Los nuevos mercadillos del lujo

En Nueva York, los sample-sales son el gran negocio para sacar stock y para que los clientes puedan comprar productos de marca a precios más asequibles.

Hay todo un negocio paralelo de moda de las grandes marcas gracias al ‘sample-sale’, que en Nueva York es además un ritual. Su crecimiento es directamente proporcional a la crisis económica que ha vivido el país pero, una vez superada, ha llegado para quedarse.

Lo normal, hasta ahora, es que las grandes marcas y firmas de moda no hicieran rebajas nunca – es el caso de Hermès-. Otras como Valentino, Dior, Moncler o Chanel cuentan con tiendas ‘de descuento’ en outlets de lujo.

Tiendas outlet de Michael Kors y Jimmy Choo en el Woodbury Commons de NY
Tiendas outlet de Michael Kors y Jimmy Choo en el Woodbury Commons de NY

En el caso del estado de Nueva York, el más famoso se encuentra a una hora, Woodbury Commons, y es una especie de Rozas Village gigante con grandes marcas a grandes descuentos para las prendas de la temporada anterior. En algunos casos, como Moncler, lo que hacen es quitar la etiqueta que está a la vista, tan icónica en sus prendas, comprada en tiendas como la de Soho… pero siempre hay un chino que te vende el logo para que lo cosas.

Y de forma extraordinaria crecen como setas los famosos ‘sample-sales’, especie de pop-ups temporales de firmas de lujo que o no cuentan con tiendas propias en outlets o que son firmas tan pequeñas aún que su única manera de sacar adelante su stock de temporadas anteriores es vendiéndolo en lo que hasta ahora era conocido como ventas privadas.

Los sample-sales son tiendas efímeras de marcas a buenos precios
Los sample-sales son tiendas efímeras de marcas a buenos precios

Ahora ya son tan conocidas que hay revistas online en Nueva York especializadas en publicitar los ‘sample-sales’ de la semana o del mes, y hay cientos de personas dispuestas a comprar estos productos a precios muy rebajados.

La semana pasada me invitaron a uno de ellos. Vendía Moschino centenares de zapatos hasta el número 38, bolsos y ropa de colecciones pasadas, o simplemente de pasarela de esta temporada dispuesta a ser vendida a precios con descuento del 20 y al 80% sobre las etiquetas marcadas. La gente que se alborotaba en la puerta hablaba del «chollo de esta venta«. Las chicas – en su gran mayoría- congregadas en las afueras del 30W de la 56 ST se pasaban mensajes de texto con las prendas del interior mientras esperaban su turno.

En uno de los últimos sample-sales de NYC se podían comprar zapatos de Moschino
En uno de los últimos sample-sales de NYC se podían comprar zapatos de Moschino de temporadas pasadas

«Dicen que es uno de los mejores samples-sales de la semana«, me aseguraba una joven llamada Katy que trabajaba en Goldman &Sachs y que aprovechaba la media hora de la comida para ir de compras a buen precio. «La semana pasada hubo uno de Manolo Blahnik que me perdí y me dijeron que había maravillas a un 70% de descuento».

Conseguimos entrar. Hay que dar a la entrada el nombre de quien te haya recomendado para que te permitan el acceso si no te has inscrito antes. La gente suda. Es como una carrera de rebajas, no importa la talla o el modelo para hacerse con prendas y complementos. No hay bolsas, tienes que cargar con todo aquello que quieras comprar. Y te lo quitan de las manos.

Hay verdaderas luchas por hacerse con los mejores productos de los sample-sales
Hay verdaderas luchas por hacerse con los mejores productos de los sample-sales

Reconozco que yo también caí en la trampa del consumismo. Un par de bolsos y regalos de Navidad a un 70% de descuento. Al dar mi nombre y mi email, resulta que este lunes me llegó un correo de una web especializada en este tipo de eventos. Me proponen acudir a otro sample-sale de Andrew Marc, uno de los peleteros más famosos de la ciudad de los rascacielos, abrigos cuyo precio original supera los 1.200 dólares a 299 dólares. Y bañadores Vilebrequin con un 80% de descuento. El anuncio asegura que hay complementos de la firma nacida en Saint Tropez -con los bañadores más exclusivos del mundo para papás y niños- desde 20 dólares. Espectacular.

En el sample-sale de Moschino me atiende Dorothy, mexicana-estadounidense empleada de la firma en Nueva York: «Con el sample-sale tenemos una forma segura de sacar todos aquellos productos de temporada que no se han vendido en nuestras tiendas». Porque los productos son de tiendas propias y no multimarca que cuentan con sus propias políticas de ventas, ventas especiales y rebajas- al igual que los grandes almacenes-.

Los bañador
Los bañadores Filebrequin se podrán comprar con un 80% de descuento próximamente

«En Nueva York es fundamental no tener stock. No hay ni espacio ni capacidad financiera para mantenerlo. Nuestra política es la de venderlo todo, por ello son tan interesantes los sample-sales. Hay mucha gente que viste de marca y que solo compra en pop ups como la nuestra», apostilla. Es cierto que no tienes la ropa o el complemento que te gusta a principios de temporada. E incluso antes de que llegue la temporada. Pero ¿quién dice que un bolso de Moschino comprado en noviembre de esta temporada no es de esta temporada porque no lo lucimos desde septiembre?

En el mundo de la moda, la confusión de temporadas ya es total. Entre las colecciones de temporada y las cruceros, es todo una constante renovación. Es tal el descontrol que, llegados a este punto, este tipo de ventas es no solo el chollo que siempre has buscado, sino la única posibilidad de lucir ciertas marcas a precios ‘pagables’.

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies