Belleza

Cuida tu boca… ¡también en verano!

No te olvides de la higiene bucal ni siquiera de vacaciones, es fundamental para mantener una sonrisa perfecta.

Marisa Nufrio. 20/07/2016

En verano, todos queremos lucir una sonrisa bonita, ya sea en la playa la montaña o simplemente salimos a pasear. Sin embargo, la falta de una rutina evidente por la llegada de las vacaciones repercute también en nuestra rutina de higiene bucal diaria. En la época estival reina el descontrol y eso puede afectar a nuestra sonrisa en los meses e incluso años siguientes.

En verano, no olvides tu rutina de higiene bucal diaria
En verano, no olvides tu rutina de higiene bucal diaria

Para proteger los dientes de los peligros del verano hay que seguir una serie de consejos y, sobre todo, acudir al dentista para informarse de los posibles daños ocultos que nuestra boca pueda sufrir aunque no los veamos. Solo así se evitará caer en los errores más comunes a la hora de cuidar nuestros dientes y sabremos en todo momento el estado de nuestra salud bucal.

El vino tinto puede cambiar el color de nuestros dientes
El vino tinto puede cambiar el color de nuestros dientes

Entre los cuidados necesarios durante el verano, aplicables también al resto del año, debemos evitar especialmente el abuso de bebidas carbonatadas o zumos que presenten gran acidez. No es un secreto que el azúcar presente en la mayoría de los refrescos acaba dañando nuestra dentadura si no se controla adecuadamente. Lo mismo ocurre con las bebidas frías, ya que los cambios bruscos de temperatura afectan a las encías, en especial si éstas han demostrado ser especialmente sensibles a los helados o refrescos con hielo.

El agua es nuestro mejor aliado... también para los dientes
El agua es nuestro mejor aliado… también para los dientes

En este mismo sentido, el agua puede ser uno de los mayores aliados de nuestra boca, puesto que contribuye a su hidratación, así como a la del resto del organismo. No se consideran tan positivas las bebidas con algún tipo de tinte como la sangría, el tinto de verano o el vino porque a menudo ensucian los poros del mineral que compone el esmalte dental. En cuanto a las rutinas diarias, la tendencia veraniega de picar entre horas o alterar los horarios provoca un desajuste en el cuidado corporal, especialmente cuando se trata de nuestra boca; pero no hay que olvidar que los dientes siguen necesitando de una higiene diaria completa para evitar problemas a la vuelta de las vacaciones.

El sol ayuda a fijar el calcio de los dientes
El sol ayuda a fijar el calcio de los dientes

Pero no todo es negativo, elementos como el sol del verano, que ayuda a fijar el calcio en los dientes, o la sal del mar, que siempre ha demostrado ser saludable para la boca en pequeñas cantidades pueden ser un gran aliciente para disfrutar del ocio y tiempo libre del verano. En cualquier caso, no olvides que una buena higiene y las visitas periódicas al dentista son siempre nuestros mejores aliados para lucir nuestra mejor sonrisa… ¡también en verano!

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies