Tecnología

El nuevo capricho de Donald Trump

La venta de jets privados y la personalización de aviones de lujo sigue siendo un buen negocio.

The Luxonomist. 14/04/2015

Para aquellos a los que la Clase Business se les queda pequeña, aún hay una forma de viajar por el cielo con todo lujo de detalles. Estrellas del rock como Elvis Presley, llegó a tener dos jets privados con los que viajaba de costa a costa. Bautizado con el nombre de su hija, Lisa Marie, ya disponía en 1975 de un dormitorio, un bar bien surtido y aseos con accesorios de oro.

Empresas como Comlux Aviación se encargan en la actualidad de remodelar y acondicionar aviones para clientes muy exigentes. Como el príncipe de Arabia Saudita Al-Waleed bin Talal, uno de los hombre más ricos del mundo. Podría perfectamente poner en marcha una pequeña aerolínea, porque posee cuatro aviones de lujo, entre ellos la estrella de Airbus, el A380. Todos ellos acondicionados para no querer bajar del avión.

En su planta de Indianápolis, en Estados Unidos, Comlux recepciona los aviones de Boeing y Airbus y tras un minucioso proceso de diseño, proceden a instalar todos los espacios y accesorios seleccionados por el cliente. Según cuenta Scott Meyer, CEO de Comlux, «No podemos decirle que no a los compradores, pero realmente algunas cosas de las que piden son muy difíciles de instalar en un avión”.

Abundan las maderas exclusivas, las alfombras y moquetas más delicadas, las pieles mejor tratadas y los cromados de oro. Todo ello hecho a mano e instalado con el mejor de los esmeros. A Donald Trump por ejemplo, no le incomoda enseñar su avión. Todo un Boeing 757 repleto de detalles que le costó cien millones de dólares, de segunda mano, porque se lo compró al magnate de Microsoft, Paul Allen.

Comlux 2
Interior de avión diseñado por Comlux. Click para más información

Donald Trump no oculta que lo que más le gusta de su avión es «La comodidad, las dimensiones… y que es muy rápido». En su Boeing 757, Donald Trump tiene dos dormitorios completos, calefacción por suelo radiante y dos duchas. Todo un lujo para volar mejor que en Business; como un Rey.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies