El Rincón de Carla

El Titanic antes del Titanic

El 4 de agosto de 1906 "El Sirius" naufragaba frente a las costas del Cabo de Palos con más de 1.300 personas a bordo. Se puso en marcha entonces la mayor operación civil de salvamento marino.

Carla Royo-Villanova. 01/09/2015
Cabo de Palos 1
Faro de Cabo de Palos, Murcia.

Las costas de Cabo de Palos han sido elegidas recientemente como el mejor lugar de Europa para practicar el buceo. Sus fondos marinos esconden un hábitat protegido, posidonia, jardines de gorgonias, campos de corales, un hábitat de gran interés ecológico e incluso cráteres que pudieron tener actividad volcánica. Pero es también uno de los mayores cementerios de barcos del mundo.

Cabo de Palos 3
Carla en el Faro junto a la placa en recuerdo de Vicente Buiges, las víctimas del Sirio y los pescadores de Cabo de Palos. Al fondo las islas Hormigas lugar donde se hundió el barco. / Carla en el Puerto de Cabo de Palos.

Su espectacular diversidad biológica hizo que en 1995 fuera protegido como Reserva Marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas. Recuerdo siendo niña como el baño en las Islas Hormigas era el más espectacular de todos. Buceábamos entre miles de peces de colores, jardines de algas, cuevas y en un marco de agua limpia y transparente. Para nosotros era lo normal en cualquiera de los días en que la mar nos permitía sin dificultad llegar hasta el pequeño archipiélago con nombre de formícido. Creada la reserva, aquel baño se terminó para siempre, la normalidad pasó a ser la añoranza y comenzó a formar parte de los recuerdos y leyendas que ahora contamos a nuestros hijos.

Cabo de Palos 2
El imponente Faro desde Tierra / Subiendo al faro. 269 escalones hasta llegar a 81 metros por encima del nivel del mar.

Vigilante de estas hermosas costas y fondos marinos está siempre el faro, el Faro de Cabo de Palos. Su promontorio rocoso fue lugar de culto a Saturno en la época de Cartagonova. El peñón estratégico fue también elegido por el Rey Carlos I para construir sobre él una torre vigía y avistar piratas otomanos. Felipe II construyó después una torre renacentista. En 1862 aquella torre hexagonal fue demolida y su base sirvió para edificar sobre ella el actual faro. 51 metros de altura consiguen que el resplandor del esbelto centinela alcance hasta 23 millas náuticas.

Fue desde este faro cuando las leyendas del mar cobraron vida para hacer la realidad más dura y superando la ficción. Era el 4 de agosto de 1906. El farero de Cabo de Palos estaba acostumbrado a ver navegar frente a su faro los más grandes barcos de Europa que surcaban los mares para llevar pasajeros y mercancías hacia las Américas. El Sirius apareció majestuoso aquella tarde. Su perfil de 129 metros de eslora se apreciaba más cercano de la cuenta pero las condiciones meteorológicas y el mar eran buenas.

Carla Faro de Palos 3
«El Sirius » antes de su hundimiento.

La tarde transcurría monótona y aquel barco le distraía. Más de 1300 personas habían salido dos días antes desde Génova con destino Buenos Aires. La leyenda dice que también llevaba cientos de inmigrantes ilegales. Pero la abrupta y caprichosa costa de Cabo de Palos estaba esperando para cambiar el rumbo del Sirius. La proa se sentó de lleno en el Seco de Fuera, la roca del Vapor, la tumba secreta. Un gran saliente oculto apenas a 4 metros de la línea de flotación y  muy próximo a las Islas Hormigas. La popa parecía hundirse en minutos que se hacían eternos.

El farero recibió el “mayday”  y todo el pueblo de Cabo de Palos se puso manos a la obra. Pesqueros, barcos de vela latina, laúdes, y hasta las más pequeñas embarcaciones de remos acudieron al rescate de aquellos náufragos que apenas sabían nadar y gritaban sumidos en el pánico y el desconcierto 2 millas más allá; mientras el capitán Piconni abandonaba nave y pasajeros salvando su vida en uno de los pocos botes salvavidas que el Sirio llevaba a bordo.

Carla Faro de Palos 2
Naufragio de «El Sirius «

La mayor operación civil de salvamento marino estaba en marcha. Vicente Buiges patrón de una pequeña goleta que minutos antes presagiaba la colisión y sin pensar que la historia le haría héroe comandó el rescate. Poniendo en riesgo su vida y la de su tripulación, se aferró al lateral del trasatlántico italiano y sacó del caos a más de 150 personas. Los fareros de las Islas Hormigas también participaron en el caótico rescate, entre tiroteos para conseguir salvavidas y gritos desesperados en un sálvese quien pueda.

Cabo de Palos 4
Cabo de Palos desde el último piso del Faro, a 81 metros del nivel del mar.

Todo un pueblo se volcó después en los supervivientes ofreciendo sus casas, comida, ropa y todo lo que aquellos náufragos, abandonados a su suerte por un cobarde capitán, necesitaron. Es sabido en el pueblo que entre aquellos cabopaleros se encontraba mi bisabuelo Joaquín Payá quien también puso a disposición dinero, ropa, comida y mantas para ayudar a los supervivientes que poco a poco iban llegando.

Carla Faro de Palos 6
Composición de la época sobre el naufragio de «El Sirius » y el heroico rescate de los pescadores de Cabo de Palos.

Los niños recorrían la Playa de Levante indicando con cañas y un pañuelo blanco el lugar donde las mareas iban depositando cientos de cadáveres. Hoy una placa en el faro recuerda a estos héroes del mar y la tragedia que todos vivieron. Un Titanic antes del Titanic, dicen en Cabo de Palos. Nombres, historias, leyendas que forman parte de mi vida y que hoy comparto en el Rincón de Carla como pequeño homenaje a los héroes anónimos que arriesgan sus vidas por salvar la humanidad.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies