Be Beautiful

Laura Escanes tiene razón

La joven modelo se enfrenta a la polémica por su "supuesta gordura".

Yo estuve allí. Estuve con ella. La vi desfilar con la misma profesionalidad que el resto. Laura Escanes (19 años) es una joven modelo barcelonesa que está conquistando el mundo con su talla… ¡y su talla es la 36! (¡Horror talla 36!) Custo la escogió para desfilar en la NYFW – tal y como contábamos en el post del día siguiente al desfile– y allí salió rodeada de mujeres de 1,80 cm y 50 kilos de peso (si es que llegaban). Y la verdad es que verla a ella era toda una reconciliación con la vida y con la moda. La primera de las razones y obvia, es que se le veía como una mujer de ‘talla normal’ (entiéndase por normal una talla 36), pero bueno, ‘normal’ para lo que había.

Laur
Laura Escanes y otra modelo en el desfile de Custo en la NYFW

Y es que las mujeres ‘normales’ tenemos de media una talla 40 o 42. Si tenemos hijos más bien una talla 42. Y si la industria quiere de verdad convertirse en referente de algo más que lucir un trapito con mejor o peor gusto, deberá entender que quienes compran su moda son mujeres con tallas normales o madres – con tallas normales- que se la compran a sus hijas.

¿Queremos luchar contra la anorexia? ¿Queremos luchar contra la bulimia? ¿Queremos hijas normales que se sientan bien con su cuerpo? Sentirse bien es estar sano, comer sano, hacer deporte y sobre todo gustarse con la constitución física que cada uno tiene. Más delgada o más gordita, quererse y disfrutar de una misma.

¿Tienen razón quienes dicen que Laura Escanes está gorda? O es que estamos acostumbrados a una delgadez extrema?
¿Tienen razón quienes dicen que Laura Escanes está gorda (drcha)? ¿O es que estamos acostumbrados a una delgadez extrema?

Esta semana Laura, con quien tuve la ocasión de pasar algún tiempo, ha publicado en su canal de Youtube un vídeo defendiendo su talla (que para mí es mínima) y más normalidad en la pasarela. Más normalidad en una industria, la de la moda, que obtuvo una facturación anual mundial en 2013 de la friolera de 1.200.000.000.000 de dólares, mientras que el gasto del consumidor estadounidense solamente en moda fue de 250.000 millones de dólares.

Las mujeres nos vestimos  todos los días y cada vez consumimos más moda. Pero es preocupante pensar en que muchas adquieren ropa a través de las redes sociales e Internet, entre otras cosas, porque así no tienen que pasar el mal trago de ir a una tienda de ropa y que la talla más grande sea la 40 (38 italiana) y que vean horrorizadas cómo nada les queda bien – en el mejor de los casos- o que nada ‘les entra’ en el peor de los casos. Desde aquí, todo nuestro apoyo a Laura Escanes, a su valentía y a su profesionalidad.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies