Economía

El cambio climático afecta al Cachemir

El cambio climático afecta a los suministros mundiales de cachemir, la que era considerada la quintaesencia de las lanas de lujo.

El grupo Kering ha sorprendido al mundo de la industria de la moda con un informe sobre el impacto de cambio climático en el comercio del cachemir. El informe realizado por la consultora Business for Social Responsability (BSR) asegura que el cambio climático a está teniendo efectos directos sobre los suministros mundiales de cachemir y que este proceso es susceptible de empeorar en los próximos años. El informe coincide con la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático de París, pero afecta directamente a la industria de la moda que en los últimos años ha visto cómo la lana cachemir es una de las más cotizadas y demandadas como producto de super lujo.

Jersey de cachemir de Uniqlo. Haz clic para comprarlo
Jersey de cachemir de Uniqlo. Haz clic para comprarlo

En la actualidad, el mercado de la lana cachemir mundial representa unos 4.000 millones de euros, que se transforman en unos 60.000 millones de euros tras la manufactura según los datos de Bain&Co. Este salto sustancial es producto de la denominada «democratización de la moda», por la cual marcas a precios reducidos han comenzado a elaborar productos utilizando cachemir, con lo que el material se ha masificado. Hoy en día, se pueden comprar artículos de moda de cachemir a precios muy razonables en Uniqlo o H&M, por lo que ya no se trata de un producto exclusivo de las marcas de ultra lujo.

Jerseys de cachemir H&M. Haz clic para comprarlos
Jerseys de cachemir H&M. Haz clic para comprarlos

La tecnología aplicada a la moda – que ya está prácticamente en todas las cadenas de producción de multinacionales de ropa y complementos de lujo, y no tan lujo-, la comenzó Polo Ralph Lauren con sus camisetas deportivas inteligentes y, hoy en día, cadenas como Kit& Ace han construido su marcas en torno al denominado «cachemir técnico», mezclado con otras tecnologías.

Camiseta inteligente de Polo Ralph Lauren. Haz clic para comprarla
Camiseta inteligente de Polo Ralph Lauren. Haz clic para comprarla

Mi abuelo se dedicó durante décadas a la lana. Una expresión habitual en mi casa era «no mezcles churras con merinas» (diferentes clases de oveja) que hacía referencia a la lana que era posible hilar. El cachemir era considerado la quintaesencia de los productos lanares. Hasta ahora, la lana ‘cachemir pura’ tenía básicamente un origen de la frontera chino-rusa, en Mongolia. Este tipo de cachemir sigue siendo comprado básicamente por las grandes casas de lujo. Sin embargo, la producción se ha generalizado tanto que China se ha convertido en el principal suministrador.

Jersey de cachemir Brunello Cucinelli. Haz clic para comprarlo
Jersey de cachemir Brunello Cucinelli. Haz clic para comprarlo

Hace falta la lana de cuatro cabras para fabricar un jersey. En China hay 100 millones de cabras de lana cachemir cuya producción no puede «tecnificarse» es decir, que necesitan de pastizales naturales en zonas geográficas limitadas. Como resultado de ello, el sector es especialmente vulnerable a los cambios ambientales.

Los primeros cambios medioambientales se están viendo ya en Mongolia, donde las sequías están afectando directamente a la producción de este tipo de lana, a lo que hay que sumar el incremento del tamaño de los rebaños para hacer frente al incremento de la demanda mundial, lo que ha provocado no sólo la reducción de los pastos, sino la caída de la calidad del cachemir.

Jersey de cachemir de Michael Kors. Haz clic para comprarlo
Jersey de cachemir de Michael Kors. Haz clic para comprarlo

Hace dos años, el gobierno chino puso restricciones a la superficie de cultivo de los agricultores en un intento por reducir la extracción del pastizal. Sin embargo, la Mongolia exterior y otras regiones productoras como Afganistán no tienen tales controles, con lo que la demanda de cachemir de calidad sigue siendo la misma, pero la calidad es muy inferior.

Del informe se traduce que hay un «desafío» por parte de las grandes casas de lujo para mantener la calidad de sus cachemires al tiempo que no afectan y cuidan el medio ambiente. El proyecto de Loro Piana, empresa adquirida por el grupo LVMH, es pionero en el cuidado de este tipo de cabras en sus lugares de origen, apostando por rebaños más pequeños, donde los pastos y sus dueños son cuidados y seleccionados para que tengan no sólo mejores precios, sino las mejores condiciones de vida.

Bufandas de cachemir Burberry. Haz clic para comprarlas
Bufandas de cachemir Burberry. Haz clic para comprarlas

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies