Tecnología

El lado oscuro de Instagram

Las confesiones de la bloguera australiana Essena O’Neill han dado mucho que pensar sobre si se ha llegado demasiado lejos en las redes sociales.

Dori Toribio. 09/11/2015

Un breve paseo virtual por Instagram basta para darse cuenta de que la red social ha cambiado. Cuelgan cientos de mensajes demandando cruda realidad y prometiendo honestidad, como éste, uno de los más difundidos: “Los medios sociales han creado un celoso comportamiento en base a ilusiones. Tristemente, algunos envidian cosas, relaciones y estilos de vida que ni siquiera existen…”. La avalancha de honestidad coincide en un momento en el que Instagram tiene más de 400 millones de usuarios activos en todo el mundo que comparten diariamente 80 millones de imágenes y dan a “me gusta” unas 3 millones de veces. Y esto tras sólo cinco años de andadura.

instagram1

Su crecimiento es explosivo. Sus cifras de negocio, abrumadoras. Pero la oleada de honestidad no es casual. Llega después de que Essena O’Neill haya revolucionado Instagram con sus revelaciones y haya puesto en duda la propia estructura de su crecimiento y éxito. La estrella de las redes, it girl, bloguera y ‘fitspiration‘, nos aconsejó a todos no creer todo lo que vemos en las redes sociales porque “no son reales”. Demasiada perfección y demasiada publicidad escondida.

Después de dejar en evidencia a toda la industria de las redes, ella misma se aplicó el cuento y pasó de ser una bloguera de éxito y de tener cientos de miles de seguidores en la red social, a dar de baja su cuenta y poner en marcha una campaña para ayudar a los jóvenes a no caer en los mismos errores que ella. Cambiemos las reglas del juego, pide O’Neill. A sus 18 años confiesa que se obsesionó con parecer perfecta en Instagram y que a muchos les pasa lo mismo, por eso hay que tener mucho cuidado con lo que uno se encuentra en las redes sociales, porque esa imagen de perfección es irreal y puede hacer mucho daño sin pretenderlo.

La obsesión por ser perfecta ha llevado a Essena a una profunda depresión
La obsesión por ser perfecta ha llevado a Essena a una profunda depresión

Ella cuenta que ganaba miles de dólares por cada post en el que publicitaba algún producto ‘sugerido’ o que se tomaba más de 100 fotografías que después editaba con otro centenar de aplicaciones de edición de imagen, hasta conseguir la foto perfecta, ésa que podía colgar y recibir infinitos “likes”.

instagram4

Ése acabó siendo el propósito: reforzar su autoestima con los comentarios de desconocidos. Cuantos más corazones, mejor. Cientos de seguidores escribían querer ser como ella o admirar lo perfecta que era y desear su figura o su estilo de vida. Hasta que un día se acabó dando cuenta de que aquella rutina la estaba dejando vacía.

La it girl ahora ha iniciado una campaña para concienciar a otros jóvenes
La it girl ahora ha iniciado una campaña para concienciar a otros jóvenes

Porque muchos de aquellos días no eran perfectos. Sólo eran una fotografía perfecta tras la que había muchas lágrimas y soledad. Y decidió editar los pies de foto de muchos de aquellos posts perfectos. “Me pagaron 400$ por anunciar este vestido… Estad alerta de lo que la gente quiere anunciar y preguntaos, ¿cuál es la intención detrás de esta foto?”.

instagram3

O’Neill fue revelando poco a poco cómo a medida que tenía más seguidores, la presión iba aumentando. Más marcas contactaban con ella para anunciar productos a cambio de jugosas sumas y más obsesión por la fotografía perfecta: focos, maquillaje, fotógrafos profesionales, infinitas pruebas y días de ayuno. Pero aquello se terminó. Su intención ahora es concienciar de la realidad detrás de muchas de estas imágenes y vidas perfectas.

Julia Roberts con y sin Photoshop. Ella dice "no" a los retoques
Julia Roberts con y sin Photoshop. Ella dice «no» a los retoques

Ahora O’Neill aboga por fotos al natural, sin maquillaje ni Photoshop. Y lo hace en un momento en el que muchas famosas reclaman lo mismo. Desde Julia Roberts a Zendaya o Demi Lovato piden a la industria del cine y la moda que relaje sus cánones y dé un respiro a las mujeres, sobre todo. No hace falta ser perfecta… aunque, de momento, sea lo que más vende.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies