Destinos

Viajes perrunos. El Camino Real y más

Continuamos con la entrega número VII del impresionante viaje de Phoenix a San Francisco (VII) de nuestro colaborador Sebastián Puig Soler.

Sebastián Puig Soler. 24/12/2015

Una de las rutas más hermosas del civilizado oeste norteamericano es la que discurre por el llamado Camino Real, vía de comunicación terrestre que unía las misiones de la Baja California y la Alta California, iniciada con la fundación en 1683 de la de misión jesuita de San Bruno, hoy en territorio mexicano. La parte norteamericana del Camino, King’s Highway en inglés, comenzó siendo un sendero pedestre que partía de la misión de San Diego, fundada en 1769 por Fray Junípero Serra, recientemente canonizado por el Papa Francisco.

Santa Inés
Santa Inés

Desde allí, siempre hacia el Norte, se fueron estableciendo misiones a distancia de una jornada a caballo (”siempre adelante” era el lema del santo), hasta la fundación de la vigésimo primera y última de ellas en Sonoma, en el año 1823. Culminaba entonces una mítica vía que fue ensanchándose y pavimentándose hasta constituir lo que hoy es buena parte de la carretera US-101.

Soler California 2
Mapa del Camino Real

Al viajero que parte de Los Ángeles hasta San Francisco le recomiendo efectuar una ruta mixta alternando las dos grandes carreteras que costean el Pacífico, la California State Route 1, y la ya mencionada US-101, lo que permite disfrutar tanto de la historia del lugar como de las espléndidas ubicaciones que vamos encontrando por el camino.

Una historia y un camino que, indefectiblemente, nos hablan de España. Una España que se respira en los pueblos y sus nombres, en la luz y el clima, en las viviendas, los jardines y cultivos, incluso en la distendida idiosincrasia californiana. Imposible sustraerse al embrujo de esa sensación, al poderoso sentimiento de estar muy cerca de casa pese hallarnos a miles de kilómetros. Algo que sin duda le ocurrió a Fray Junípero en esta tierra promisoria, a la que llegó tras un penoso viaje desde la península ibérica.

Soler California 6
La carretera US-101

El viaje que les propongo comprende 452 millas que se recorren en unas nueve horas, por lo que sugiero detenerse a descansar a mitad del recorrido, para así poder disfrutarlo sin prisas. Salimos de Santa Mónica por la Ruta 1, pasando por Malibú, con sus preciosas playas, mansiones y establecimientos exclusivos. Un entretenido tramo que alterna zonas turísticas, áreas selectas y arenas salvajes que están pidiendo sol y surf desde al amanecer hasta el ocaso.

Naturaleza y ocio conviven pacíficamente en unos parajes que distienden el alma y aligeran urgencias. La Ruta 1 enlaza después con la US-101 y nos conduce a Santa Bárbara, con su espléndido muelle de madera, sus tranquilas playas y, sobre todo, su bellísima Misión, de obligada visita. Lo dicho: allá uno se siente como en casa.

Soler California 4
Muelle de Santa Bárbara, con la bandera española y Misión

Dejamos Santa Bárbara para recorrer por el interior el Camino Real en dirección a Morro Bay, pasando por Santa Inés y San Luis Obispo. Una bonita ruta llena de reminiscencias patrias, que se disfruta mucho conduciendo. Morro Bay es otro lugar precioso y entrañable, un paraje intemporal donde viajeros, lugareños, leones marinos, pesqueros y veleros recalan plácidamente para descansar, avituallarse y dejar discurrir el tiempo.

Resulta además idóneo para pernoctar, al hallarse aproximadamente a mitad de viaje. Uno puede hacerlo en establecimientos tan acogedores y bien ubicados como el Anderson Inn, en mitad del embarcadero.

Soler California 7
Embarcadero de Morro Bay. En el centro, el hotel Anderson Inn. Haz clic para reservar

A partir de Morro Bay, bordeamos la costa siguiendo la Ruta 1 por el tramo más hermoso de nuestro recorrido, muy poco habitado y pintoresco, salpicado de calas, acantilados, puentes y tramos de carretera que, literalmente, cuelgan sobre el Pacífico. Es el llamado Big Sur, a lo largo del bosque nacional de Los Padres, una de las zonas más espectaculares de California.

Big Sur deriva de la denominación original española «el sur grande» o «el país grande del sur», haciendo referencia a su localización meridional con respecto a la península de Monterey. Pura maravilla para los sentidos.

Soler California 1
Bixby Bridge en el Big Sur

Antes de alcanzar nuestro destino final, podemos detenernos a descansar y darnos un baño en la bonita villa de Carmel-by-The-Sea, o bien dedicar un tiempo a recorrer el distrito histórico de Monterrey, pequeña y acogedora urbe a dos horas de San Francisco, fundada el 3 de junio de 1770 por el también español Gaspar de Portolá (gobernador de la Alta California) con el nombre de El Presidio Real de San Carlos de Monterrey, y que fue la primera capital del estado de California, desde 1777 hasta 1849. Más y más historia que nos deja una energética sensación de plenitud y orgullo para afrontar los últimos kilómetros de nuestro viaje.

Plenitud y orgullo, pero también cierta tristeza al comprobar como tan enorme legado civilizador no tiene la trascendencia que corresponde en la historia de los Estados Unidos, oscurecido como está por la épica de los pioneros anglosajones. Los españoles siempre hemos andado remisos y acomplejados en la defensa de nuestras glorias pasadas. No obstante, y como reza el refrán, obras son amores, y qué mejor obra que la espectacular plenitud de California. La cálida, vibrante e irrepetible California, tan norteamericana, pero a la vez tan irremediablemente nuestra. *Foto de portada: La Misión de Santa Inés en California).


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies