Bebidas

Vinos cada vez más asiáticos

Los productores tradicionales de vino pierden cuota mientras lo ganan los asiáticos.

Javier Santacruz. 10/02/2016

Después de que la crisis mundial golpeara de lleno el mercado del vino, se está viviendo una lenta recuperación. Con alta probabilidad, en los próximos años se consolidará una tendencia alcista basada en la reinvención de marcas ya consolidadas, además de la aparición de otras nuevas.

En este sentido, el consumo mundial de vino (como podemos ver en el gráfico siguiente) ha sufrido una abrupta caída en el periodo 2007-2014 y en el año 2016 podría abandonar esta tendencia, a la luz de las últimas estimaciones acerca del cierre de 2015. Según el International Wine & Spirit Research (IWSR) con sede en Londres, el consumo se ha estabilizado en 38.400 millones de botellas, la mayor parte de ellas de vino tinto (54%) y seguidas de vino blanco (37%) y rosado (9%).

Gráfico 1: Consumo mundial de vino (2000-2014)
Consumo mundial de vino (2000-2014). Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Wine Institute

La producción mundial de vino, por su parte, se ha mantenido en un rango entre los 260 y los 300 millones de hectolitros.  En el año 2004 se alcanzó la cota máxima con 300 millones de hectolitros que coincidió con el repunte del consumo y el año 2012 con 260 millones de hectlitros fue el año con menor producción.

A la luz de estos datos, el mercado del vino a nivel mundial pasa por un momento de transición hacia nuevas pautas de consumo. En lo referente al comercio exterior, los intercambios mundiales en el sector del vitivinícola cada vez adquieren más importancia. De un total de 72,2 millones de hectolitros de media en el periodo 2001-2005, se ha pasado a 101,5 millones de hectolitros en 2014.

Tener una docena de buenas copas es imprescindible. Haz clic para comprar
Tener una docena de buenas copas es imprescindible. Haz clic para comprar

Esta nueva realidad, obliga a los productores tradicionales a reinventarse para no perder cuota de mercado. Es el caso de lugares tradicionales como España, donde de enero a noviembre de 2015 las exportaciones de vino aumentaron un 4,3% hasta los 2.409 millones de euros, según los últimos datos que recoge el Informe de Comercio Exterior del Ministerio de Economía y Competitividad.

El crecimiento de las exportaciones muestra cómo los mercados se han expandido de una forma notable para una región tan importante en producción vinícola como España. Según datos del Observatorio del Mercado del Vino, se cultiva viñedo en las 17 Comunidades Autónomas, siendo Castilla-La Mancha la región que más viña tiene plantada con datos de 2014 (463.912 has y el 48,8 % del viñedo plantado), seguida de Extremadura (83.055 has y un 8,7 %), Valencia (65.068 has) y Castilla y León (63.732 has), entre otras.

Viñedos
Viñedos

En España, las pequeñas bodegas y cooperativas coexisten con grandes empresas que poseen centros de producción en distintas zonas, como es el caso de Osborne, J. García Carrión, Grupo Miguel Torres, Félix Solís Avantis o Domecq Bodegas, entre otros. La mayor parte del suministro de las bodegas en España procede de otros viticultores o directamente de las cooperativas en forma de mosto, siendo las empresas más reconocidas en aquellos mercados más potentes en este momento.

He aquí uno de los cambios más significativos: Estados Unidos es la primera nación consumidora de vino en el mundo, seguida de Francia, Italia, Alemania y… ¡China! La segunda mayor economía del mundo ya es el quinto consumidor mundial de vino y el receptor de la mayor parte de las exportaciones de los “nuevos productores” como Nueva Zelanda, Chile, Australia o Sudáfrica. En total, sus ventas a China se han incrementado un 370% en los últimos quince años, siendo en este momento una vía de salida para reequilibrar su balanza comercial con China debido a la caída de los precios de las materias primas.

comerconvinotaninos

La radiografía sufre ciertos cambios si se calculan estas cifras en términos per cápita. Italia encabeza el ranking, seguida de Francia, Suiza, Portugal y Austria. Aquí pesan factores culturales evidentes, además de una tradición mucho más larga en el consumo de vino. En lo referente a hábitos de consumo en España según un estudio del Instituto Nacional de Estadística refleja cómo un 15% de la población consume alcohol a diario un 13,50% lo hace semanalmente y un 8,5% lo hace mensualmente. El grupo de edad que consume mayor proporción de alcohol son los mayores del 25 años y en mayor medida los varones.

Con estos mimbres, en suma, el mercado del vino es interesante en vistas de un posible aumento del consumo fruto de la recuperación económica, con la vista puesta tanto en los países emergentes como a los mercados estadounidense y chino. Además el aumento de la demanda de países europeos se puede incrementar en los siguientes meses o años.

Vino blanco. Foto: es.forwallpaper
Vino blanco. Foto: es.forwallpaper

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies