Bebidas

Beber como ángeles. Vino, religión y turismo religioso  

Repasamos algunas de las bodegas más conocidas que tienen su origen en pasajes bíblicos. ¡Vinos para tocar el cielo!

Ignacio Peyró. 23/03/2016

Saint-Emilion, Priorato, Ribeira Sacra, Viña del Niño Jesús, Saint Joseph, Santa Cruz Vineyards… no son pocas las marcas de la presencia de la Iglesia o de la devoción en los viñedos de toda Europa e incluso del Nuevo Mundo. En un país converso al laicismo como Francia, todavía hay vinos de los mejores pagos del Loira que llevan una leyenda en absoluto galicana: “Omnia pro Petri Sede” (Todo por la Sede de Pedro). Súmese a esto la nueva moda de bautizar a los vinos espumosos con nombres que son reminiscencias de canciones litúrgicas, como Tantum Ergo, de las bodegas Hispano-Suizas.

yquem
Vino dulce d’Yquem. Compra aquí

Al margen de la anécdota, como afirma el historiador Jean-Baptiste Noé (y quizá este no sea mal momento para decir que el bíblico Noé hizo vino con uva syrah, presuntamente), “tendemos con frecuencia a olvidar el papel primordial que tuvieron los obispos y los monjes en la configuración de nuestros viñedos y la formación de nuestros grandes pagos”.

Al fin y al cabo, tal y como afirmó el cura párroco de Vosne-Romanée -lugar de privilegio de la Borgoña-, en un libro recopilatorio de las homilías predicadas a los piadosos hombres del campo con ocasión de la fiesta de San Vicente, patrón de los vinateros, la Providencia nunca ha de abandonar al sector del vino. Para ello, recurrió a un silogismo de perfecta lógica eclesial: la Iglesia necesita vino para celebrar la Misa, la Iglesia es eterna, ergo el oficio de viticultor durará hasta el final de los tiempos. Todo un consuelo en tiempos de crisis.

Château d'Yquem (Sauternes)
Château d’Yquem (Sauternes)

De hecho, el productor que quiera escapar a los vaivenes de la crisis, puede apostar por un valor seguro: la elaboración de vino de Misa, un vino que ha de ser natural y de pura uva («ex genimine vitis impollutum») y cuyo consumo diario se calcula en cerca de 15.000 litros en todo el mundo, es decir, casi 6 millones de litros al año. Al menos, eso es lo que dicen los cálculos de Roberto Bava, el principal productor de vino de Misa de Italia y hombre que comercializa este tipo de vinos de uso litúrgico bajo etiquetas como Malvaxia Sincerum o Alleluia. Como fuere, los miles de litros aludidos “no tienen en cuenta el consumo indirecto del vino de Misa, el que los sacerdotes beben en la mesa, así como los tragos bebidos a escondidas por los monaguillos que, sólo ellos, podrían hacer doblar dicha cifra».

Tantum Ergo. Puedes comprarlo aquí
Tantum Ergo. Puedes comprarlo aquí

Curiosamente, para vinos de Misa también existen premios -no en vano, una mistela tarraconense como De Müller, bodega mítica por su Pajarete, se puede adquirir en tiendas- y la norma general es que los galardones se los lleven bodegueros de países como Eslovaquia. De Benedicto XVI se sabe que, en diversas ocasiones, celebró la Misa del Gallo con el vino regalado por bodegueros como los hermanos Pérez Pascuas, de la Ribera del Duero. En este punto ha habido a lo largo de la historia diversas anécdotas, de modo que cierto cardenal francés tan sólo celebraba con un vino de prestigio como era el Meursault, en gesto de piedad eucarística, “pour ne pas faire la grimace devant le Seigneur”.

Chateau
Château d´Yquem, vinos dulces

Al hablar del simbolismo cristiano del vino, el conde Alexandre de Lur-Saluces, de la familia propietaria durante siglos de la bodega más reputada del mundo, Château d’Yquem, elaborador de vinos dulces de Sauternes en la zona de Burdeos, afirma en ‘La moral d’Yquem’ –quizá con cierta incontinencia retórica-, que entre la resurrección y la conocida como “podredumbre noble” de sus vides (un hongo que les da el dulzor característico) hay concomitancias. La uva muere por el hongo para sólo entonces dar su mejor zumo, del mismo modo que Cristo murió y resucitó para salvar a los hombres.

Bodega de Château Pâpe-Clément
Bodega de Château Pâpe-Clément

Lur-Saluces ha sido elaborador de vino en el viñedo teóricamente menos católico de Francia, el de Burdeos -hubo muchos comerciantes ingleses y de otros países en la zona, así como mucho dinero de origen hebreo-, lo cual no impide que la nomenclatura bordelesa rebose de santoral: Château L’Angélus, Château L’Évangile, Château Pâpe-Clément… Pensemos que el cotizadísimo Château Ausone es del mismo viñedo que perteneció al poeta latino Ausonio -el de “collige, virgo, rosas”-, converso al cristianismo. De hecho, el terruño tradicional del vino de Burdeos coincide, punto por punto, con los límites de la antigua diócesis…

C
Château L´Angélus

El vino aparece 173 veces en el Antiguo Testamento, por 114 apariciones de la viña. En el Nuevo Testamento, el vino es mencionado 41 ocasiones, por 32 la viña. Sólo los números ya hablan de la importancia simbólica concedida al asunto. A partir de ahí, cristianismo y viticultura irían siempre de la mano. Tal y como subraya el historiador del vino -y gran best seller- Hugh Johnson, “más que por las necesidades de mantener la clientela, la conservación de la viticultura se debió al cristianismo”.

Vino dulce Château d'Yquem. Compra aquí
Vino dulce Château d’Yquem. Compra aquí

Veamos, pues, algunos datos concretos. Niceto de Tréveris fue patrón de los vinateros del Mosela, por ser él mismo vinatero. San Didiero plantó viñas en Cahors y San Ermelundo en la región del Loira. San Germán, obispo de París, nunca olvidó sus orígenes en una tierra de privilegio para la ‘vitis vinifera’, a saber, la Côte d’or borgoñona. Diversos puntos de la regla de San Benito inciden en el vino: como es lógico, “no se ha de beber hasta la saciedad”, pero entre los benedictinos se plasma la figura del bodeguero del monasterio, que ha de ser “un hermano juicioso” y de “entendimiento maduro”.

Compra aquí el vino Château L'Angélus
Compra aquí el vino Château L’Angélus

Los monjes de Cluny deslindaron las mejores fincas de la Borgoña ya desde la Edad Media, en pagos cotizadísimos cuyas demarcaciones no han variado hasta nuestros días, como tampoco ha variado la costumbre de subastar los frutos de la chardonnay y la pinot noir para causas benéficas en el Hospicio de Beaune. Romanée-Conti, Romanée-Saint Vivant, Chambertin… son nombres que hoy adornan botellas de cientos o miles de euros, y el fruto de sus uvas ya fue apreciado en la Edad Media.

Compra aquí Dom Perignon
Compra aquí Dom Perignon

Como es sabido, el cisterciense Dom Pérignon inventó el champán -según la leyenda- un día en que creyó estar ‘bebiendo estrellas’. Y, en esa historia de monjes y de viudas que es la historia del viñedo de champaña -pensemos en la viuda Clicquot-, otro cisterciense, Dom Ruinart, ayudaría a su hermano de orden en la tarea. Ambos dan hoy nombre a marcas comerciales de prestigio imbatible.

Compra aquí Dom Ruinart
Compra aquí Dom Ruinart

Los mismos monjes cistercienses serían los responsables directos de la creación del vino del Jura, en el Arbois, producto enológico de gran complejidad técnica. Y la historia pontifical sigue apareciendo en cada vino del Ródano con la etiqueta de Châteauneuf-du-Pâpe: las botellas han de llevar la tiara pontificia en el propio cristal y por tradición es un vino que se elabora con una docena de castas de uvas diferentes, en honor al número de apóstoles.

Dom Perignon, un champán para 'ver las estrellas'
Dom Perignon, un champán para ‘ver las estrellas’

Del otro lado del Rhin, en Alemania, los benedictinos de Eberbach alumbraron el surgimiento de una de las castas blancas más reconocidas del mundo, la uva riesling. Y los benedictinos de Fulda hicieron con el riesling uno de los vinos de mayor precio y longevidad que existen, el Spätlese, vino dulce de maduracion tardía. De hecho, el riesling también se llama Johannisberg todavía, en honor al hogar primero de aquellos monjes. Pero, por supuesto, esta historia no termina al otro lado del Rhin, sino al otro lado del Atlántico, a aquellas colonias jesuitas de Uruguay y Paraguay a donde los jesuitas llevaron “el vino que alegra el corazón del hombre».

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies