Hoteles

Casarse en el cielo del Golfo de Arabia

El hotel más lujoso del mundo, el Burj Al Arab, ofrece la posibilidad de casarse literalmente en el cielo.

A 212 metros de altura por encima del Golfo de Arabia, las bodas de las mil y una noches se convierten además en «boda de altura». Se trata de uno de los servicios exclusivos que ofrece el hotel Burj Al Arab, en Dubai, a sus exclusivos clientes. Un arquitecto de bodas diseña especialmente cada ceremonia, se encarga de cada detalle y está a su disposición a cualquier hora del día. Puede disfrutar de esta experiencia a partir de unos 50.000 dólares.

La «boda de altura» incluye la llegada al Burj Al Arab en un avión bimotor italiano Augusta 109 o por carretera en un Rolls Royce Phantom y el alojamiento exquisito en una de las 202 suites del Burj Al Arab, que cuentan con un tamaño de entre 170 y 180 metros cuadrados. La gastronomía corre a cargo del galardonado y exclusivo chef del Burj Al Arab, Maxime Luvara, mientras que el escencial «pastel de boda» pertenece al ámbito del chef pastelero Johannes Bonin.

Para antes del evento, la relajación de los novios y de los invitados corre a cargo del spa Talise del Burj Al Arab. Entre las sorpresas para la boda, uno puede elegir su «Perfume de boda» diseñado especialmente y elaborado por un destacado perfumista. Si no tiene claro cual es su vestido de novia ideal, o como quiere ir vestido a la boda si es un invitado, el hotel le ofrece su servicio exclusivo de «alta costura», y le garantizan el acceso privado a prestigiosas marcas de ropa de Lujo e incluso a sus diseñadores más famosos, incluyendo por supuesto una sesión privada con los joyeros más exclusivos de Dubai.

El helipuerto del Burj Al Arab ha sido el escenario de actividades únicas: en 2004 Tiger Woods realizó varios saques desde el helipuerto; en 2005 Roger Federer y Andre Agassi se retaron para jugar al tenis allí; en 2011 Rory McIlroy realizó un hoyo en uno; y el año pasado el Campeón de Fórmula 1 David Coulthard realizó trompos en un coche del equipo Red Bull Racing. 

El director general del Burj Al Arab, Heinrich Morio, asegura que siempre están buscando formas nuevas y especiales de complacer a sus huéspedes. «Creemos que un evento único en la vida merece un lugar igualmente único, y nos complace añadir esta localización especial a nuestra colección de experiencias inolvidables». Pues eso, inolvidable seguro que lo es. Para todos los invitados a la boda.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies