. FOTO: Martha Rubell Antiques & Vintage

Las gafas de sol – es decir con los cristales tintados casi siempre en verde o en azul- iniciaron su globalización desde China a Italia en el Siglo XV, para convertirse a partir del Siglo XIX en una defensa contra los rayos solares, pero no sólo, también para evitar que las personas supieran que tenías sífilis. Y es que la enfermedad, tan generalizada durante el siglo XIX y gran parte del siglo XX – hasta que en los años 20 se descubrió la penicilina-, hacía enrojecer los ojos, y con las gafas tintadas se disimulaba o al menos se intentaba.

Y durante el siglo XX las estrellas de Hollywood las utilizaron para evitar el sol californiano y para evitar que el magnesio de las primeras cámaras cinematográficas afectaran a su visión. Y así comenzó a extenderse la moda de las gafas de sol, primero para parecerse a las estrellas de Hollywood y luego para evitar que nuestros sentimientos se mostrasen abiertamente.

Anna Wintour o Kim Kardashian no suelen aparecer en público sin gafas de sol
Anna Wintour o Kim Kardashian no suelen aparecer en público sin gafas de sol

Sin embargo hay personajes que nunca aparecen sin gafas de sol – o raramente- como la citada Anna Wintour, quien incluso en los desfiles más oscuros aparece con oscurísimas gafas de sol o Kim Kardashian quien se pasea con gafas de sol – o sin ellas- pero que en esta ocasión llevaba en brazos a su sobrino Mason con unas Ray-Ban.

Las primeras gafas de sol de producción masiva fueron hechas por Sam Foster en 1929; las versiones polarizadas  fueron creadas por Edward H. Land, co-fundador de Polaroid, en 1936. Poco después llegaron las famosas gafas de aviador fabricadas por Ray-Ban que se convirtieron en un «must have» durante la década de los 40. La guerra Mundial y el hecho de que los aviadores estadounidenses las utilizaran como parte de su atuendo,  se interpretó entre la masa que te hacían más masculino y atractivo para las mujeres. Las gafas RayBan se siguen vendiendo hoy de forma masiva e incluso tienen versiones en firmas de lujo como Armani o Prada. ¿Quién no recuerda a Tom Cruise en Top Gun con aquellas maravillosas «Aviator»?

Tom Cruise con las 'Aviator' y Marilyn Monroe con un modelo
Tom Cruise con las ‘Aviator’ y Marilyn Monroe con un modelo ‘ojo de gato’

Durante la década de los años 50- 60 dos modelos rompieron el mercado: el primero fue el tipo ojo de gato Marilyn Monroe. Una gafa que después se ha reinventado en todo tipo de materiales: desde la pasta hasta las piedras preciosas. Jackie Kennedy, por su parte, lanzó al mercado de forma masiva las grandes gafas de sol de pasta, madera o incluso carey. No había mujer que se preciara que no luciera unas gafas de sol que le taparan media cara, redondas y en tonos oscuros.

gafasjackie
Jackie Kennedy popularizó las gafas grandes. En la fotografía lleva unas Chanel

Sea cual sea la gafa de sol elegida, lo cierto es que es uno de los complementos más habituales hoy en día tanto de mujeres como hombres – y niños-. Leí hace unos meses un informe de Halah Touryala que ponía de manifiesto cómo el 75% por ciento de las gafas que se venden en el mundo las fabrica, diseña y distribuye la misma compañía: Luxottica (de quien hemos hablado y mucho en The Luxonomist). En el año 2014 Luxottica fabricó 89 millones de gafas, un negocio valorado – según las últimas cifras que hay- en unos 100.000 millones de dólares y que para 2019 será de 130.000 millones de dólares.

Jessica Alba con su niña. Haz clic para comprar las gafas de niños
Jessica Alba con su niña. Haz clic para comprar las gafas de niños

La firma italiana Luxottica es la diseñadora de Prada, Tiffany & Co, Coach, Versace, Bulgari, Chanel, Dolce & Gabbana o Ray-Ban, y sus gafas las utilizan unos 500 millones de personas en todo el mundo. Su última aportación son las Ray-Ban para niños, que sólo se venden en lugares exclusivos y que son lo más para los pequeños de la casa. Por supuesto no hay hijo de celebrity que no luzca un par. De pasta negra, azul, bicolor y con los cristales oscuros o tintados de colores, este verano la multinacional italiana espera vender miles de gafas tanto en Asia como en Estados Unidos.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies