Destinos

Viajes perrunos. De Phoenix a San Francisco (I)

Nuestra querida Canela va a seguir unos días desconectada del oropel y el lujo de esta casa, hasta que se le pase el enfado por nuestro último periplo veraniego.

Sebastián Puig Soler. 16/09/2015

Nuestra querida Canela va a seguir unos días desconectada del oropel y el lujo de esta casa, hasta que se le pase el enfado por nuestro último periplo veraniego, en el que no pudo acompañarnos por motivos logísticos. Cuando, ya de regreso a North Bethesda, le recordé la obligación de retomar su columna habitual, que tantas satisfacciones nos ha dado, empezó una huelga de patas caídas de la que todavía no ha cejado.

Y el caso es que no puedo enfadarme con ella: se queda mirándome con esos ojazos de bandida pimienta y esas inconfundibles orejuelas de terciopelo y me rinde en microsegundos. Además, tiene razón: no tenemos perdón canino por no haberla hecho partícipe de nuestras correrías estadounidenses. Así que, como castigo, me toca pensar y escribir por mí mismo. “A ver cómo te las apañas, salao”, parece decirme mientras se da la vuelta con chulería y se dirige a vaguear en su sofá.

Canela
Canela en huelga de patas caídas

Ya que el viaje de marras fue el detonante de esta situación, se lo iré contando durante las próximas semanas, por si alguna vez se animan a seguir una ruta parecida. El recorrido que planificamos para este pasado agosto nos supuso 10 días de viaje y 1.500 millas de carretera recorridas (más de 2.400 kilómetros), sin contar los viajes de avión: de Phoenix (Arizona) a San Francisco (California), pasando por el Cañón del Colorado, Las Vegas y Los Ángeles.

Un maravilloso roadshow por las interminables carreteras del Oeste, Ruta 66 incluida, lleno de contrastes y oportunidades para la reflexión. Sólo quemando asfalto uno puede adquirir conciencia de la dimensión colosal de este país, de la cantidad de paisajes, climas, microclimas. Aquí, las distancias se expanden y el tiempo se solidifica con el espacio. Uno también comprende el poso individualista y pionero que muchos norteamericanos todavía conservan, y que ejercen habitando en parajes inhóspitos. Lugares que escapan a la comprensión de un europeo acomodado, que suele ubicar este país en la cumbre de la sofisticación tecnológica.

ARizona
Chloride, Arizona. En medio de ninguna parte.

Hoy en día cada vez es más sencillo planificar por nosotros mismos un viaje de estas características. Elementos fundamentales para hacerlo son:

  • Tiempo
  • Paciencia
  • Un presupuesto estimado
  • Disciplina
Sugerencias de hoteles en Washington. Haz clic para reservar
Sugerencias de hoteles en Washington. Haz clic para reservar

Aquí en Estados Unidos, para la reserva de vuelos siempre empiezo con Expedia, un potente portal que también ofrece hoteles, coches de alquiler y combinaciones de unos y otros, con un servicio al cliente muy aceptable, información transparente y sin sorpresas económicas desagradables. Expedia, que empezó en España comercializando reservas de hotel, ha ido ampliando su catálogo en nuestro país y tiene ofertas exclusivas con precios ajustados a todos los bolsillos. De todos modos, siempre es aconsejable comprobar la oferta seleccionada en la página de la propia compañía aérea, por si hubiera novedades de última hora. En cuanto a elegir hotel, no lo duden, Trivago es el mejor comparador con diferencia. Nunca defrauda. ¿Quieren conocer a Canela y pasar este próximo fin de semana en alguno de los establecimiento más exclusivos de Washington DC? En la foto superior tienen varias propuestas.

V
Asesores Virtuoso. ¿Adónde quieres viajar? Hacer clic para empezar

En cualquier caso, si lo suyo es la selecta comodidad, ¿por qué no contratar un asesor personal de viajes? Esto es precisamente lo que ofrece Virtuoso, una de las comunidades líderes en viajes de lujo, formada por expertos asesores y una amplia red de empresas asociadas (hoteles, líneas de crucero, tour operadores, etc.), que aconsejan y diseñan paso a paso con el cliente sus vacaciones soñadas, partiendo desde cero. Con destinos para viajar en todo el mundo (espacio exterior incluido), utilizar un servicio integral como el que Virtuoso ofrece puede ahorrarnos tiempo, decepciones y también mucho dinero.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies