Chanel invierte en seda

La empresa francesa quiere competir en el exclusivo mundo de las sedas salvajes y sostenibles.

Hay tres firmas internacionales cuyos productos fabricados en sedas naturales, orgánicas, con tenidos naturales y, en algunos casos pintadas y tejidas a mano, tienen fama mundial. Desde luego la multinacional Hermès es reconocida en el mundo por sus pañuelos de seda natural. Empezaron siendo su marca de identidad junto con los bolsos de viaje y décadas después, sus sedas y sus diseños son fácilmente reconocidos.

Hermés destaca sin duda por sus pañuelos de seda. Compra aquí
Hermés destaca sin duda por sus pañuelos de seda. Compra aquí

Otra gran marca especialista en sedas (la llamada Hermès latinoamericana) es Pineda Covalin, la firma mexicana de productos de ultra lujo, familiar y especializada en sedas salvajes con exclusivos motivos. Menos internacional, pero no por ello menos conocida es la japonesa Seigon, con tiendas en Nueva York y Tokio, sus fulares y corbatas están numerados. Todos fabricados a mano con sedas salvajes de gusanos de seda orgánicos y tejidas y teñidas artesanalmente a mano. Las corbatas son un must en Wall Street, cualquier banquero que quiera entrar por la puerta grande tendrá una corbata numerada -del 1 al 8- de sus decenas de modelos.

Bolso y pañuelo de Pineda Covalin. Compra aquí
Bolso y pañuelo de Pineda Covalin. Compra aquí

Y ahora Chanel quiere entrar en este extraordinario negocio del exclusivo mundo de la seda. Un negocio que no es nuevo, pero por el que la apuesta anunciada este verano implica una inversión directa en calidad y exclusividad. Chanel ha creado una unidad de producción exclusiva de sedas para reforzar la calidad de sus productos y la cadena de suministro. Para ello, ha llegado a un acuerdo de larga duración con cuatro pequeñas factorías de la zona de Loira, que estarán implicadas desde la producción de la seda hasta la fabricación del hilo y la impresión.

Chanel quiere recuperar el glamour de la seda de alta gama
Chanel quiere recuperar el glamour de la seda de alta gama

A juicio del presidente de Chanel, Bruno Pavlovsky, en declaraciones a Reuters: «Se trata de una apuesta de futuro por la calidad, para garantizar que la industria del diseño y del tejido en seda natural en Francia no muera en unas décadas». De las cuatro empresas manufactureras, tres llevan el sello de Entreprise du Patrimoine Vivant, reservado sólo para las empresas que ofrecen productos de ultra lujo artesanales hechos en Francia. Chanel se suma así a LVMH, Hermés o el grupo Kering, que en los últimos años han apostado por la compra de factorías artesanales para competir en el negocio de la seda.

Chanel apuesta por la seda de alta gama para sus accesorios y colecciones
Chanel apuesta por la seda de alta gama para sus accesorios y colecciones

La integración dentro de las líneas propias de fabricación de estas multinacionales esta provocando también un efecto paralelo y es la falta de fabricantes independientes de sedas de gran calidad, lo que le hace la vida muy difícil a las pocas marcas de lujo y ultra lujo artesanales que aún se mantienen independientes en Francia, como Goyard, el fabricante de calzado Pierre Hardy o Lanvin, la marca de moda más antigua de Francia.

Hermés tiene una participación minoritaria en Pierre Hardy, cuyo diseñador crea sus zapatos desde 1990, y desde 2001, de la joyería. Hermés es el mayor productor de seda de alta gama de Francia y concentra alrededor de la zona de Lyon factorías que emplean a 800 especialistas en seda.

Corbata de Hermés. Aquí puedes ver más
Corbata de Hermés. Aquí puedes ver más

El pasado mes de abril, Chanel compró una participación minoritaria en la proveedora francesa de tul y encaje Sophie Hallette, situada cerca de Calais y con 129 años de historia a sus espaldas. La industria del encaje últimamente ha sido duramente golpeada por una fuerte caída en la demanda de la ropa interior de los principales mercados como Rusia o Asia. Chanel cree que en los próximos años se recuperará, al igual que la seda que ya empieza a formar parte de las colecciones de ropa interior de lujo.

El negocio de la seda de lujo quiere recuperar el esplendor de otras épocas
El negocio de la seda de lujo quiere recuperar el esplendor de otras épocas

Chanel es la segunda mayor multinacional de lujo del mundo. Se estima que genera un poco menos de 7 mil millones de euros en ventas anuales. La compañía, controlada por los multimillonarios Alain Wertheimer y Gerard, no publica cifras o detalles financieros de sus adquisiciones. Cada 5 minutos se vende en el mundo un perfume de Chanel Nº5, su principal fuente de ingresos.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies