Belleza

¿Por qué no adelgazamos?

Con esta ola de calor, a más de uno le ha pillado el toro con la operación bikini, y no será por falta de ganas de adelgazar...

Patricia Peyró. 22/05/2015

Cada vez con más frecuencia se recurre a la toma de conciencia de los hábitos propios para poder corregir aquello que no nos conviene y debemos dejar: tabaco, alcohol, relaciones “tóxicas”…  Esta corriente llega también a las dietas de adelgazamiento con el conocido como “Mindless eating”.

Con esta ola de calor, a más de uno le ha pillado el toro con la operación bikini, y no será por falta de ganas de adelgazar. Según un estudio realizado el año pasado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad junto con XLS Medical, aunque el 76% de los casi 3.000 encuestados manifestaron no sentirse contentos con su peso y un deseo de adelgazar una media de 10 Kgs, lo cierto es que hasta el 81% de los españoles fracasa en el intento de adelgazar, abandonando la dieta a los pocos días. 

Las nuevas evidencias científicas van en la dirección de una obesidad generalizada en la población: la OMS alertaba hace unos días de una epidemia en Europa antes del año 2.030 y que afectará a todo el continente, en especial a Irlanda. Aunque en menor medida, también a España: En nuestro país se espera que el porcentaje de obesos suba del 19% al 36% en menos de 15 años. 

Adelgazar es posible siguiendo una dieta equilibrada
Adelgazar es posible siguiendo una dieta equilibrada

Todos estos datos preocupan a gran parte de la población a juzgar por las hordas de pacientes que acuden en esta época al endocrino o al nutricionista en busca de ayuda. ¿Estamos en un bucle de adelgazar y engordar?  ¿Por qué no adelgazamos? Parte del problema es cultural y viene de la búsqueda de resultados rápidos y sin esfuerzo.

En cuestión de pérdida de peso, un ejemplo claro encontramos en las dietas proteinadas como la Dunkan: se adelgaza rápidamente, pero el efecto rebote es “bestial”.  Y las consecuencias no se quedan ahí: Según observan en el Centro Médico de Adelgazamiento y Nutrición Medicadiet, las personas que acuden a su consulta tras haber realizado este tipo de dietas tienen un mayor índice de grasa corporal medio que el resto de los pacientes.

“Además se observa que pierden masa muscular”, según explica su director, Antonio Prieto. Medicadiet se encuentra vinculada a Método por Intercambios, una asociación que promulga una dieta mediterránea sana y en la que se compensa el aporte calórico con el ejercicio y se complementa con la atención psicológica profesional.

¿Cómo son los españoles que buscan adelgazar activamente? Según un estudio realizado por este mismo centro con una muestra de 900 pacientes, un 79% por ciento de éstos son mujeres, frente al 21% de hombres. El porcentaje de hombres que acuden al nutricionista desciende al 13% en pacientes menores de 24 años y alcanza un 30% en pacientes entre 35 y 44 años. En esta franja de 35 a 44 es cuando más hombres se preocupan por su salud y su estética.

La psicología de la comida. Uno de los métodos para perder peso de los que se oye hablar últimamente es el “Mindless eating”  Su artífice, Brian Wansink, director de un centro de investigación sobre la psicología de la alimentación (Food and Brand Lab de la Universidad de Cornell), se ha centrado en algunos aspectos diferentes a los habituales para generar patrones sanos de conducta en relación con la comida.

libro
Libro Mindless Eating y su autor, Brian Wansink (foto: Gilberto Today). Haz clic para comprar

Wansink habla de pequeños trucos psicológicos con los que se puede adelgazar, incluso sin hacer dieta, y que consisten en el control de los estímulos vinculados a la comida.  Este “psicólogo de la comida” nos invita a tomar conciencia de lo que comemos y, en concreto, nos insta a apercibirnos de “todo lo que comemos de más” sin apenas darnos cuenta.

Su libro Mindless Eating: Why We Eat More Than We Think relaciona hasta 5 tipos de “overeaters” (comedores de más) y da consejos para ahorrar calorías sin tener sensación de privación. Entre estos se encuentran trucos tan sencillos como usar un plato más pequeño para servir la comida, o hacer la compra sin hambre. Se trata, según él, de hacer las “food choices” correctas, que pasan por algunos cambios pequeños pero con grandes resultados que permiten ahorrar entre 300 y 400 calorías diarias sin apenas darnos cuenta.  ¡Habrá que probar!


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies