Belleza

¿Alérgico? Vive tranquilo este verano

Necesitas saber ciertas cosas que te ayudarán a mantener a raya tu alergia. Huye de las tormentas y las zonas húmedas.

Patricia Peyró. 07/06/2016

La primavera no solo la sangre altera. De hecho, lo que más altera son las vías respiratorias a causa del polen de gramíneas. Según dicen los expertos, es el principal foco aeroalérgeno de nuestro país, junto con los ácaros. Pero la cosa no queda ahí: la vida útil del polen como potencial fuente de alergia es más larga de lo que podemos pensar y puede atacar después: por ejemplo, cuando se desata una de las tormentas o vendavales típicos de la primavera y el verano.

El viento
La humedad relativa del aire afecta a los agentes alérgenos: cuanto más húmedo el ambiente, peor. Foto: Flickr

Volando voy
“El polen que hace daño, produciendo rinitis y asma, se encuentra en el aire”, explica Javier Subiza, especialista en Alergología e Inmunología clínica. Pero atención, porque estos pólenes voladores, que hacen estragos en el alérgico a partir de los quince minutos de la exposición, “luego caen al suelo”, aclara este especialista “y pueden levantarse con el viento”.

El polen está en el suelo
Las partículas que producen las alergias están en el suelo pero pueden levantarse con el viento

Días de viento y tormenta.
Cuando el polen del suelo sale volando “se genera una resuspensión que produce reactivaciones en los pacientes, tanto de rinoconjuntivitis como de asma bronquial”, asegura quien es asimismo director de la madrileña Clínica Subiza. Desde este centro alertan especialmente de los meses de mayo y junio, aquellos en los que se producen más tormentas: «Ese viento que se levanta antes de la tormenta y cuando empieza a llover, en lugar mejorar a los pacientes con asma, los empeora, y sus crisis se pueden llegar a multiplicar por tres o por cuatro”.

Estos datos se acaban de evidenciar en una investigación llevada a cabo por D´Amato y sus colaboradores y publicada en la revista Clínica & Experimental Allergy.  Los autores recomiendan a los alérgicos no salir al exterior durante una tormenta, fundamentalmente en épocas de polinización altas, ya que durante los 20 ó 30 primeros minutos de ésta, se despiden en la atmósfera partículas alérgenas que se rompen por choque osmótico y adquieren un tamaño respirable. Subiza aclara que son “unos gránulos de almidón que se encuentran dentro del polen, con un tamaño de dos o tres micras que salen disparados y son especialmente accesibles a las vías respiratorias inferiores, más allá de la tráquea”.

Es mejor quedarse en casa durante las tormentas de verano
Si eres alérgico al polen, no salgas de casa durante ni inmediatamente después de una tormenta.

Si viajas, toma las siguientes precauciones
Se acerca la hora de viajar y los expertos en la materia alertan de algunas cosas que generalmente nos pasan inadvertidas. Estos son los consejos:

  • El doctor Dr. Alfonso Malet Casajuana, Director Médico en Al.lergo Centre-Barcelona nos recomienda permanecer atentos a la información aerobiógica que facilita la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología). Mejor viajar con las ventanillas siempre cerradas, según explica, con el fin de evitar que entre en el vehículo el polen ambiental, además de la contaminación de los demás coches que dañan las vías respiratorias y pueden precipitar las crisis alérgicas.
humidificador
Olvídate de los humidificadores de ambiente, que son contrarios a lo deseable cuando se tiene alergia.
  • Harías bien en llevar tu propia aspiradora, siempre con filtros de alta eficiencia (HEPA).
  • Desconfía de los aires acondicionados y ventiladores, que pueden tener los filtros sucios y mejor aléjate de ellos en los restaurantes.
  • Ten en cuenta dónde vas a viajar: Las zonas más húmedas de las costas son peores para los alérgicos y pueden provocar ataques de asma, según explica Subiza, “porque proliferan mucho mejor los ácaros y los hongos”, ambos fuertes desencadenantes de alergia en muchas personas. Para prevenirlo, conviene llevar la medicación según prescripción de tu médico. Otra opción será llevar fundas para colchones impermeables para estos pequeños arácnidos».
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies