El Rincón de Carla

Palacio de Luces. Entre hórreos, acantilados y mar

Cariño, carácter, cortesía, calma y cocina. Así puede resumirse el Palacio de Luces en Lastres.

Carla Royo-Villanova. 11/08/2015

Asturias no es mi patria pero sí es querida. Querida y muy querida. Mis escapadas, profesionales y personales, suelen ser a Gijón, Oviedo y Luanco. Y de todas ellas guardo recuerdos, amigos del alma y preciosas fotografías que forman parte importante de mi colección particular. Pero este año, en mi vocación vacacional quise conocer Llastres, uno de los pueblos marineros más bellos de España y no en vano Premio Príncipe de Asturias al Pueblo Ejemplar. Al planear un viaje con entusiasmo y corazón, el lugar donde alojarse es fundamental. Destino Llastres, y un alojamiento con luz, El Palacio de Luces.

El espacio está perfectamente integrado en la naturaleza y el entorno
El espacio está perfectamente integrado en la naturaleza y el entorno

Así que hoy el Rincón de Carla comienza también con Ces. Con cinco “Ces”. Cariño, carácter, cortesía, calma y cocina. Así puede resumirse el Palacio de Luces. Podríamos añadir alguna C más, a parte del lugar que Carla ha descubierto y al que piensa volver. C de corazón, de calidez, de calidad.

A dos kilómetros de Llastres, este palacete del siglo XVI y rehabilitado con elegancia y discreción, es el lugar idóneo para escapar, pero sobre todo para dejar escapar la imaginación. Una gran elección por parte de Relais & Chateau, siempre selectivos y exigentes, supieron ver en el Palacio de Luces un lugar único, genuino, con identidad propia y en un enclave difícil de superar. Picos de Europa al sur, mar Cantábrico al norte y ambos a tiro de retina. Relax y Palacio, o lo que es lo mismo, Relais & Chateau. Palacio de Luces.

Piscina cubierta
Piscina cubierta

Lo primero que me impresionó gratamente al llegar es la perfecta integración de la ampliación del palacete para convertirlo en hotel. Enormes cristaleras permiten disfrutar de un paisaje colosal, de los jardines comunes y de la naturaleza asturiana, la mejor de las decoraciones. Habitaciones con vistas, amplias zonas ajardinadas y, para los más pequeños, un mini golf que me hizo volver a la infancia y reír mi torpeza junto a mi hijo. La piscina cubierta reclama mención a parte, premio de arquitectura, su parte superior ondulada se refleja en el agua emulando el oleaje del mar. Disponible durante todo el año y también rodeada de cristaleras con salida directa al jardín, tiene saunas, gimnasio y salas de masaje con un amplio menú de tratamientos relajantes.

Gastronomía y confort en El Palacio de Luces
Gastronomía y confort en El Palacio de Luces

La c de cocina, de calidad, de gran chef. C de Canellada, Ignacio García Canellada, discípulo de Fernando Martín (Trascorrales) primera estrella michelín de Asturias y Premio Nacional de Gastronomía. Ignacio Canellada  hace de su pasión la pasión de los demás. Asturias en sus menús con productos de la tierra y del mar. Asturias tan salvaje como exquisita, emplatada con delicadeza para sorprender y no olvidar. El Balcón del Sueve como testigo de tradición y savoir faire. Impresionantes vistas a la Sierra del Sueve, cuna de asturcones, coronada por el pico más alto de Europa junto al mar, El Picu Pienzu. El Balcón del Sueve, uno de los platos fuertes del Palacio de Luces, es contra toda expectativa un restaurante asequible, donde la calidad y la cuidada elaboración, no están reñidas con el precio. La primera noche nos decidimos por unas verdinas con centolla, chipirones de potera recién pescados y pulpo rustido. La segunda noche nos atrevimos con el excelente menú degustación (60 €), diez platos diez. Ce de Caprichosa y culinaria experiencia que no deja indiferente a los amantes de la buena mesa.

Lujo en los detalles y la gastronomía
Lujo en los detalles y la gastronomía

El gastrobar, con sofisticadas  tapas y raciones también bajo la batuta de Ignacio García Canellada, permite disfrutar a cualquier hora y en cualquier lugar del palacio de una variada selección de productos asturianos.

Las Ces de Cortesía, calidez y cariño van avaladas por el servicio, buena disposición y sonrisa permanente de  todo el personal, desde el propietario, equipo de dirección, hasta la recepción y camareros con mención especial al jefe de sala, Lorenzo, quien amenizaba nuestras cenas y desayunos con historias locales y detalles gastronómicos. Hospitalidad también debería empezar por C. Gracias José Carlos, Loli, Lorenzo, Lázaro… Han sido unos días de descanso perfectos como punto final a un año de trabajo siempre intenso y siempre divertido. Una acumulación de Ces que hizo de la despedida un momento de promesas que serán cumplidas y que se resumen en una palabra: Volver.

Carla con el personal de El Palacio de Luces
Carla con el equipo de dirección de El Palacio de Luces

Volver porque si bien disfruté de Llastres, mucho me quedó por ver. La ría de Villaviciosa y la playa surfera de Rodiles, o la hermosa Griega. El prerrománico de Valdedios y su cisterciense monasterio. Descender por el Sella, montar a caballo o desembarcar en Tazones al más puro estilo Carlos V. Los más pequeños disfrutaran en el MUJA, Museo del Jurásico, con réplicas al aire libre de dinosaurios feroces y otros más cariñosos.

Rincones de Llastres
Rincones de Llastres

Volver a bajar y subir de nuevo por Llastres, la marinera, cuyo puerto, alma, corazón y vida es pura esencia en la historia del mar cantábrico. Unión vecinal ejemplo para todos en su bien merecido premio Príncipe de Asturias, Llastres, de empinadas callejuelas, pasajes escondidos, interminables escaleras y balcón natural al mar, cuenta además con 9 palacios blasonados, grandes casonas, capillas ocultas e iglesias que hacen de esta villa marinera uno de los conjuntos históricos más bellos de España.

*Más fotografías en www.viajaconnosotras.wordpress.com. *Fotografías del post: Carla Royo-Villanova.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies