Edificios Singulares

El Mejor Proyecto del Año es de Calatrava

Una de las últimas creaciones del arquitecto es la Facultad de Innovación, Ciencia y Tecnología de la Universidad Politécnica de Florida.

Hola, soy Rodolfo, de nuevo, y os tengo que advertir que el escenario en el que se mueve la arquitectura está creciendo exponencialmente, así como las manifestaciones que emanan de ella. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y proliferan también los falsos “profetas”, que diseñan sin ganas (lo que se llama apatía arquitectónica) convirtiéndose en malas copias, ya lo decía Cristóbal Colón: “Encuentra la felicidad en tu trabajo o nunca serás feliz”. No sé si esto lo dijo antes o después de descubrir las Islas Bahamas, un lugar espectacular donde muy bien podría construir mi futura edificación… con mi experta opinión y el permiso de las autoridades locales, claro.

Como iba diciendo, con el devenir del tiempo los diseños arquitectónicos han ido confluyendo y mezclándose, metamorfoseándose (por así decirlo) de forma que actualmente es muy difícil diferenciar estilos y directrices. Nacen de este maremágnum las expresiones personalísimas y se convierte en tendencia la firma de autor, en otras palabras, el estilo propio con el que el diseñador imprima su obra. Para saber que un edificio es de Frank Gehry, Zaha Hadid o Norman Forster, casi siempre sólo hay que mirarlo. Pero de todas estas manifestaciones existe una que brilla con luz propia y que firma con el nombre de Santiago Calatrava.

calatrava1

Una de sus últimas creaciones, el IST (Facultad de Innovación, Ciencia y Tecnología de la Universidad Politécnica de Florida) ha recibido recientemente otro galardón que lucir con orgullo: el de Mejor Proyecto del Año, otorgado por la prestigiosa revista estadounidense Engineering News Record (ENR). Para obtenerlo se enfrentó a más de cien competidores y tuvo que ganarles en cinco puntos: Superación Mundial e Internacional, seguridad, innovación y contribución a la industria y a la comunidad, calidad y artesanía de la construcción (me encanta este punto) y, por supuesto, función y estética del diseño.

En el año 2009 encargaron al señor Calatrava el Master Plan (o plan maestro) de la Universidad Politécnica de Florida en Lakeland. El proyectista diseñó entonces todo el entramado alrededor del cual se iban a establecer cinco edificios: la facultad de innovación, ciencia y tecnología, el centro de admisiones, el centro de control del campus, la residencia y el centro de bienestar. En total, 170,54 acres disponibles (unos 687.970,60 metros cuadrados) pudiendo llegar a 530,87 acres (más de dos kilómetros cuadrados de superficie), no se quejarán de falta de terreno.

calatrava3

El IST abarca 15.000 metros cuadrados (unos 162.000 pies cuadrados), costó unos 60 millones de dólares (53,60 millones de euros) y están muy orgullosos de haber conseguido realizar la obra dentro de los plazos y con el presupuesto establecido, esto, tratándose de una obra de este tipo, es muy difícil de conseguir. Como no soy presumido, no os voy a contar lo que aconteció un día ya lejano en una reunión de amigos en Francia (¡Vive La France!)… Bueno, ya que insistís… Resulta que estaba yo acalorado y le espeté, a un ilustre político de Orlando, que su ciudad y Tampa merecían darse la oportunidad de tener un centro de enseñanza capaz de cubrir los desafíos en innovación y tecnología… ¿Casualidad que hayan abierto éste unos años más tarde? Ahí lo dejo.

calatrava5

El edificio de forma ovalada y de tan solo dos plantas de altura, se ubica al borde de la Interestatal 4, rodeado de un lago que sirve de almacén de las aguas procedentes de las lluvias y que se cruza por varias pasarelas. En la distancia, el marcado carácter esquelético te da una pista de quién es el arquitecto y cuando te acercas no te queda duda al distinguir los metales con los que se realizan la construcción. Sí, sabemos que Calatrava es propenso a mezclar y definir zonas simétricas con metales (acero y aluminio en este caso) dándole aspecto y volumen.

calatrava2

En el interior se distribuyen las oficinas de la facultad y del presidente de la universidad, aulas y una biblioteca muy particular, dado que no posee ni un solo libro, encontrándose en ella más de 130.000 e-books (o libros digitales) a disposición de sus alumnos. Esta biblioteca está en la cima del edificio, un maravilloso rincón para los estudiantes que posee un sistema Brise-soleil móvil formado por 94 rejillas de aluminio que se movilizan para impedir la entrada directa del sol (se agradece mucho en Florida). Este sistema también permite programarlo para que se reoriente según transcurra el día, definitivamente quiero uno así en mi edificio. En el futuro, se instalarán placas solares para generar la potencia de movimiento necesaria. Hardesty y Hanover fueron los encargados de diseñar el sistema de mecanización del Brise-soleil.

calatrava7

Como es de esperar en este tipo de edificaciones, otro estudio de arquitectura acompañó al de Santiago Calatrava en este atractivo proyecto: el de Alonso Architects, un estudio local con varios premios en su haber. Dos escaleras de dudosa estética conducen a la planta superior en los extremos del complejo, a ellas se llega también desde el interior mediante dos pasillos con pavimento de hormigón pulido, cuya estética es, también, cuestionable (todo hay que decirlo). Las aulas y oficinas se sitúan en el exterior de los pasillos, para aprovechar la luminosidad del día y disfrutar de las vistas en la noche. En el interior se sitúan las aulas de estudio, los laboratorios y un auditorio. En la planta alta se ubican las oficinas al exterior y, siguiendo la misma pauta que la planta baja, una sala de conferencias y salas de estudio al interior, a parte, claro, de la biblioteca sin libros (no me cansaré nunca de decirlo).

calatrava4

La compañía TLC Engineering for Architecture, ha sido la encargada del diseño de la instalación eléctrica, mecánica y sanitaria, no hace falta decir que en una facultad de innovación, ciencia y tecnología, estos elementos son vitales, y su organización y funcionalidad deben estar a prueba de alumnos. Para el diseño y cálculo estructural llamaron a una empresa de la que hemos visto algún trabajo, Thornton Tomasetti, ya sabéis, el de las Torres Federación de Moscú. Allí nos hablaron de la pérgola continua de 84 hojas de aluminio arqueado que da sombra a las terrazas de nivel superior y salas de juego a nivel del suelo en todo el perímetro del edificio y que logran reducir en un 30% la incidencia solar en la construcción.

Las empresas constructoras fueron Nujak Development y Skanska USA, que también serán las responsables del resto de edificios proyectados. Anderson Lane Inc ayudó en la planificación del Master Plan y del resto de edificaciones en lo que a ingeniería civil corresponde, incluyendo estudios económicos, las infraestructuras pluviales y la coordinación de los proyectos mecánicos, eléctricos y de plomería. Hay que destacar que al ser el primer edificio del campus, debía funcionar como elemento de transición hasta que el resto estuviera terminado y en funcionamiento. En este sentido se incluyeron un mayor número de aulas, oficinas y laboratorios de los que realmente se prevén que se utilicen, muy listos.

calatrava8

Estoy esperando a que crezcan mis sobrinos para enviar (por lo menos) a uno de ellos a estudiar a este maravilloso centro universitario. ¿Qué pasará si no quieren venir? Pues mirando el edificio, ni me planteo esa posibilidad. Adiós.

DisclosureLos personajes que aparecen en este artículo, sus diferentes personalidades y sus relaciones entre ellos y con el entorno encajan dentro de la ficción. El autor no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo y no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas que se mencionan en él.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies