Economía

Las ediciones limitadas más exclusivas de Hermès

Gracias a su prestigio y al amplio dominio del trabajo artesanal, todo lo que toca la marca se convierte en oro.

A lo largo de la historia se han sucedido diferentes episodios de amor furtivo entre grandes marcas, para fomentar el deseo de sus incondicionales más acaudalados y desarrollar productos únicos con los que revalorizar sus marcas de forma conjunta y, de paso, hacer más caja. A esto se le llama co-branding.

Lolita Lempicka junto con Kenzo dieron, en su momento, un toque personal al Nissan Micra y al Renault Twingo respectivamente. Armani se encargó del interior del Mercedes CLK; Dunhill del Aston Martin DB 7 y Cartier le dio su toque al famoso Lincoln. Incluso los míticos Bentley acudieron a la firma relojera Breitling para que ésta personalizara su interior. Sin embargo, quien mejor ha sabido sacar partido de estos momentos de creatividad conjunta desbordada ha sido Hermès, quien desde el 2008 parece haberle cogido el gusto a los maridajes de una noche.

hermes2cv
Citroën 2CV by Hermès

En 1837, Thierry Hermès, guarnicionero, se instaló en París y desde entonces la casa no ha dejado de crecer y desarrollarse. En la actualidad engloba catorce oficios: marroquinería y guarnicionería; seda masculina y femenina; moda hombre y mujer; perfumería; papelería; sombrerería; calzado; guantería; esmalte; hogar; mesa; joyería y relojería. No es de extrañar que esa pasión por la artesanía y por demostrar su dominio en estos oficios, requiera expandir sus miras a otros sectores en los que pueda aportar valor añadido, tanto por el prestigio de su marca como por la excelencia de sus aportaciones a dichas creaciones.

hermescoches
Arriba: «Fortwo Édition Toile H” Smart Car. Abajo: Bugatti Veyron Fbg par Hermès

En 2008 la mítica marca francesa desarrolló dos acciones de co-branding en el sector de los automóviles. La primera ocasión fue para celebrar el 60 aniversario del 2CV de Citroën, para el cual redecoraron su interior y al exterior le dieron el color marrón característico de la marca de bolsos. Al tener un carácter conmemorativo, del 2CV sólo se fabricó un concept-car para el Salón de París del mismo año donde fue presentado.

Sin embargo, en la segunda ocasión lo hizo para el Bugatti Veyron cuya edición estándar por entonces salía en torno a los 1,5 millones de euros y la edición especial Bugatti Veyron Fbg par Hermès llegó a elevarse hasta los 2,4 millones de euros, un 60% adicional. Para celebrar el 10º aniversario del modelo ForTwo, Smart encargó en 2012 a Hermès el diseño del interior de 10 modelos en 10 colores diferentes del que sería llamado Hermès “Fortwo Édition Toile H” Smart Car y cuyo precio se marcó en 38.000 euros para la versión coupé y 39.500 euros para la versión cabrio, frente a los aproximadamente 15.000 euros de un Smart ForTwo estándar.

hermeskit
Leica M9-P Èdition Hermès – Série Limitée Jean-Louis Dumas

2013 fue un año intenso para Hermès en cuanto a proyectos de co-branding. Hermès volvía a aparecer ante los medios con una nueva colaboración, esta vez de la mano de la marca alemana de cámaras, Leica. En esta ocasión las marcas rindieron homenaje a la cámara que más contribuyó a la fama de la marca alemana, el modelo M9-P. De este modelo desarrollaron dos ediciones especiales: 300 unidades del Leica M9-P Èdition Hermès con un precio de venta de $ 25.000 y 100 unidades del Leica M9-P Èdition Hermès – Série Limitée Jean-Louis Dumas con un precio de venta de $ 50.000. El modelo estándar ronda entre los $ 5.000 y los $ 6.000.

El mismo año 2013, Hermès cambiaba el tercio y volvía a aparecer en escena en una maravillosa colaboración con la prestigiosa marca de relojes Jaeger LeCoultre y la cristalería Saint-Louis para desarrollar el reloj de sobremesa Atmos, que diseñó Hermès en 1928, hace 85 años.

hermeslamparas
Hermès Atmos con Jaeger LeCoultre y Sant Louis

El mecanismo del reloj de sobremesa Atmos llama la atención desde 1928 por su forma de funcionamiento, que se sale de lo corriente por no necesitar pila, electricidad, ni cuerda. Es un reloj que, mediante un asombroso sistema, vive del aire del tiempo. Una mezcla gaseosa, aprisionada en una cápsula herméticamente cerrada, se dilata cuando la temperatura sube y se contrae cuando baja. Se fabricaron exclusivamente 176 unidades de esta edición especial del Atmos de sobremesa al precio de 30.000 €, cuando el precio de sus relojes abarca desde los 5.000 € hasta los 20.000 €.

Para cerrar el año, Hermès planteó la colaboración con la marca sur-coreana de coches Hyundai para la fabricación de lo que hasta ahora es un concept-car que llegó a presentarse en el Seoul Auto Show: el Hyundai Equus by Hermès. Una berlina para la que la marca francesa contribuiría con más de 20 componentes de cuero y piel de cocodrilo del diseño interior y cuyo precio de venta se estimó que llegaría a superar los 100.000 €. Todavía no se tienen noticias de su fabricación.

hermesequus
Hyundai Equus by Hermès

Era el segundo intento de Hyundai con una prestigiosa marca de lujo, pues en 2008 lo intentó con Prada para su modelo Genesis, pero de la que su precio rondaba los $ 78.000 ($ 8.000 más que la versión V8 estándar) y cuyas ventas de 400 unidades no llegaron a cubrir las 1.200 que se fabricaron.

Finalmente, Hermès aparece en 2015 (poco después de su escándalo mundial por el bolso Birkin que finalmente resolvió amigablemente hace poco como si no hubiera pasado nada y con su imagen reforzada de empresa comprometida con los animales) de la mano de la todopoderosa Apple para sacar conjuntamente una edición especial del afamado Apple Watch en el que contribuye con la fabricación de dos modelos de correa de cuero elaborada artesanalmente y con el color marrón característico de la marca francesa.

AppleWatch Hermès edition
AppleWatch Hermès edition

Desde el precio base de un Apple Watch de $ 500 nos vamos hasta los $ 1.500 de la Hermès Edition. Un 200% de incremento del valor al reloj para el que no aporta más tecnología, sino que su aportación a un producto que está invadiendo todos los mercados internacionales es una sencilla correa, cuyo coste no vamos a entrar a evaluar, y el prestigio de la marca. Definitivamente, creo que Hermès sabe hacerlo muy bien y los amores furtivos cada vez le sientan mejor, para su prestigio, y para su bolsillo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies