Decoración

Ponle color a tu boda

Diseñadora textil de profesión, Michelle Edgemont se sumergió en el mundo de las flores después de realizar los arreglos para su matrimonio.

Teal en español es una cerceta, un pequeño pato con una franja verde azulada metálica alrededor del ojo. Y también es un color, un cian oscuro. La novia lo escogió junto al magenta, azul marino y púrpura saturados, «los colores de las piedras preciosas», precisó Michelle Edgemont, estilista y diseñadora de flores que abrirá su próximo estudio en Brooklyn, Nueva York, el mes que viene.

El Williamsburgh Savings Bank es un edificio histórico. Hoy está convertido en un lujoso centro de eventos y sus dos salones cuentan con bóvedas.
El Williamsburgh Savings Bank es un edificio histórico. Hoy está convertido en un lujoso centro de eventos y sus dos salones cuentan con bóvedas.

La elección tenía sentido después de visitar el ex Williamsburg Savings Bank de Brooklyn, un espacio habilitado para eventos hace apenas un año, que recibió un premio por su rescate patrimonial. Con dos salas circulares que servían para separar los servicios a hombres y mujeres a principios del siglo XX y coronadas por sus respectivas bóvedas, el lugar es un exquisito joyero en sí.

200 invitados para una matrimonio judío. El costo del diseño y las flores fue de 25 mil dólares
200 invitados para una matrimonio judío. El costo del diseño y las flores fue de 25 mil dólares

La planificación y el diseño del matrimonio para 200 invitados tomó casi un año y se realizó bajo el rito judío el pasado fin de semana. Pero apenas fueron tres días los invertidos en procesar, diseñar y montar las flores: 10 arreglos de mesa bajos y 12 altos y ramitos en botellas pintadas por la madre de la novia para la hora del cóctel.

Michelle haciendo el prototipo de centro de mesa con 15 tipos de flores además de follaje. La novia quería las flores en tonos magenta, púrpura, azul marino y verde azulado. Aquí está su bouquet listo antes de empacar.La novia quería las flores en tonos magenta, púrpura, azul marino y verde azulado. Aquí está su bouquet listo antes de empacar.
Michelle haciendo el prototipo de centro de mesa. Drcha: su bouquet de novia

Cada arreglo tenía 15 tipos de flores: dalias, anémonas, ranúnculos, guisantes de olor, tulipanes rosas de jardín, claveles y cardos, además del follaje. Sólo en la chuppah se utilizaron 500 flores y el montaje tomó 6 horas. Tres diseñadores de Chapel Designers vinieron a trabajar con ella un total de 66 horas. El presupuesto, que además de las flores incluía el diseño del evento, fue de 25 mil dólares. Y el resultado, un éxito.

En
Se tardaron más de seis horas en armar la chuppah

Todo comenzó cuando ella decidió que haría las flores de su boda. El proceso se resultó una experiencia creativa y divertida. Las flores evocan la emoción. Como artista, son un medio que trae la satisfacción inmediata y felicidad a cualquiera que les rodea. Las flores pueden hacer que una estancia tome un aspecto formal, casual, colorida, moderna o silenciosa. Su naturaleza orgánica les da una mente propia, lo que hace que trabajar con flores sea un poco impredecible y el resultado a veces, inesperado.

Vista general del salón donde se realizaría la comida y el baile. Los manteles eran de lentejuelas doradas con servilletas púrpura.
Vista general del salón donde se realizaría la comida y el baile. Los manteles eran de lentejuelas doradas con servilletas púrpura.

The Luxonomist: El color parece ser uno de sus puntos fuertes…
Michelle Edgemont: ¡Sí! Mi formación como diseñadora textil en la industria de la moda me ha enseñado mucho acerca de cómo utilizar el color y la forma en que la gente lo percibe. Cuando uno va de compras, lo primero que uno nota en un vestido es el color -no es necesariamente el estampado, la tela o el corte-. El uso de ciertos colores puede tener un efecto poderoso en una celebración. Todos los colores apagados hacen que una habitación adquiera un aspecto relajado, de una belleza clásica. Un arco iris de colores brillantes hace que los huéspedes se sientan felices y emocionados.

'Sweetheart table' se llama en Estados Unidos a la mesa destinada únicamente a los novios.
‘Sweetheart table’ se llama en Estados Unidos a la mesa destinada únicamente a los novios.

TL: ¿Qué es lo te resulta más fácil y más difícil a la hora de trabajar?
ME: La parte más fácil es gastar dinero en las flores. ¡Hay tantas opciones hermosas! La parte más difícil es madrugar y las largas horas del fin de semana de la boda. Ser un florista es un trabajo muy exigente físicamente. ¡Después de la boda lo único que quiero es dormir!

Jennifer Riley Haf es una Chapel Designer y vino desde Michigan a trabajar en esta boda. Ella es dueña de Bloom Floral Design y pronto hará un taller en la Toscana, Italia.
Jennifer Riley Haf es una Chapel Designer y vino desde Michigan a trabajar en esta boda. Ella es dueña de Bloom Floral Design y pronto abrirá un taller en la Toscana, Italia.

TL: Poco convencional. ¿Qué das a una pareja que no van a encontrar en ningún otro lugar?
ME: Yo les estoy dando una experiencia atípica para un diseñador floral. No pongo mala cara a sus locas ideas o puntos de vista poco convencionales para una boda. No cobro extra o no les hago sentir como que tienen que gastar $ 40.000 en flores para tener una boda notable, ya que también soy su estilista y diseño cada elemento de la decoración de su boda. Esto crea un look cohesivo para todo el evento que no van a conseguir en ningún otro lugar.

Los diseñadores a las 10am saliendo a montar el evento. Sylvia Bustamante (Nueva York), Ozzie Gromada Meza (Chicago), Michelle Edgemont, creadora y estilista del evento (Nueva York) y Jennifer Riley Haf (Michigan)
Los diseñadores a las 10am saliendo a montar el evento. Sylvia Bustamante (Nueva York), Ozzie Gromada Meza (Chicago), Michelle Edgemont, creadora y estilista del evento (Nueva York) y Jennifer Riley Haf (Michigan)

TL: Dirección de estilo virtual. ¡Estás rodando con el mundo! Cuéntame cuál ha sido tu experiencia…
ME: Empecé ofreciendo Dirección Creativa virtual a organizadores de eventos y novios que querían una cierta dirección en la estética de su boda, para que ellos lo ejecutaran por su cuenta. Este servicio me permite trabajar con los planificadores alrededor de los EE.UU., no sólo en la zona de Nueva York, porque trabajamos juntos a través de Internet. Una vez finalizada la Dirección Creativa, el planificador puede llevarlo a sus proveedores locales preferidos para su ejecución. El cliente obtiene un evento bien pensado y diseñado sobre el que él o la wedding planner podrá trabajar con sus proveedores favoritos.

Detalle de una columna de la chuppah
Detalle de una columna de la chuppah

TL: ¿Cómo imagina su negocio dentro de diez años?
ME: Espero tener dos empleados a tiempo completo que me ayuden a ejecutar los eventos de estudio y diseños. Quiero dar clases para enseñar acerca de las flores y ser parte activa en la comunidad.

TL: ¿Cuál es tu lema?
ME: Vibrantes, audaces celebraciones y diseñar para crear un mundo hermoso intencionadamente.

florero
En algunas mesas habían arreglos en pedestales dorados, dando dinamismo y elegancia al evento.

* Además, Michelle es estilista de HGTV, diseñó el libro Weddings in Color: 500 Creative Ideas for Designing a Modern Wedding, da numerosas conferencias y tiene su propia tienda con productos para fiestas. *Michelle Edgemont Design *Mail michelle@michelleedgemont.com *Forografía de portada: El enlace tuvo lugar bajo una chuppah (tienda nupcial) y el talit (chal para la oración). En esta ocasión habían dos talit, uno de cada familia. *Fotografías: Sylvia Bustamante y Ozzie Gromada Meza.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies