Destinos

El camino más famoso de la Costa Brava

El 'Camí de Ronda' del Bajo Ampurdán acoge playas, acantilados y rincones de belleza excepcional.

César Justel. 29/04/2015
Amanecer en Platja d`Aro
Amanecer en Platja d`Aro
Amanecer en Platja d`Aro. Foto: César Justel.

La frase «Costa Brava», referida al paisaje costero de Gerona (España), se le ocurrió a un periodista en 1908 al contemplar los acantilados y el mar golpeando contra ellos. Esta costa (Alto y Bajo Ampurdán), siempre con paisaje espectacular, la recorre durante unos 200 kilómetros el llamado «Camí de Ronda», -desde Portbou hasta Blanes- atravesando 245 calas y playas, algunas de ellas nudistas. Sus antaño pequeños pueblos de pescadores se han convertido en los últimos años en ciudades turísticas y sus numerosos restos históricos, sobre todo griegos y romanos, hablan de que fue puerta de entrada a la península.

La mayor parte de la Costa Brava es virgen y sin edificaciones. El paisaje es muy parecido, pero en el Bajo Ampurdán hay playas más grandes y mejores. Es a mediados de los noventa, recién terminada la red de senderos del Bajo Ampurdán, cuando el senderismo se fue poniendo de moda y encontró en el «Camí de Ronda» recorridos espectaculares.

Cala de
Cala de Sa Conca. Foto: surcando.com. Haz clic para saber dónde alojarte

El Bajo Ampurdán va desde San Feliu de Guíxols hasta L`Estartit. Uno de los trozos de camino más bellos y el más señorial es el que une S`Agaro con Platja d`Aro. S´Agaro (a 2 kms de Sant Feliu), era un pequeño lugar con unos pocos habitantes que pastoreaban rebaños de ovejas a comienzos del siglo XX y actualmente es uno de los principales centros de turismo de la Costa Brava. El camino sale de la playa del Racó sobre acantilados donde anidan gaviotas y pequeñas calitas de piedras. Es todo este tramo una histórica y lujosa zona residencial diseñada entre los años 1959 y 1964 con una cuidada arquitectura que llega hasta la cala de Sa Conca (a 1,5 km), una de las playas más bellas de la Costa Brava, donde se rodaron películas como «Simbad y la Princesa», «Los Viajes de Gullliver» o «Mar Adentro». 

Aquí se encuentra el emblemático hostal La Gavina (inaugurado en 1932), el único Hotel Resort 5 Estrellas Gran Lujo en Cataluña, donde se han alojado personajes famosos: Sean Connery, John Wayne, Elizabeth Taylor, Orson Welles, Robert de Niro….). El camino sigue luego por la cala de erizos de S´Oricar bordeando la punta del Pinell y la punta Prima hasta Platja d`Aro.

Hosta
Hostal La Gavina. Foto: Hostal La Gavina. Haz clic para reservar

Después de la larguisima playa d`Aro el camino, siempre con vistas panorámicas, cruza tuneles, playitas y calas rodeadas de vegetación, hasta alcanzar punta de Escuit y sus escollos. Siguen las playas hasta la de Sant Jordi, al lado del islote del mismo nombre y luego las de Cap Roig y Torre Valentina en Sant Antoni de Calonge. Sant Antoni -una villa medieval- tiene poblado ibérico y uno de los dólmenes más importantes de Cataluña: el de Puigsesforques.

Viene ahora una de las calas con más encanto: La Fosca, con pequeñas casitas que servían para guardar las barcas y que ahora están habilitadas como viviendas. Después la enorme playa de Castell (más de 4 km), una de las pocas que tiene arena y la única que es virgen (está sin urbanizar). Y se llega a Palamós, el lugar más turístico del Bajo Ampurdán que destaca por el puerto pesquero con sus mariscos y la famosa gamba roja.

Jardín Botánic
Jardín Botánico de Cap Roig. Fotografía: puentes.ru. Haz clic para asistir a su festival

De la cala de Els Canyers sale el camino que lleva hasta cabo de Planes con varios miradores y calas a las que se accede por escaleras. En frente los islotes Formigues, escenario de importante batalla maritima allá por finales del siglo XIII. Más calas y rocas llenas de vegetación anuncian el Jardín Botánico de Cap Roig y después se llega a la turística Calella de Palafrugell (lugar de nacimiento de Josep Pla quien mejor describió la Costa Brava), que hace unos cinco años no llegaba a mil habitantes y que sigue conservando el encanto de un pueblo de pescadores.

No puede dejar de vistarse Pals (a siete kilómetros de la costa y de Palafrugell) con seguridad el más bello pueblo medieval de todo el Baix Ampurdán lleno de leyendas brujeriles. El último lugar es L`Estartit, cerca de las Islas Medas lugar muy conocido de buceo, con el macizo de Montgri que separa el Bajo del Alto Ampurdán.

Pescados de
Pescados y mariscos de Palamós. Haz clic para saber dónde comerlos en Palamós

La gastronomía de la costa del Bajo Ampurdán

  • El arroz  se cultivaba en Pals ya desde la Edad Media (se conserva un molino del XV) siendo el clima la causa de su calidad pues la maduración es más prolongada. Tiene fama su arroz a la cazuela.
  • La lonja de Palamós todas las tarde a la llegada de los barcos es un hervidero. Allí llegan los pescados azules de Sant Feliu de Guixol, las famosas gambas rojas de Palamós o las anchoas de L´Escala. El plato más emblemático de los pescadores es el suquets que se hacía en la misna barca elaborado con patatas tomate y ajo, y que ha pasado a la mesa de los mejores restaurantes.
Museo del Mar de Palamós. Foto: César Justel. Haz clic para comprar tu entrada
Museo del Mar de Palamós. Foto: César Justel. Haz clic para comprar tu entrada
  • Entre sus vinos -que tienen denominación de origen- hay que destacar la original bodega Brugaro -en la finca Bel-lloc- que es subterránea y está hecha con planchas de metal de barcos hundidos de Bangla Desh y que ha recibido premios por su arquitectura. Lo que carateriza a los vinos del Ampurdán es debido las viñas crecen al lado del mar.
  • El otro producto es el aceite, sobre todo es de L`Escala cuyos olivos fueron traídos por los griegos (que desembarcaron en Ampurias en el 580 aC).
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies