Economía

LeBron James y el mejor contrato de la historia de Nike

La firma deportiva más famosa del mundo gana un 21% más en los seis primeros meses del años gracia a China y Estados Unidos.

Marcos Mosteiro. 29/12/2015

Cada vez que Nike comunica sus resultados económicos ruge con fuerza el parqué neoyorquino. Lo de Nike empieza a tener cierta analogía  con el crecimiento vertiginoso  de Inditex. Una marca se hace grande no por casualidad. Detrás de los éxitos económicos están  palabras clave como sacrificio, esfuerzo, racionalización del gasto interno, innovación, equipo, desarrollo, expansión y diseño. De hecho, Nike figura hoy en día en el ránking de las marcas con mayor renombre mundial.

Pues esta marca con sede en Oregón, EEUU, ha cerrado los seis primeros meses del año con un crecimiento de doble dígito, exactamente ha ganado un 21,4% más en comparación a los seis primeros meses del año anterior. Nike Inc., marca especializada en calzado deportivo, equipamiento y moda deportiva, alcanzó un beneficio de 1.796 millones de euros durante el periodo finalizado el 30 de noviembre de 2015.

Las ventas de Nike crecieron un 4,8% hasta alcanzar los 14.723,4 millones de euros en los primeros seis meses del año 2015. Por zonas geográficas, conviene destacar el excelente resultado obtenido en las ventas de la Región Gran China (China, Hong Kong y Taiwán), donde Nike creció un 27%, obteniendo unos resultados de 1.668 millones de euros. Tras anunciar las cuentas, el Consejero Delegado de Nike, Mark Parker, señaló: «Nuestro fuerte crecimiento y los beneficios en el segundo trimestre fiscal demuestran que Nike sigue en un buen momento al estar comprometido con sus clientes en el deporte y servirles de forma integral».

Otro país que ha obtenido un buen resultado por ventas y crecimiento ha sido Japón, donde la compañía de Oregón creció un 7%, alcanzando una facturación de 351,1 millones de euros. En cuanto a los resultados obtenidos por Nike en Norteamérica han sido muy buenos, creciendo a un ritmo de un 9% en el primer semestre del año, alcanzando una facturación de 6.717,8 millones de euros.

Mientras, en Europa Occidental los resultados  no convencieron, ya que la facturación del grupo registró una caída del 3%, alcanzando una cifra discreta que arroja para la compañía una facturación de 2.686 millones de euros. Del mismo modo se comportaron las ventas en Europa Central y del Este cayendo en ambos mercados un 2%, y llegando a una cifra de negocio de 664,8 millones de euros.

El comportamiento económico fue negativo en los países englobados por Nike como ‘mercados emergentes’. La cifra de negocio alcanzada fue de un 3% menor en comparación a la del año anterior en los seis primeros meses del año. Nike facturó en los mercados emergentes 1.783,2 millones de euros.

La marca Converse, propiedad de Nike, disminuyó sus ventas un 6%, hasta 871,5 millones de euros. Por segmento de negocio, el calzado y el textil de Nike fueron las divisiones que tiraron del grupo, con incrementos del 8% y del 4%, respectivamente en sus ventas en los seis primeros meses del año. El equipamiento deportivo, en cambio, disminuyó su facturación un 10%.

El fuerte tirón de la región Gran China, junto a EEUU y Japón, han sido los grandes impulsores de este resultado tan bueno. Sin duda alguna, una marca que se enmarca dentro de las Top Ten en prestigio empresarial. Los resultados fueron muy bien acogidos por los inversores en la bolsa de Nueva York y Nike pertenece a uno de los treinta valores del Dow Jones, que es el principal indicador económico de Wall Street. De hecho, el día de la comunicación de sus resultados, las acciones subieron más de un 2,44% y con gran actividad bursátil todo el día de negociación.

También Nike sigue batiendo récords imparables con la firma de sus patrocinados y embajadores de lujo para todo el mundo. La mayor compañía del planeta de distribución de moda y artículos deportivos, acaba de batir uno más con la firma del patrocinio vitalicio del jugador de la NBA LeBron James, de los Clevelands Cavaliers. Aunque Nike no ha desvelado los datos económicos del acuerdo, algún medio se ha hecho eco de la posible cifra del contrato, diciendo que podría rebasar los 300 millones de dólares en diez años. Este contrato supera al acuerdo que Nike firmó en su día con otro baloncestista de élite mundial, Kevin Durán.

La compañía de Oregón ya vestía a LeBron James desde 2003, antes de que el deportista hiciera su debut oficial en la NBA. El primer contrato firmado fue por siete años y por un importe de 90 millones de dólares. La rentabilidad de Nike en los últimos años con la imagen de LeBron James está más que confirmada, ya que ha lanzado al mercado 13 modelos de zapatillas de LeBron James obteniendo resultados grandiosos.

Según las  estimaciones de la compañía, las ventas de los artículos de LeBron James alcanzarán los 400 millones de dólares. Esta cifra, ha sido sólo superada por el mítico y legendario Michael Jordan. Según la empresa SportScanInfo, Nike tiene una cuota de mercado del 95,5% de las zapatillas de baloncesto en EEUU. Sólo en 2014 alcanzó una cifra de negocio cercana a los 4.200 millones de dólares.

Nike es la marca más valiosa del mundo del deporte, según recoge la revista Forbes. Ahora los objetivos de Nike son alcanzar la supremacía mundial con unas ventas en el año 2020 de 50.000 millones de dólares. El plan puesto ya en marcha por la compañía de Oregón supondría un crecimiento del 63% hasta el ejercicio 2020. Nike cerró el ejercicio 2014 con unas ventas de 30.601 millones de dólares.

Ojalá la expansión de la marca, las noticias y los acuerdos de patrocinio empujen al estrellato a semejante nivel de ventas. Sería extraordinario comprobar que lo que en un día comenzaron sus fundadores, nombres ilustres como Bill J. Bowerman y Philip H. Knight, se convierta en la gran realidad América. Soñar es de grandes marcas y Nike lo es por méritos propios. Y como dice la filosofía del equipo de la compañía ‘Just Do It‘.

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies