Hoteles de Tailandia, los guardianes del sueño

¿Cuál es uno de los secretos que hacen de Tailandia un destino inolvidable? El ‘Thainess’ o, lo que es lo mismo, el “arte de vivir tailandés”. El carácter inconfundible del ‘Thainess’ es el imán que atrae a los turistas, tanto a los que viajan por primera vez al país como a los que repiten. Todos ellos pueden encontrar en cada rincón siempre algo nuevo que aprender, tocar y experimentar. El estilo de vida ‘Thainess’ se refleja en todos los productos y servicios diseñados y elaborados de forma autóctona y su esencia se apoya en la Cultura Thai, el estilo de vida Thai y la experiencia Thai.

La cultura tailandesa es una de las más acogedoras del mundo

Durante generaciones, ‘Thainess ha ayudado a resolver problemas y llevar la felicidad a los tailandeses. Los thais son notablemente fuertes en su manera de vivir con actitudes basadas en el ‘sanook’ (ideal thai de la diversión) y ‘mai pen rai’ (no te preocupes, sé feliz) para no estresarse, ser amable y hospitalario con los demás. Y esa hospitalidad la llevan al extremo en sus hoteles, siendo auténticos guardianes de los sueños.

Tailandia sorprende tanto por sus paisajes como por el trato afable de sus gentes

A las tradicionales ofertas de las cadenas hoteleras de inmejorables servicios y calidades, se han ido uniendo poco a poco otros hoteles independientes donde el concepto de exclusividad y glamour ha creado una revolución hotelera y en los que el diseño y la elegancia, priman. No obstante, sean grandes o pequeños, todos ellos respetan la impecable hospitalidad que siempre ha caracterizado a Tailandia y que hace que uno siempre se sienta en un lugar único que no podría pagar en Europa. Esa es la gran diferencia. De norte a sur proponemos un recorrido por algunos de los mejores alojamientos del país, todos con historia, todos con ‘Thainess’.

Templos, cultura, tradición… Tailandia es una mezcla de sensaciones y vivencias

El Norte: Místicas montañas, tribus y templos…
El norte de Tailandia es una experiencia completamente diferente. El norte posee un magnetismo fuera de lo común con sus montañas de frescas cimas, suaves colinas selváticas, tribus pintorescas y una espiritualidad que se refleja en cada rincón a través de los más bonitos templos construidos por una magnífica civilización. Es la tierra de la cultura Lanna, la tierra del ‘Millón de campos de arroz’, una cultura diferente que se basa en una mezcla thai con pinceladas birmanas y cuyo patrimonio abarca la arquitectura, la gastronomía, la mezcolanza racial y por consiguiente, las distintas formas de vida que han convivido allí desde el siglo XIV.

El norte es el centro cultural, religioso y artístico del país y, por esa razón, su geografía está cuajada de templos y pueblos de artesanos. Chiang Mai, además, vibra cada día un poco más con su panorama de flamantes hoteles y restaurantes, mientras que Chiang Rai es la puerta del ‘Triángulo de Oro’, de la Tailandia rural y de la naturaleza en estado puro.

Hotel Dhara Dhevi, perfecto para familias

Dhara Dhevi
Concebido por el diseñador Rachen Intawong como un museo viviente, este hotel es el resort más ambicioso de toda Asia. Tardó cinco años en levantarlo sin un plan maestro, simplemente se iban acoplando nuevas áreas de forma natural. Su estilo arquitectónico, auténtico Lanna mezclado con toques coloniales, se extiende a lo largo de 24 hectáreas delimitadas por muros y fosos. En su interior, 123 villas y suites ‘ultra-chic’ han sido decoradas a partir de 20 tendencias distintas.

Villa de lujo con piscina en Dhara Dhevi

En realidad es como una pequeña aldea en la que varias épocas y regiones están reflejadas

, desde la época medieval del esplendor de Chiang Mai hasta el estilo birmano de la colonización. Un palacio, un mercado, un templo, campos de arroz, granjas, jardines y huertos son atendidos a diario por auténticos granjeros, agricultores y artesanos.
Suite colonial con terraza en el complejo Dhara Dhevi

Por esta circunstancia es perfecto para familias ya que ofrece experiencias inolvidables para los más jóvenes: carreras de búfalos, talleres de artesanía, cursos de cocina para niños y hasta actividades como plantar arroz. Y para los mayores, el Dhara Spa, una recreación de un palacio birmano del XIX, es la opción más clara para los huéspedes. 25 salas para tratamientos, algunos milenarios, con técnicas de relajación y estimulación, algo único. Finalmente sus 7 restaurantes, 30 diferentes boutiques y hasta un anfiteatro componen este complejo que se está consiguiendo posicionar como uno de los mejores del mundo.

Tamarind Village con su árbol bicentenario en el patio

Tamarind Village
Tamarind Village, así llamado por su árbol tamarindo de 200 años, es un hotel boutique único de estilo Lanna ubicado en el corazón histórico de Chiang Mai. Desde la calle principal, una línea de maravillosos arcos de bambú conduce hacia la entrada. Íntimo, sereno y relajante, Tamarind Village es un oasis de calma y tranquilidad ideal para explorar los antiguos templos de la ciudad y las pintorescas calles de compras. El hotel posee 42 habitaciones y 3 suites y se encuentra situado en torno a una serie de patios que reflejan la rica diversidad étnica del norte de Tailandia mediante el uso de tejidos y patrones tomados de las diferentes tribus de la región.

El Four Seasons consta de 15 lujosas tiendas de campaña en medio de un exótico paraje natural

Four Seasons Tented Camp
Ubicado en Chiang Rai en medio de exóticos bosques de bambú, frontera natural donde tres países se encuentran: Tailandia, Birmania y Laos, el Four Seasons Tented Camp Golden Triangle es el sitio ideal para pasar unas vacaciones diferentes e inolvidables en las que  disfrutar, entre otras actividades, de trekking y entrenamiento de elefantes. Se trata de 15 lujosas tiendas de campaña en las cuales el espíritu romántico de los exploradores del siglo XIX se hace eco. Según dicen, la comida gourmet es la mejor medicina en el Four Seasons.

El ‘all included’ comprende comidas, bebidas y actividades

El régimen de ‘todo incluido’ para el programa de actividades de aventura del Four Seasons abarca todos los detalles: desde las comidas y bebidas hasta las excursiones en barco por río para descubrir las tribus locales que habitan en las montañas.

Bangkok es muchas cosas, pero sobre todo, modernidad

Bangkok ha llegado a ser la capital más chic del sudeste asiático. Su bullicio y su caos no conseguirán que gane el premio a la ciudad más bonita, pero la llamada ‘Ciudad de los Ángeles’ no tiene rival en cuanto a carisma, energía, historia, moda, aventura y hasta ‘rarezas’.

Una de las rarezas de la ciudad son sus tuc tuc personalizados

La primera toma de contacto con Bangkok es una mezcla de sensaciones: el calor, la humedad, la contaminación y sus interminables atascos obligan al profano a armarse de paciencia, una de las más grandes virtudes del pueblo tailandés y algo escasa en los europeos. Pero por otra parte, la compensación y el equilibrio sobrevienen en forma de rascacielos, neones, los mercadillos y su bullicio, un ataque de consumismo al entrar en sus cientos de centros comerciales, bellísimos templos en mitad de la ciudad, bares y restaurantes trendy, hoteles de lujo exquisito, diseño y vanguardia, tradición y cultura ancestral.

Bangkok mezcla urbanismo con tradición

Valores tan opuestos a lo que se observa en las grandes urbes de la Vieja Europa que quizá ahí radique el secreto del éxito de Bangkok. Nunca defrauda, nunca se llega a conocer del todo y siempre sorprende aunque se visite un millón de veces. Partiendo de todas estas premisas, el viajero que busque la parte más chic de Bangkok la puede encontrar siguiendo el rastro de la ‘gente guapa’ de la ciudad. Esta es una selección de ‘imprescindibles’:

The Oriental es uno de los resort urbanos más impresionantes del mundo

The Oriental
Desde 1.876 este hotel ha sido el faro de Bangkok y ha inspirado a los más famosos escritores del mundo: Somerset Maughman, Joseph Conrad, Rudyard Kipling o el gran poeta Rimbaud compartieron algo más que habitación en el singular, nostálgico y bellísimo Oriental.

Allí han encontrado inspiración numerosas personalidades de la literatura universal

Reconocido como uno de los resorts urbanos mejores del mundo, hoy en día cumple 140 años y sigue conservando su nostálgico atractivo gracias a su magnífica arquitectura colonial y a su inmejorable ubicación a las orillas del Chao Phraya (probablemente el río con los atardeceres más bonitos y románticos de Asia). Pero, además, su gran patrimonio es la reconocida experiencia culinaria que data de 1.958, cuando abrió Le Normandie y cuya tradición de rotar chefs con tres estrellas Michelin, continúa hoy en día. Sin duda, toda una experiencia para el cuerpo y el alma.

Península, un oasis dentro de la ciudad

Península
Éste es uno de los casos en que un hotel excelente se convierte, gracias a su ubicación, en un hotel extraordinario. Situado en la orilla oriental del río Chao Phraya, ofrece una impresionante vista panorámica de la ciudad, y es, a su vez, un oasis de calma en un Bangkok abarrotado y frenético. Las habitaciones y suites son grandes y señoriales, cálidas y de estilo clásico, disponiendo de la más sofisticada tecnología que el hotel denomina eufemísticamente “innovación con un toque personal”.

Lobby del Siam Kempinski, pura sofisticación

Siam Kempinski Hotel, Bangkok
Este hotelazo se encuentra en pleno corazón de Bangkok, con acceso al archiconocido centro comercial Siam Paragon y pegado a la bulliciosa Siam Square. Fue construido sobre un antiguo palacio, el Pathumwan, que significa flor de loto y en su día se utilizó incluso para celebrar la boda del actual rey Bhumibol Adulyadej, en 1950. Hoy en día el hotel lo gestiona la cadena Kempinski y dispone de 401 habitaciones y suites de diseño, rodeando un precioso jardín a través del cual discurren las piscinas.

El restaurante Sra Bua es una de las joyas del Siam Kempinski

Es perfecto tanto para negocios como para ocio. Quizá su plato fuerte, y nunca mejor dicho, sea su premiado restaurante Sra Bua by Kiin Kiin, una joya a cargo del chef Henrik Yde Andersen, estrella Michelin en su restaurante tailandés en Copenhague Kiin Kiin. Sofisticación thai en estado puro.

El restaurante Scarlett Wine & Bar tiene una de las mejores vistas de la ciudad

Pullman Bangkok Hotel G
Gracias a su enclave es posible caminar a lo largo de la bulliciosa calle Silom, bien hasta el río o bien en sentido contrario hasta Lumpini. Desde el hotel, además, se puede tomar el SkyTrain y estar comunicado con los principales distritos de la ciudad. El ultramoderno hotel cuenta con 469 habitaciones decoradas con estilo funcional aunque sofisticado

. Destaca su planta ejecutiva que ofrece, además de un servicio excepcional, todas las comodidades imaginables para hacer la estancia perfecta. La oferta la completan sus tres restaurantes, de los cuales el Scarlett Wine and Bar Restaurant, en la planta 37, es de cocina mediterránea y con excelente vinoteca, además de unas extraordinarias vistas de Bangkok.
La isla de Koh Samui es la tercera isla más grande del país

Koh Samui, situada en el Golfo de Tailandia y con casi 250 kilómetros cuadrados, es la tercera isla más grande de Tailandia y uno de los principales destinos turísticos del Sudeste de Asia, con playas de suave arena a la sombra de altas palmeras y aguas de color turquesa sobre las que navegar hasta el espectacular Parque Marino Nacional de Mu Koh  Angthong. Y por si el sol y el mar no han sido suficientes, aún quedan por descubrir los deliciosos platos de marisco por los que Samui es famosa, sin olvidar su emocionante vida nocturna. Por todo ello, Samui es hoy uno de los paraísos más chic de Tailandia.

Six Senses goza de una situación privilegiada

Six Senses Samui 
El recientemente renovado Six Senses Samui se encuentra situado en una colina al norte de la isla de Samui desde donde se observan unas majestuosas vistas del Golfo de Tailandia. Sus 66 villas con piscina privada están equipadas con todos los lujos imaginables y se encuentran rodeadas por una salvaje vegetación que hará sentir al viajero unido a la naturaleza. El hotel propone una de las mejores ofertas gastronómicas de la isla, tanto regional como internacional, acompañada de una selecta carta de vinos procedentes de todo el mundo. Si el sexto sentido existe, se encuentra escondido en Six Senses Samui…

La península de Krabi es sencillamente impresionante

El sur más ‘in’. De Phuket a Krabi
Sin duda, el sur con más estilo y glamour se extiende desde la famosa isla de Phuket hasta la bella Krabi. Conocida como la ‘Perla del sur’, las costas de Phuket están bañadas por las aguas del mar de Andamán, en el golfo de Phang-Nga. Aquí se concentran algunas de las mejores infraestructuras turísticas de Tailandia y bellísimas playas, las mejores en la costa occidental, unidas por la carretera panorámica de la costa. Entre ellas, destacan Nai Han Beach, la más meridional, las fascinantes Kata Noi y Kata Beach, la larga Karon Beach y las solitarias Nai Yang Beach y Mai Kaho Beach. Gran parte de los hoteles, villas privadas y complejos turísticos, se encuentran en la zona conocida como Laguna Phuket, aunque de un tiempo a esta parte la zona norte se está poniendo de moda e importantes cadenas hoteleras se están estableciendo allí.

Las villas de Banyan Tree cuentan con piscina privada y todos los lujos

Banyan Tree, Phuket
Alojarse en este impresionante resort es sumergirse en la atmósfera del lujo asiático. Las  villas del hotel están equipadas con todos los detalles necesarios, convirtiéndose así en auténticos santuarios para los sentidos. Todas ellas cuentan con pequeñas piscinas privadas y un jardín tropical y están equipadas con distinguidos detalles como sedas tailandesas, aceites corporales, velas, sales de baño… Es difícil imaginar un lugar más adecuado para dejar volar la imaginación y abandonarse al placer de los sentidos.

No visitar su spa es inadmisible

Visitar el ‘Banyan Tree Phuket’ y no dejarse tentar por su impresionante spa sería como visitar Egipto y olvidarse de las pirámides. Contemplar inolvidables puestas de sol desde el ‘Sand Bar’ es un regalo difícil de olvidar. Además, acaba de incorporar un nuevo concepto para familias, las villas de 380 m2 con dos habitaciones, gran salón, piscina y jacuzzi exterior y cocina. Diversos restaurantes con especialidades tailandesas, mediterráneas e internacionales completan este elenco de atractivas propuestas. Un secreto para los amantes: ofrece la posibilidad de disfrutar de una romántica cena a bordo de una de las tradicionales long-tail boats.

Point Yamu es la definición de la estancia zen

Hotel Point Yamu by COMO
El Hotel Point Yamu de la cadena COMO está situado en lo alto de una colina de la bahía de Phang Nga en el Mar de Andamán. Este resort Zen de Phuket es una oda a un nuevo minimalismo de vanguardia artesana y al misticismo exótico, de la mano de la prestigiosa interiorista Paula Navone. La mayoría de las habitaciones cuenta con su propia piscina, que se funde con el turquesa de los muebles y los techos infinitos con lámparas tubulares. El resort tiene su corazón en el spa COMO Shambhala Retreat, donde se encontrará un estudio de yoga, salas de tratamiento especializadas en terapias holísticas, un gran jacuzzi y un gimnasio completamente equipado.

Santhiya Kho Yao Yai es lujo natural en estado puro

Santhiya Kho Yao Yai 
Derivado de las palabras en tailandés ‘natural’ y ‘belleza’, el Santhiya Koh Yao Yai es un paraíso en medio de la naturaleza en la isla de Koh Yao Yai.  El lujoso resort ha sido construido integrando la naturaleza en su diseño para tener el mínimo impacto en el medio ambiente, por el que el huésped del hotel se encontrará sumergido en paisajes naturales, playas de arena blanca y aguas cristalinas durante su estancia.

El resort ofrece una estancia única y sostenible

Sus 30 villas de madera y 60 lujosas habitaciones, todas ellas decoradas al estilo tailandés, se mezclan perfectamente con la naturaleza que les rodea. Entre sus instalaciones, destacan sus piscinas con cascadas, el bello Spa Ayurvana, que ofrece una gran variedad de tratamientos y masajes, y una oferta gastronómica con la mejor cocina thai.

Las villas de Rayavadee están construidas en un bosque de palmeras

Hotel Rayavadee, Krabi
Es el más lujoso resort del sur de Tailandia, miembro de The Leading Hotels of the World. A él se accede en barco privado propiedad del hotel. Cuando se desembarca, sorprende el entorno, ya que sus 11 hectáreas están rodeadas por tres impresionantes playas. Sus villas poseen dos alturas y están construidas en un bosque de palmeras del que se asegura que no se taló ni una sola para levantarlas.

Cenar en La Gruta es una experiencia única

Ver atardecer en su infinita piscina con vistas a la playa, cenar en La Gruta, una cueva natural con las mesas y las sillas en la arena de la playa, o relajarse en su spa son algunos de los pequeños placeres del Rayavadee. Su ubicación, además, permite hacer excursiones de un día a las islas Phi Phi, a la bahía de Phang-nga o a las cercanas cuevas, parques y cascadas naturales de la zona. Por todo esto el Rayavadee es uno de los mejores lugares desde los que descubrir el sur.

*Fotografías de paisajes: Turismo de Tailandia *Portada: Hotel Dhara Dhevi *Fotografías de hoteles: hoteles. *Más información: www.turismotailandes.com * Traveldays agencia especializada en Tailandia, ofrece itinerarios a medida tanto individuales como en grupo por todo el país.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad