Fashion

¿De dónde viene la locura del Black Friday?

El gran fin de semana de rebajas ya se ha extendido a medio mundo. Pero ojo, no es oro todo lo que reluce así que muy atento a las supuestas gangas.

Dori Toribio. 23/11/2015

El ‘Viernes Negro’ (Black Friday) es ya una asentada tradición comercial en Estados Unidos que se ha exportado con éxito a varios países del mundo. Desde finales del siglo pasado, las grandes tiendas del país abren sus puertas a primerísima hora de la mañana del día después de Acción de Gracias y ofrecen grandes descuentos que, en sus mejores épocas, podían llegar a alcanzar el 80%. Pero no fue hasta el año 2001 cuando el Black Friday se convirtió en el mayor día de compras del año. Y desde entonces, se mantiene así.

El Viernes Negro comenzó a propagarse allá por los años 90
El Viernes Negro comenzó a propagarse allá por los años 90

El próximo viernes 27 de noviembre, como manda la oferta y la demanda, se repetirá la rentable convocatoria. Aunque ya no es sólo ese día, sino una semana al completo. Quizás más. Las rebajas comienzan cada vez antes, duran cada vez más y las tiendas abren cada vez más temprano. Hasta el punto de que algunas adelantan sus horarios a la misma noche de Acción de Gracias, atragantando a muchos el tradicional pavo.

Los almacenes Macy's fueron los primeros en abrir antes de su horario en Black Friday
Macy’s fue el primero en abrir antes de su horario en Black Friday

Thanksgiving es una de las fiestas familiares más marcadas en el calendario norteamericano y la que más desplazamientos genera en Estados Unidos (más que en Navidad). Casi 50 millones de estadounidenses viajan cada año durante estas fechas, para reunirse con sus familiares y amigos o, sencillamente, para escaparse unos días aprovechando las vacaciones. Muchos dedican la jornada a participar en voluntariado como parte de la tradición de dar las gracias y devolver a la comunidad lo que uno tiene. Y después se reúnen con sus familias para celebrar la abundante cena de Acción de Gracias.

Después de la cena de Acción de Gracias, ¿qué mejor que irse de compras?
Después de la cena de Acción de Gracias, ¿qué mejor que irse de compras?

La guinda de la tradición a nivel nacional desde mediados de los años 90 es madrugar el viernes y salir de tiendas, adelantando la temporada de compras navideñas. Los comercios responden con grandes rebajas que culminan en el gran negocio del Black Friday, el día de más ventas anuales. En 2014, 133 millones de consumidores estadounidenses salieron de compras durante el último fin de semana de noviembre, gastando 50.900 millones de dólares, un 11% menos que el año anterior. En 2012, uno de los años más rentables, el gasto total durante los cuatro días de compras ascendió a 59.000 millones de dólares, alrededor de 420 dólares por cabeza, más los ingresos de las ventas por internet. Casi 250 millones de estadounidenses salieron de compras durante el último fin de semana largo de noviembre.

Cada americano gasta unos 420 euros en el viernes más loco del año
Cada americano gasta unos 420 euros en el viernes más loco del año

Costó un tiempo consolidar la tendencia. El término Black Friday comenzó a utilizarse a principios del siglo XIX en referencia a las crisis de la Bolsa de Valores de Nueva York. Años después, empezó a ganar popularidad en Filadelfia, como sinónimo del alto movimiento, tráfico y caos que la policía comenzó a identificar en la ciudad el día después de Acción de Gracias. Décadas después la explicación se completó: los comercios estaban en números rojos desde enero a noviembre, hasta ese cuarto jueves del penúltimo mes del año en el que las ventas se disparaban y los números pasaban a negro horas después, el Black Friday.

macys
Macy´s es uno de los almacenes que celebra por todo lo alto el Black Friday

Para entonces el inmenso centro comercial Macy’s ya había consolidado su desfile de Acción de Gracias, inspirándose en Canadá en 1924. Y el boom comercial fue contagiándose así al resto del país, hasta llegar a la locura en la que se ha convertido hoy: largas colas a las puertas de los grandes centros comerciales durante toda la noche, gritos de histeria cuando las tiendas dan el preciado pistoletazo de salida y empujones salvajes en busca de la oferta más preciada.

Hoy muchas grandes cadenas y centros comerciales abren horas antes para evitar las aglomeraciones masivas y aprovechar, claro, unas horas más de ventas. La ampliación de los horarios ha causado mucha polémica, porque irrumpe de pleno en la festiva noche de Acción de Gracias de trabajadores y compradores. Pero la tendencia está aquí para quedarse. Target, Kohl’s, Best Buy, Walmart, Sears… la lista de los que abren sus puertas la noche de Thanksgiving es imparable.

Almacenes como Kohl's abren horas antes de su horario habitual el Black Friday
Almacenes como Kohl’s abren antes de su horario habitual el Black Friday

Como también lo es el aumento de ventas por internet durante toda la semana, culminando en el concurrido Cyber Monday, el ciberlunes. En 2014, las ventas online el lunes después de Acción de Gracias ascendieron a 2.680 millones de dólares. Aunque cada vez es más difícil distinguir entre días y ofertas. Pocos comercios esperan al ‘Viernes Negro’ y lanzan sus rebajas mucho antes para ir despertando las ganas. Y la planificación. Porque no es oro todo lo que brilla. Hay que distinguir muy bien entre gangas oportunistas y ofertas reales, advierten las asociaciones de consumidores. Y asegurarse de que las rebajas lo son, cada vez más difuminadas en una temporada de compras sin fin, como la que propone el calendario comercial estadounidense.

Son muchas las guías y recomendaciones para esta semana de furor adquisitivo a este lado del atlántico. Muchos catálogos, cupones, correos electrónicos y descuentos en el buzón. La planificación es algo que muchos se toman muy en serio. Casi tanto como la propia cena de Acción de Gracias. Hasta el punto que la Universidad de Carolina del Norte ha acuñado el término “síndrome del viernes después del Día de Acción de Gracias”, dado al alto número de bajas en el trabajo la mañana siguiente.

Y tras el Black Friday, llegará el Cyber Monday. ¡La locura continúa!
Y tras el Black Friday, llegará el Cyber Monday. ¡La locura continúa!

Las razones pueden ser muchas, confesas o no. Resaca, coma alimenticio, problemas digestivos, estrés por las rebajas o sencillamente puente festivo para todos aquellos que siguen creyendo en Thanksgiving como el fin de semana del año que uno dedica a los suyos, a disfrutar del tiempo cómplice, de una buena comida juntos y de una jornada de agradecimiento por las cosas pequeñas de la vida, sea cual sea la situación personal de cada uno. Siempre hay algo o alguien por lo que dar las gracias y la tan a menudo subestimada gratitud es, al fin y al cabo, el origen que no se ha exportado de esta fiesta, hoy inundada por las rebajas y cajas registradoras.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies