Celebrities

Carlos Falcó: «El lujo es el ‘Silicon Valley’ Europeo»

Hablamos con Carlos Falcó, uno de los empresarios más innovadores del sector vinícola. Sus aceites además han dado la vuelta al mundo.

Eva Revuelta. 02/06/2016

En The Luxonomist hemos podido charlar con Carlos Falcó, Marqués de Griñón, Grande de España, Marqués de Castelmoncayo, descendiente del Gran Capitán, cofundador del Club Siglo XXI y presidente del Círculo Español del Lujo Fortuny. Es ingeniero agrónomo, estudió en en la Universidad de Lovaina (Bruselas) y fue graduado por Davis (California). Ha sido siempre un innovador. Su bodega fue la primera nave de crianza climatizada de España con controles electrónicos de humedad y una almazara antioxidativa. Está equipada con la última tecnología, de la que salen aceites que, como algunos de sus vinos, han obtenido prestigiosos premios y excelentes críticas. En 2003, Dominio de Valdepusa se convirtió en la primera denominación de origen reconocida en el ámbito nacional y comunitario.

Carlos Falcó en sus viñedos
Carlos Falcó en sus viñedos

The Luxonomist: ¿Por qué la innovación y la tecnología están arraigadas en el ADN de tu compañía?
Carlos Falcó: Es una idea, la excelencia en el siglo XXI. La innovación es uno de los códigos que incluimos en la empresa: por un lado defensores de tradiciones y de preservar todo lo que se pueda y, por otro en el siglo XXI para tener éxito en el mercado nos exige ser innovador.

TL: Cuéntenos alguna de las innovaciones en las que ha sido pionero.
CF: Hay que innovar en todo, desde el diseño del packaging hasta en la elaboración del producto. Un ejemplo es nuestro aceite de oliva, que llevaba 6.000 años haciéndose, pero en el proceso se perdía una gran parte de los antioxidantes. Mediante un proceso de I+D+i y junto a varias universidades italianas hemos conseguido que ahora tenga nueve veces más cantidad de antioxidantes. ¡Incluso ganamos concursos! Así que ha ganado en calidad, en el tiempo que están las botellas en una estantería, aguanta mucho mejor y tiene mayor valor dietético.

Vino Emeritus. Compra aquí
Vino Emeritus. Compra aquí

TL: ¿Cuál diría que es su elemento diferenciador frente al resto de sus competidores?
CF: Yo tengo una frase que repito mucho a mi gente que es que ‘el mundo ya está lleno de productos, incluido el vino, buenos y de calidad’. Ya no basta con hacer un buen vino sino bueno y diferente. ¿Cómo se consigue? Primero haciendo un vino de pago, es decir, de finca. Yo soy Presidente de una Asociación que se llama Grandes Pagos de España y la idea es, junto a la de los chateaux  franceses, que un viñedo produce una uva diferente a la del viñedo de al lado y a los de otras regiones. Con lo cual siempre está comprando un producto de pago, como llaman en Francia, diferente y único. Esta idea es esencial y lo estamos aplicando al aceite de oliva.

TL: ¿Cuál fue el propósito al heredar la Casa de Vacas?
CF: En realidad no fue un propósito. Yo fui a ver a mi abuelo con 15 años porque me interesaba mucho la almazara, su castillo de Malpica del Tajo y Valdepusa que llevaba funcionando desde el siglo XIII y había hecho innovaciones en el aceite de oliva ya en aquella época. Como nieto suyo, Fernandez de Córdoba tenía preparado para mí llevarme a la Academia Militar de Zaragoza, pero yo lo que quería era dedicarme al campo, al aceite de oliva y al vino. Yo le dije: Mira abuelo, yo lo que quiero es ser ingeniero agrónomo para embotellarte todas estas botellas. Al final, él murió estando yo en la universidad y me dejó esta finca de Malpica. Una parte de su finca se llama Casa de Vacas para que pudiera cumplir mi sueño.

El hombre que ha modernizado la viticultura
El hombre que ha modernizado la viticultura

TL: Se le atribuye positivamente ser el responsable de la modernización de la viticultura española, ¿está orgulloso de esa responsabilidad y cómo lo ha conseguido?
CF: Al igual que ocurre en todos los países es que si te reconocen fuera, entonces luego también te reconocen en tu país. Me acaban de dar en Toscana el premio Marco Mugelli y Massimo Pasquini, por la calidad dietética y gastronómica de nuestros aceites. Como te contaba antes, estudié ingeniero agrónomo en la Universidad de Lovaina y posteriormente hice un Master de Viticultora y Economía Agraria en California. Eran los 60 y allí todo estaba muy avanzado.

California Wine Month 3
Viñedos en Napa Valley, California

En la zona que luego sería Silicon Valley se creó una especie de ecosistema maravilloso para la innovación. Respecto al vino, en la zona de Napa Valley se hacían unos vinos realmente buenos con unas técnicas muy nuevas. Como yo ya tenía el proyecto del vino y aceite en la cabeza, decidí empezar con el vino. Cuando volví a España empecé a hacer cosas realmente nuevas.

Mejoré lo que estaban haciendo los californianos y de Israel me traje un sistema de riego por goteo que ahorraba mucha agua. Fue el primer viñedo del mundo con este sistema. En los años 80 y 90 probamos también con otra viticultura con una procesadora australiana y, a partir de 2000, metimos sensores digitales tanto en las viñas como en la tierra y pusimos ondas meteorológicas digitalizadas para conocer el pronóstico del vino con el fin de mejorar la calidad del vino evitando de tratamiento de plagas y que fuera más natural y ecológica.

Los viñedos del Marqués de Griñón
Los viñedos del Marqués de Griñón

TL: También está enfocado a la calidad, háblenos de la asociación Grandes Pagos de España.
CF: La Asociación se creó en el año 2000. Fue la idea de reunirnos algunos bodegueros, Mariano García y yo, que había sido durante 30 años el enólogo de Vega Sicilia, el vino más prestigioso en aquella época por lo menos de España. Estábamos fuera de las denominaciones de origen. Finalmente, en 2002, nos dieron el primer reconocimiento de denominación de origen, solamente a la finca. Fue un bombazo a nivel internacional. La Unión Europea lo ratificó el año siguiente. Que una finca tuviera una denominación de origen sólo de la finca nos hizo dar un salto cuántico.

Griñon 1
El Marqués de Griñón en sus olivos (Foto: Álvaro G. Laiz)

TL: ¿Cuáles son los siguientes pasos para crecer y diversificar su producción?
CF: Con el aceite de oliva, que era el producto tradicional del Castillo de Malpica, empezamos más tarde. En los años 90 descubrimos que en Toscana estaban haciendo los mejores aceites pero de manera muy tradicional. Había un grupo de científicos intentando mejorar eso y que no se perdieran los antioxidantes. Pero al final como nadie lo quería hacer allí nos lo trajimos aquí, a Toledo. Doce años después hicimos una almazara, una extractora de aceite, después de 6.000 años de molinos. Eso me lo han reconocido ahora en Italia, la principal guía de aceites del mundo, que se publica en Roma. Llevamos cuatro años con la máxima puntuación de la guía. Esto nos ha servido mucho en países como EEUU y Japón.

Compra aquí Arequina de Marqués de Griñón
Compra aquí Arbequina de Marqués de Griñón

TL: ¿En que proyectos está involucrado? ¿Cuáles son los siguientes pasos para crecer y diversificar su producción?
CF: He escrito un libro sobre el vino y otro sobre aceite de oliva que lleva 14 ediciones y es de Planeta, y está publicado en España, Italia y Alemania. Ahora estoy escribiendo otro y va a estar relacionado con el vino y la calidad de vida. El último proyecto importante en el que estoy involucrado se llama Círculo Fortuny. Se creó en 2011 a imitación del Comité Colbert en Francia que aúna la excelencia francesa y en el que están dentro, por ejemplo, Hermès o Louis Vuitton.

Hermès 1
Hermès es una de las firmas presentes en el Círculo Fortuny

En los últimos meses han entrado en el Círculo Fortuny, el Museo del Prado, el Museo Thyssen, el Museo Reina Sofía, el Teatro Real de Madrid y el Liceo de Barcelona. En este momento hay 52 miembros. Entre sus objetivos está potenciar la Marca Europa, que es el 7% de la población mundial y, de la excelencia, el lujo que está creciendo vertiginosamente, tiene el 70% de éste, ya sea moda, automóviles, vinos. Es el ‘Silicon Valley’ Europeo. Por eso tenemos que cuidarlo mucho, porque es la imagen de Europa. Queremos cuidar su cultura, las tradiciones artesanales de siglos, la creatividad, y al mismo tiempo hacer empresas modernas con marcas que están establecidas a nivel mundial. Esa es un poco la idea.

La espectacular bodega de Falcó
La espectacular bodega de Falcó

TL: ¿Qué espera que sintamos al probar alguno de sus vinos o aceites?
CF: Lo que yo busco es el placer, es decir, disfrutar de la vida, la calidad de vida. Placer inteligente, en sentido que tomes algo que es bueno para tu equilibrio mental, que te mejore por supuesto, la calidad de vida.

TL: Lo primero que hace por la mañana es…
CF: Ver el programa del día, compromisos, reuniones, entrevistas como esta. Si puedo también quedarme en el campo y escribir el libro que entrego el 20 de julio. El último libro lo entregué 7 años después.

Aceite, vino... Aquí puedes comprar sus productos
Aceite, vino… Aquí puedes comprar sus productos

TL: Un sueño por realizar.
CF: En el mundo este del aceite que me muevo yo, sería el recuperar la enorme trascendencia que tuvo el aceite de oliva clásica de los fenicios y romanos como producto cosmético. Una vez más el papel de la tecnología del S.XXI nos está permitiendo hacer aceites con muchos más antioxidantes que son claves para la piel, por ejemplo la vitamina E. Pues estoy en ese proyecto.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies