El Rincón de Carla

Como en casa pero lejos. HomeAway.

El Rincón de Carla se traslada a Córdoba para vivir la increíble sensación de estar pero no estar. Los Patios de la Judería me ofrecieron la sensación de comodidad, tranquilidad y relax.

Carla Royo-Villanova. 19/05/2015
Carla Royo-Villanova
Carla Royo-Villanova
Carla Royo-Villanova en Los Patios de la Judería, Córdoba

William Hazlit crítico literario inglés dijo aquello de: “Me gustaría pasar toda mi vida viajando, si alguien me prestara una segunda vida para pasarla en casa”. Efectivamente, sentirse como en casa fuera de casa es algo con lo que soñamos los que con frecuencia tenemos que viajar. El trabajo o el placer nos sacan de nuestra rutina, pero también de la comodidad del hogar. William Hazlit hubiera sido el cliente perfecto de Home Away.

Acabo de descubrir una nueva forma de viajar que sin duda ha cambiado el concepto de “como en casa en ningún lado” por este otro: “Como en casa, pero lejos».

Vista exterior, Los Patios de la Judería
Piscina, Los Patios de la Judería (Córdoba)

El Rincón de Carla de hoy se traslada a Córdoba para vivir la increíble sensación de estar pero no estar. Los Patios de la Judería abrieron sus puertas para ofrecerme durante dos días de trabajo y placer, siempre hay que intentar combinar, la sensación de comodidad, tranquilidad y relax que uno busca pero no encuentra cuando sale de su zona de confort. Identificamos el placer de viajar con ese punto de desequilibrio y aventura. Pero, ¿y si se pueden conseguir con cierto grado de placer y comodidad? El mero hecho de viajar, de conocer otros lugares, culturas, otra gastronomía u otras gentes no tiene porqué estar reñido con la sensación de bienestar. Descubrir, mientras de alguna manera te sientes como en casa.

Vuelvo impresionada de una ciudad que fue capital del mundo. La belleza de un bien merecido Patrimonio de la Humanidad. A ella volveremos en este rincón porque una de las ciudades más hermosas de Europa aquí debe tener un lugar con cariño especial. Pero la reflexión en el rincón de hoy será otra.

Los Patios de la Judería
Los Patios de la Judería

Cuando uno viaja,  el ¿dónde me alojaré? es algo que siempre nos preocupa. La ubicación, el precio o el espacio reducido de una habitación de hotel, ya no serán un problema. Una web pionera ha dado en el clavo para ofrecer casas, apartamentos y alojamientos aptos para todos los bolsillos pero en lugares idílicos y muy bien seleccionados. En Córdoba descubrí HomeAway y una de sus propuestas más interesantes de la capital Omeya. Los Patios de la Judería casi puerta con puerta de la Catedral.

Se trata de una vivienda del siglo XVII remodelada en amplios apartamentos, con típicos patios andaluces e incluso una pequeña pero deliciosa piscina para amortiguar el calor del mayo cordobés. Pasear durante horas por una ciudad que no tiene fin, fin de belleza, de sensaciones, de paladares, de colores. Volver agotado pero feliz y entrar con propia llave en un edifico del casco histórico como si de tu propia casa se tratara, no tiene precio.

Detalles del interior, Los Patios de la Judería (Córdoba)
Detalles del interior, Los Patios de la Judería (Córdoba)

Descansar al fin, acomodada en el sofá, leer y contestar los mensajes e emails, música de fondo, wifi, revistas, libros. Tan parecido a tu propia casa que estremece. Al viajar todo es extraño o diferente, tan sólo los propios recuerdos serán nuestros, pero una diferente forma de apreciar las cosas se ofrece en una nueva perspectiva. Al fin y al cabo viajar es estar dispuesto a descubrir destinos secretos. Viajar es dejarse llevar.

Yo me dejo llevar muy a menudo. Viajar para mí es la mejor forma de aprender. Si es trabajo lo transformo en placer, si es placer siempre hay lugar para el trabajo. Viajar es uno de los mayores placeres que conozco. Viajar ayuda a cambiar de aires, pero también de ideas. Ideas que se aclaran antes si reina la paz. ¡Y la paz es tan parecida a la comodidad! Viajar es aventura, emoción, aprendizaje pero también puede incluir comodidad.

Detalles del comedor, Los Patios de la Judería (Córdoba)
Detalles del comedor, Los Patios de la Judería (Córdoba)

En Los Patios de la Judería todo fue uno. Aventura de llegar a un lugar para mí desconocido. Emoción por descubrir Córdoba, uno de los cascos antiguos más grandes de Europa, sus patios en mayo, las iglesias fernandinas, su Basílica-Mezquita-Catedral. Ahí es nada. Aprendizaje permanente, conocer y saborear la grandiosidad de la historia de España. Comodidad al llegar a Los Patios de la Judería, quitarme los zapatos y sentirme como en casa.

Amo la gastronomía por entenderla  cuna de cultura, de ahí que en todos mis viajes la busque, la aprecie, la disfrute y la haga mía. Pero ¿cuántas veces he echado de menos en mis viajes el placer de poder ir a un mercado local, comprar los productos de temporada y cocinarlos a mi gusto? Punto importante pero no punto y aparte. HomeAway ofrece la posibilidad de disfrutar de un viaje con todo aquello que añoraste. Incluso los más “cocinitas” verán cumplidos sus sueños culinarios pudiendo en su propia cocina afrontar el reto de enfrentarte a los productos locales. De nuevo aventura, placer y emoción sin sacrificar comodidad. Si viajar es descubrir, yo descubrí HomeAway, como en casa pero lejos.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies