EducaciónTheLux

«Trabajar en felicidad garantiza nuestra salud»

Entrevistamos a Paloma Fuentes, médico del trabajo y coach de salud responsable del Área de Bienestar Emocional de Mahou.

Noemy Suárez. 02/03/2016

Existen multitud de estudios de científicos de distintas universidades que demuestran que la felicidad, el bienestar y la salud física-mental están íntimamente ligados. Es decir, las personas que son más felices son personas mucho más sanas y trabajar en felicidad significa trabajar en salud. Entrevistamos a la Dra. Paloma Fuentes, médico del trabajo, valoradora del daño corporal y coach de salud, actualmente responsable del área de Bienestar Emocional de Mahou para que nos complete ésta y otras informaciones.

The Luxonomist: ¿Qué es la ‘Happytología’?
Paloma Fuentes: Es una nueva denominación para un enfoque diferente de salud, como el resultado de muchos procesos biológicos y mentales que reúne todo lo concerniente a la movilización de nuestros recursos cerebrales más importantes para ser felices. 

La Happytología trabaja el bienestar en el trabajo
La Happytología trabaja el bienestar en el trabajo

TL: Sabemos que en su empresa se ha apostado por este concepto tan interesante e innovador que tiene que ver con la felicidad en el trabajo. ¿Qué importancia le dan a la felicidad individual de las personas dentro de las empresas?
PF: En mi empresa ya no es tan innovador, llevamos muchísimos años trabajando e invirtiendo en el concepto de salud para los empleados. Hemos sido pioneros en este área y estamos orgullosos de haber apostado por este concepto. Hemos tenido desde programas para la prevención del cáncer, de nutrición, de ejercicio físico… por ello estamos certificados por AENOR como una de las cinco mejores ‘Empresas saludables’, hecho que nos hace sentirnos orgullosos de tener conceptuadas a las personas como el núcleo fundamental de la empresa.

El gran cambio y la innovación viene provocado a raíz de este trabajo en salud física. Habíamos dejado de lado el área emocional de las personas, habíamos trabajado en programas de estrés, pero hemos entendido que estábamos trabajando en la parte negativa de la salud, pues éste no deja de ser una reacción, una patología negativa y nosotros hemos querido cambiar nuestro foco de atención y centrarnos en la parte positiva y saber cuáles son aquellos conceptos, cualidades, situaciones, ventajas o habilidades que nos permiten hacer del estrés algo positivo y por lo tanto, capaz de hacernos más felices. La ‘Happytología’ es lo que tenemos que movilizar para conseguir una mayor felicidad y un mayor bienestar.

Todos tenemos la capacidad de ser felices, sólo tenemos que trabajar en ello
Todos tenemos la capacidad de ser felices, sólo tenemos que trabajar en ello

TL: ¿Qué es lo que tenemos que movilizar en nuestro interior para conseguir la ansiada felicidad?
PF: Tenemos que movilizar la conciencia y la actitud. La felicidad es un compromiso con nosotros mismos, no existe mayor lujo en este mundo que ser felices. Esto no tiene que ver ni con el medio económico, ni con el medio social en el que te mueves, ni con las cualidades innatas, sino con la voluntad de querer ser feliz a través del autoconocimiento. En nuestro cerebro tenemos todas las herramientas que necesitamos para poner en marcha una vida de felicidad y de bienestar.

Esto no significa que no vaya a haber situaciones del exterior que hagan descender nuestro nivel de felicidad, eso es la vida, pero nosotros tenemos que remontar y tener la capacidad de superarnos viendo cada situación como una oportunidad. El cerebro es la clave de todo el proyecto de vida, ya que si conseguimos manejar nuestra vida y por tanto nuestro cerebro, y no al contrario, alcanzaremos el objetivo, que yo creo que es común a todos los seres humanos: ser felices.

Alcanzar nuestros objetivos depende de nuestra actitud
Alcanzar nuestros objetivos depende de nuestra actitud

TL: ¿Qué beneficios tangibles tiene ser feliz?
PF: La felicidad es como un músculo, se puede trabajar todos los días a través de la conciencia, la consciencia y la actitud. Es importante ser feliz ya que es uno de nuestros instintos innatos. Según Steve Pinquer, nacemos con la información genética de tres instintos básicos: la supervivencia, la libertad y la felicidad. La felicidad no tiene más que ventajas, de ahí la importancia de trabajar en ejercitar el ‘músculo de la felicidad’ cada día.

Es posible ejercitar nuestro músculo de la felicidad
Es posible ejercitar nuestro músculo de la felicidad
  • La felicidad reduce nuestra capacidad de enfermar, mejora nuestro sistema inmune.
  • Descansamos mucho mejor, esto significa que tenemos mayor protección frente a las enfermedades neurodegenerativas. Reduce todos los procesos inflamatorios.
  • Mejora nuestra vida sexual.
  • Mejora nuestra capacidad de llegar a más mayores y en mejor estado de salud.
  • Mejora nuestra vida social y de pareja.
  • Ayuda a nuestra protección contra el cáncer.
Tal y como afirma la doctora, ser feliz es más que una actitud
Tal y como afirma la doctora, ser feliz es más que una actitud

TL: ¿Cómo podemos ejercitar ese músculo de la felicidad ?
PF: Lo primero y más importante es que seamos conscientes de que somos los protagonistas de nuestra vida y los responsables de nuestra felicidad. Darle la llave de ello a cualquier persona, a cualquier situación o a cualquier sueño diferido en el tiempo, es un grave error.

  • Es muy importante que ‘queramos ser felices’, para ello debemos ser conscientes que cada día es una nueva oportunidad para hacer nuevas cosas, pero que todas ellas deban estar bajo el paraguas del bienestar. 
  • Agradecer es fundamental. Todas las noches deberíamos poner como mínimo tres agradecimientos por escrito. 
  • Vincularnos bien y sanamente a los demásCada día tenemos la oportunidad de aprender multitud de cosas, esto es trabajar en pro de nuestro cerebro.
  • Es muy importante que cada mañana nos demos cuenta de que es un nuevo día lleno de oportunidades para ser feliz.
  • Sonreír, abrazar, hablar, querer a los demás, querernos a nosotros mismos y dedicarnos tiempo, ya que no somos capaces de dar a los demás lo que no nos damos a nosotros mismos y para eso es fundamental retroalimentarse.
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies