Economía

2015, la consolidación para Barón de Ley

La gran apuesta de los fondos 'value' españoles en un mercado estratégico como el vino. Analizamos los resultados de esta empresa.

Javier Santacruz. 07/03/2016

Una de las dos compañías cotizadas en España perteneciente al sector vitivinícola, Barón de Ley, acaba de presentar sus resultados. En un primer vistazo, observamos una cuenta de resultados positiva con un beneficio neto atribuido de 23,46 millones de euros, lo que supone una disminución con respecto al año anterior de un 15,18%, cuando el beneficio se situó en 27,66 millones de euros.

Gran variedad de Barón Ley. Pincha para comprar
Gran variedad de Barón Ley. Pincha para comprar

Esta disminución del beneficio neto es producto de varias circunstancias, como el encarecimiento de la materia prima -precios del vino en origen más altos que en campañas anteriores- y los costes asociados a las inversiones realizadas en los últimos años. Una carga impositiva sobre los beneficio mayor en 2015 (7,69 millones frente a 5,96 millones en 2014) unido a las diferencias de cambio, han lastrado a la compañía en este último ejercicio, a pesar de que ha presentado un importe neto de la cifra de negocios superior al que obtuvo en 2014 (+6,53%).

Viñedos de Barón de Ley
Viñedos de Barón de Ley

Tanto las actividades de explotación ordinaria como la financiación muestran una estabilización en 2015 gracias a un menor aporte por el lado de la financiación bancaria. En este sentido, el cash flow generado por las actividades de explotación de la empresa es menor en 2015 que en 2014 pero con tendencia a estabilizarse (+26,86 millones frente a +30,98 millones), mientras que se produce una reducción drástica del cash flow resultante de las actividades de financiación (desapalancamiento o reducción de la deuda) y de inversión.

barondeleyshares

Precisamente, el año 2014 fue ‘atípico’ en sus resultados de caja por las fuertes desinversiones realizadas, las cuales generaron un flujo de caja de más de 91 millones de euros. Por ello, la cantidad de dinero depositada en caja (más de 5 millones de euros al comienzo de 2015) se explica de forma casi íntegra por los fondos que entraron provenientes de las ventas de activos. El resultado ha sido que en 2015, el cash flow sigue siendo negativo (-4,2 millones de euros) pero mejora su situación con respecto a 2014 (-10,45 millones).

La reducción del endeudamiento bruto, tal como figura en el balance de Barón de Ley, no ha aumentado su fondo de maniobra (diferencia entre el activo circulante y el pasivo circulante) ya que al mismo tiempo que la deuda comercial cae, su almacén se está vaciando y además se ha reducido hasta mínimos la partida que recoge las inversiones en depósitos bancarios y créditos concedidos a cooperativas vinícolas.

Barón de Ley Reserva. Compra aquí
Barón de Ley Reserva. Compra aquí

En este punto, el vaciamiento de las existencias (más ventas de vino envasado de años anteriores) apenas compensado por un aumento de la partida de clientes no cobrados, lleva al fondo de maniobra a un resultado positivo de 35,3 millones en 2015 frente a 41,65 millones en 2014. En el negocio del vino, el período medio de cobro a clientes es más corto que el período medio de pago a proveedores.

Ciertamente, uno de los logros financieros del ejercicio pasado es no sólo el control de la deuda sino también su drástica reducción. La deuda financiera neta de Barón de Ley sobre EBITDA (beneficio económico bruto y ‘neto’ entendido como caja y otros medios equivalentes) se sitúa en 1,15 veces frente a 2,03 veces en 2014, aumentando su capacidad de repago de dicha deuda y mejorando la gestión de sus vencimientos.

Barón de Ley, Club Privado. Compra aquí
Barón de Ley, Club Privado. Compra aquí

Las deudas a largo plazo de la empresa han disminuido al igual que lo han hecho las deudas a corto plazo. Las deudas a largo plazo han pasado de 16 millones en 2014 a 14,50 millones en 2015 (lo que supone una disminución del 9,36%), mientras las deudas a corto plazo han pasado de 113,82 millones en 2014 a  75,58 en 2015 (lo que supone una disminución del 33,59%). El desapalancamiento, por tanto, se está haciendo a un ritmo acelerado.

En términos de rentabilidad sobre activos, Barón de Ley ha empeorado el partido que saca a sus activos. En 2015, el margen sobre ventas ha sufrido un deterioro notable, aunque por otra parte mejora la rotación de activos. Pesando más en el resultado la caída en el margen que hace caer al ROA. La rentabilidad anual sobre activos en 2015 es de 5,7% frente al 6% en 2014. Es decir, teniendo en cuenta los datos de margen y rotación de activos, hay un número mayor de clientes pero le dejan un menor margen.

barontinto

La reducción del apalancamiento se deja notar en la rentabilidad que la compañía genera por cada euro de capital (ROE). De un año para otro, el retorno sobre recursos propios ha pasado del 14% anual en 2014 al 10,6% anual en 2015, donde también se deja notar un efecto mayor de los impuestos sobre el resultado neto. Poco a poco, se va agotando la capacidad de Barón de Ley para compensar créditos fiscales y bases imponibles negativas de ejercicios anteriores.

En suma, el negocio de Barón de Ley ya ha pasado por el período de consolidación necesario que ha sido 2015 después de varios años de malos resultados y fuertes inversiones. Esto se deja notar en la diversificación, por ejemplo, de su cartera de clientes. Su negocio crece en todas las áreas geográficas tanto en territorio nacional como en el exterior.

Barón de Ley Varietales Graciano. Compra aquí
Barón de Ley Varietales Graciano. Compra aquí

Su negocio de exportación (con UE y países de la OCDE como principales mercados) crece un 14,26% entre el año 2014 y 2015, suponiendo un ingreso de 44,35 millones de euros y tiene un peso en sus ingresos totales del 47,87%. Este mercado ha crecido en mayor medida que el mercado nacional entre 2014 y 2015.

La plantilla ha aumentado en 2015 con respecto al año anterior, 194 empleados en 2015 frente a los 178 empleados que había en 2014. A la vez se ha reducido el gasto en personal de la empresa de los 8,94 millones de euros en 2014 a actualmente contra con un gasto en personal de 8,79 millones de euros.

barondeleyvino

 

Con todo ello, su perspectiva en Bolsa es ahora más positiva. Precisamente, una de las fuentes de su atractivo es su peculiar método de retribución al accionista, el cual se basa en la entrega de acciones procedentes de su autocartera. De esta forma, sus accionistas significativos (actualmente un inversor tiene más del 46% del capital) van acumulando acciones procedentes de los dividendos y cada vez con más riesgo de OPA (Oferta Pública de Adquisición) por parte del accionista mayoritario.

En términos generales, es una acción muy conservadora (cuando el mercado varía un 1% el precio de la acción varía apenas medio punto porcentual), muy estrecha (con poca liquidez diaria, apenas llega a los 1.000 títulos) y con valoración ajustada (PER 14,43 veces). Sigue siendo una de las grandes apuestas de los ‘value’, aquellos inversores que buscan valor que no está reflejado en el precio de la acción.

Vino blanco Barón de Ley. Compra aquí
Vino blanco Barón de Ley. Compra aquí

** Artículo elaborado con la colaboración de Carlos Gascón López, economista y analista financiero. Disclosure: El autor no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo. 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies