El Rincón de Carla

Internet y el firmamento para Martín Berasategui

Su local de Lasarte-Oria acaba de recibir el premio al Mejor Restaurante del Mundo del portal de viajes TripAdvisor.

Carla Royo-Villanova. 20/10/2015

En 1998 yo publicaba mi primer libro, él hacía dos años que se hacía con su primera estrella Michelin y ese año había recibido el Premio Euskadi de Gastronomía al Mejor Cocinero de Euskadi. Un joven Martín Berasategui ya despuntaba como uno de los grandes chefs de España. Aquellas situaciones profesionales nos unieron en un plató de ETB y desde entonces no he dejado de alegrarme por todos sus bien merecidos y trabajados éxitos, pero también he tenido la satisfacción de cenar en varias ocasiones en su restaurante de Lasarte-Oria.

Sala del restaurante de Martín Berasategui
Sala del restaurante de Martín Berasategui

Martín Berasategui acumula 7 estrellas Michelin, tres para su restaurante madre en Lasarte-Oria, dos para Lasarte en el hotel Condes de Barcelona y otras dos para el restaurante M.B del resort de lujo Abama de Tenerife. Sin embargo, continúa siendo aquella persona sencilla, humilde, cariñosa y empática que conocí en 1998. Ahora los internautas de TripAdvisor han calificado su restaurante “Martín Berasategui” como el mejor del mundo. Reconocimiento que coincide con el 40 aniversario del cocinero entre fogones.

Creaciones de Martín Berasategui
Creaciones de Martín Berasategui

Un gran regalo de aniversario sin duda, pero él, persona agradecida donde las haya, lo ha dedicado a sus clientes y les ha prometido, con la humildad que le caracteriza, seguir trabajando con la misma ilusión y esfuerzo que hasta ahora para que podamos, y yo por supuesto me incluyo, “seguir disfrutando tanto o más cada vez que vengan a mi restaurante”. Yo diría, seguir disfrutando de su genialidad. Él es grande precisamente por su cercanía y sencillez. Podría ser un gran divo, pero los divos se codean en congresos, conferencias, entrevistas… Él no sale de sus fogones.

"Ser cocinero es el mejor oficio del mundo, ¡sin equipo no se avanza jamás!" son las palabras junto a esta foto en su Instagram
«Ser cocinero es el mejor oficio del mundo, ¡sin equipo no se avanza jamás!» son las palabras que acompañan a esta foto en la cuenta de Instagram de Martin

Martín repite hasta la saciedad que tanto él como su equipo, para quienes siempre tiene palabras de agradecimiento, trabajan sin descanso en la búsqueda de la excelencia. Es cierto, y el cliente así lo ha reconocido públicamente en uno de los portales más significativos, TripAdvisor. Del mismo modo que nunca olvida mencionar a su equipo, una gran jefe de sala es también clave en su éxito, un éxito compartido en pareja, ya que Oneka es su mujer. Sí, es un tópico, pero en esta ocasión es bien cierto, detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Además, Oneka no está detrás, está al lado del maestro  y siempre de cara al cliente.

Martin y Oneka
Martin y Oneka

Si Martín busca la perfección de los sabores, Oneka los sabe transmitir en mesa. Tarea nada sencilla la de explicar lo que puede llegar a ser un disfrute, una vibración, una exaltación del paladar. Conceptos subjetivos que ella sabe, con la misma ilusión que el chef, transmitir al comensal. Comer en Lasarte-Oria (no conozco sus otros restaurantes) es todo un ejercicio emocional. Desde la llegada al restaurante, compartir con el maestro su placer al enseñarte la cocina, Su cocina, porque Martín te abre las puertas de su vida entera. Te hace sentir en la piel la ilusión pero también el esfuerzo que pone en cada una de sus creaciones. Te hace compartir con él el orgullo que tiene en su gente, te pasea por sus fogones mientras el equipo saluda siempre con una sonrisa en boca.

Platos, Martín Berasategui
Platos, Martín Berasategui

Martín te explica cómo tiene todo organizado, perfecto, una zona para carnes y asados, otra para entrantes, la zona del pescado, la de repostería… Se siente feliz y te hace feliz. Uno se siente realmente especial escuchando sus historias, siempre entretenidas, historias de un hombre feliz. Y es esa felicidad la que transmite en sus platos. Los críticos hablan siempre de su detallismo, de su saber culinario, de sus sabias combinaciones y mezclas, de su infinita genialidad, todo eso es bien cierto, pero yo me quedo con su felicidad, con esa felicidad que hace que sea también mía. Con esa felicidad que produce saborear la perfección.

Terraza del restaurante
Terraza del restaurante

Cada plato que llega a la mesa, al menos a mí, me hace sonreír de placer. Suelo cerrar los ojos y dejarme llevar. Él utiliza su infinita imaginación para crear combinaciones increíbles de sabores y texturas, yo la utilizo para verme escapando de la realidad. Soñar despierta mientras mi piel se estremece. Martín consigue que todos los órganos de tu cuerpo despierten, se sientan vivos, que todo tú quieras seguir disfrutando.

Creaciones Martín Berasategui
Creaciones Martín Berasategui

La estética de sus platos es simplemente perfecta. Y luego con el manjar en la boca, piensas: “Este tío es un genio”. Inmediatamente la piel siente un escalofrío. Y entonces das gracias a Dios por tener la suerte de poder estar ahí. De ser una de esas personas para las que Martín cocina. Porque él cocina con generosidad, con la generosidad de una madre que disfruta luego viéndote comer. Siempre tiene un rato para sus clientes, comparte en mesa algún momento y estoy segura que esos pequeños grandes momentos para nosotros, lo son también para él.

Carla Royo-Villanova a la entrada del restaurante Martín Berasategui
Carla Royo-Villanova a la entrada del restaurante Martín Berasategui

A menudo cambia la carta por lo que siempre te sorprende con nuevas creaciones, pero en sus menús siempre vamos a encontrar aquellos platos que fueron míticos. Porque la historia hay que recordarla. Cuando algo merece la pena, debe ser apreciado siempre.

Antonio Casares tras recibir el premio a Mejor Sumiller del Año. Foto: Instagram Martin Berasategui
Antonio Casares tras recibir el premio a Mejor Sumiller del Año. Foto: Instagram Martin Berasategui

No quiero terminar sin una mención especial a Antonio Casares, sumiller de Martín Berasategui. El año pasado recibió el Trofeo Only Wine, premio al mejor sumiller del año. Pero Antonio es mucho más que un gran profesional de la bodega. Al igual que Oneka sabe transmitir la pasión por su trabajo, con agilidad es capaz de maridar los complejos platos de Martín con ese vino que estas buscando pero no sabes cuál es. Él lo sabe y la selección es perfecta. Su sonrisa es contagiosa, sus explicaciones siempre interesantes. Con inquietud aparece de vez en cuando, quiere saberlo todo, y a menudo te propone nuevos descubrimientos. Porque un buen maridaje necesita empatía por los cuatro costados.

Platos Martín Berasategui
Platos Martín Berasategui

Querido Martín, no lo digo por ser tu amiga, no lo digo por el cariño que desde aquella tarde en ETB te tengo, no lo digo porque sí. La semana pasada los internautas también lo dijeron, eres grande, eres único, eres especial. Pero ¿sabes por qué? Porque  tu corazón es grande, tu cabeza es única, tu honestidad es especial. Sé que con la humildad que te caracteriza habrás recibido este reconocimiento, pero desde aquí te digo, enhorabuena, porque mereces no siete estrellas, sino que todo el firmamento se rinda a tus pies.

*Fotografías: Carla Royo-Villanova, martinberasategui.com y cuenta oficial de Instagram de Martín Berasategui.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies