Fashion

¿Y si lleváramos la misma ropa al trabajo todos los días?

Matilda Kahl lo ha hecho durante tres años. Creó su uniforme personal para ahorrarse quebraderos de cabeza, inseguridades y mucho dinero.

Dori Toribio. 06/07/2015
Matilda Kahl añadió un lazo como detalle al cuello
Matilda Kahl con su uniforme de trabajo
Matilda Kahl con su uniforme de trabajo

La directora de arte de la agencia de publicidad neoyorquina Saatchi & Saatchi, Matilda Kahl, ha decidido hacerse la vida mucho más fácil. Hace tres años, se levantó una mañana de lunes con la confusión que embarga a muchas mujeres frente su armario antes de una reunión importante. Tiene libertad absoluta en su empresa para vestir como quiera. Pero aun así, las dudas siempre están ahí. “¿Es esto demasiado formal? ¿Demasiado corto?”, se preguntó Matilda ese día, mientras se probaba varias opciones.

Matilda Kahl optó por camisas básicas y pantalón o faldas negras
Matilda Kahl optó por camisas básicas y pantalón o faldas negras

Se arrepintió de lo escogido nada más salir de casa. Y cuando llegó al trabajo, tarde, se sintió más incómoda que nunca. Vio cómo sus compañeros, hombres, estaban tranquilamente en la sala de reuniones de bromas con el jefe. Se sintió insegura y frustrada. Además, llevaba el jersey al revés. “Sabía que mis compañeros son tomados en serio, no importa lo que lleven. Y dudé que ellos hubieran puesto tanto tiempo y esfuerzo en su look como yo había hecho aquella mañana”.

Matilda Kahl añadió un lazo como detalle al cuello
Matilda Kahl añadió un lazo como detalle al cuello

Matilda decidió que sería la última vez que se enfrentaría a esa sensación de pánico innecesario. “Cuestiones de género aparte, necesitaba encontrar una solución para simplificar el sufrimiento matutino”. Lo que hizo fue comprar 15 camisas de seda blanca y una decena de pantalones negros básicos. Como detalle personal, se ató un delicado lazo de cuero negro al cuello, en honor a los lazos que le ponía su madre cuando era pequeña. Para el frío, optó por un blazer negro. Y en verano, añadió unas cuantas faldas básicas del mismo color.

En su oficina celebran el día 'Viste como Matilda'
En su oficina celebran el día ‘Viste como Matilda’. Foto: Harpers Bazaar

Compró todo el mismo día. Cuando las camisas estuvieron algo desgastadas, las sustituyó por otra tanda de Zara, para las que negoció precio de grupo. Hoy, tres años después, lo considera una de las mejoras y más rentables inversiones de su vida. Así lo contó en una carta escrita a la revista Harpers Bazaar, que rápidamente ardió en internet. El debate se despertó en todo el mundo. Y en su oficina se celebra cada 23 de abril, el Día Viste Como Matilda.

En su tiempo libre escoge libremente su vestuario
En su tiempo libre escoge libremente su vestuario

Claro que los inicios no fueron tan fáciles. Llevar uniforme al trabajo no es nada original, reconoce la directora de arte. Los hombres lo hacen habitualmente, con sus trajes. Pero para las mujeres es algo más complejo. Al principio, la decisión de Matilda despertó algunos recelos en la oficina. No entendían qué estaba pasando. Incluso le llegaron a preguntar si estaba en alguna secta. Dos años después, el medio digital Mashable publicó un afamado artículo titulado “Por qué los hombres de éxito llevan lo mismo todos los días”. Nadie volvió a preguntarle jamás. Se dio cuenta entonces de la presión a la que están sometidas las mujeres para estar impecables a diario. Y se quitó un gran peso de los hombros al dejar caer esas expectativas. Al menos entre semana.

Matilda en su tiempo libre
Matilda en su tiempo libre

El fin de semana desata su creatividad y dedica el tiempo que le apetece a escoger looks. Pero eso lo hace en su tiempo libre. Por gusto. Para ir a trabajar, ha simplificado su imagen al máximo, para ser juzgada sólo por su capacidad y efectividad. “Esta sencilla elección de llevar un uniforme profesional me ha ahorrado muchas horas de “¿qué me voy a poner hoy?” Y esas blusas blancas y pantalones negros le recuerdan cada día que “tiene el control” de su vida laboral. “Hoy no sólo me siento genial con lo que llevo puesto, sino que ya no pienso en lo que llevo puesto”. (Fotografías de Matilda: Instagram @lilltrill)

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies