¿Lista para el verano? En 15 minutos, disfrútalo sin arrugas

El ácido hialurónico es el relleno dérmico más demandado en estética, ya que su tratamiento es fácil, rápido y sin efectos secundarios.

Julio Puig. 01/07/2016

En verano nos apetece estar más radiantes que nunca, ¿verdad? Pues apunta este nombre: ácido hialurónico, un ingrediente mágico que te devolverá la elasticidad de la piel ¡en solo 15 minutos! Su poder reside en su capacidad para retener la humedad, ya que se considera que tiene mayor capacidad que cualquier otro polímero natural o sintético. De hecho, un gramo de ácido hialurónico es capaz de almacenar hasta seis litros de agua. Científicamente hablando, el ácido hialurónico (también conocido como ‘hialuronano’) es un ‘glicosaminoglicano’, es decir, un tipo de molécula compuesta por azúcares. Es un componente estructural y natural de la piel y, de hecho, está presente en el tejido conectivo de todo el cuerpo humano.

La piel pierde agua con la edad
La piel pierde agua con la edad

Una capacidad que guarda una estrecha relación con el envejecimiento, ya que una de las principales características de una piel joven es su contenido de humedad. A medida que envejecemos nuestra piel pierde humedad, que se traduce en una pérdida de firmeza, hidratación y flexibilidad. Aparecen las temidas arrugas y se produce un adelgazamiento en zonas como las mejillas y los labios. Esto no quiere decir que la piel de todo el mundo se vuelva seca con la edad, simplemente significa que la piel carece de la cantidad de humedad que tenía en su juventud debido al daño solar u otros factores.

También se usa para relleno de labios y pómulos
También se usa para relleno de labios y pómulos

Además, el ácido hialurónico ayuda a fortalecer las barreras de la piel, es decir, las capas externas de la piel. Una piel sana se ve y se siente más suave, más elástica y más joven. También proporciona una defensa antioxidante contra los radicales libres y reduce la inflamación.

Mejora la flacidez sin afectar a la expresión del rostro
Mejora la flacidez sin afectar a la expresión del rostro

Usos estéticos del ácido hialurónico
El ácido hialurónico se emplea principalmente en los rellenos faciales. Es un tratamiento ideal para moldear el rostro y corregir signos asociados con el envejecimiento: se mejora la flacidez de la cara, se reducen las arrugas y los pliegues, se aumenta el volumen de los labios y de los pómulos, se soluciona el mentón retraído, se estimula la proliferación de factores de crecimiento y los procesos de regeneración de la piel… Y todo ello sin afectar la expresión facial ni agredir la piel, obteniendo resultados inmediatos y duraderos.

Estimula la producción de elastina, colágeno y tejido epidérmico
Estimula la producción de elastina, colágeno y tejido epidérmico

No en vano, el ácido hialurónico se ha convertido en la sustancia de relleno dérmico más demandada, por encima de los rellenos con grasa autóloga (grasa del propio paciente), los hidrogeles inyectables o las inyecciones de plasma rico en plaquetas (con sangre extraída del paciente). Una solución ideal para estimular la producción de elastina, colágeno y tejido epidérmico.

Es el tratamiento más demandado para acabar con las arrugas
Es el tratamiento más demandado para acabar con las arrugas

El tratamiento con ácido hialurónico es rápido (entre 15 y 30 minutos), mínimamente invasivo y produce escasas molestias. Se aplica a través de microinyecciones superficiales a lo largo de la arruga, sin buscar demasiada profundidad y tratando de que estén cerca unas de otras para que el resultado sea lo más uniforme posible, evitando irregularidades. Existen diferentes fórmulas de ácido hialurónico en función de su densidad. Las menos líquidas, es decir, las más densas, son ideales para rellenar arrugas de distinta profundidad y corregir faltas de volumen. En cambio, las más líquidas son las que se utilizan para revitalizar e hidratar el rostro.

Un tratamiento ideal para el verano. Es un tratamiento sencillo, mínimamente invasivo que no necesita de ingreso hospitalario ni de un periodo largo de recuperación (como mucho puede aparecer una leve hinchazón) y  cuyos resultados se perciben de manera inmediata sin dejar rastro, respetando la estructura del rostro, además de devolverle personalidad y mantener su naturalidad.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies