EducaciónTheLux

¿Quieres ser una persona con gancho?

Ya puedes ser esa persona con ángel capaz de seducir a todos a tu alrededor. Solo tienes que entrenar algunas claves psicológicas que, además, te harán sentir mejor contigo mismo.

Ana Villarrubia. 03/11/2016

¿Sabes que hay una enorme cantidad de cosas que puedes hacer para potenciar tu encanto y ser una persona más atractiva? Muchísimas, y todas ellas sin cambiar ni un ápice ninguno de tus rasgos físicos y sin dejar de ser fiel a tu identidad. Porque, tanto en hombres como en mujeres, quien más reclamo genera en los demás no es necesariamente la persona más objetivamente bella, ni la más inteligente, ni la más alta, ni la que mejor tipo, ni la mujer más exuberante o el hombre más varonil… Más allá de cualquier atributo físico el atractivo de una persona es el reflejo de su equilibrio, su salud y su bienestar emocional.

pexels-photo-30252-large
El atractivo de una persona es el reflejo de su equilibrio, su salud y su bienestar emocional.

Así es, tu capacidad de atraer y agradar a los demás es el resultado de una óptima aceptación de ti mismo. Y todo ello se resume en una adecuada fortaleza psicológica y en una buena actitud ante la vida.

Mira cuántas pequeñas cosas está en tu mano trabajar contigo mismo para, al final de todo un proceso, terminar siendo no solo una persona más satisfecha y psicológicamente robusta, sino también alguien con gancho, capaz de captar la atención de todos a tu alrededor.

Actitud ante la vida
No disimules ni camufles lo que sientes

Expresa genuinamente tus emociones. Identificar, expresar y gestionar lo que uno siente de manera adecuada es sinónimo de buena salud psicológica y de elevada inteligencia emocional. Y todo ello pasa por mostrar genuinamente sus emociones y abrir adecuadas vías de expresión: ponerle palabras a las emociones, compartirlas, comunicarlas y atenderlas. Camuflar, disimilar o mentir acerca de lo que uno siente tiene un coste social: el de la desconfianza. Quien es capaz de gestionar con autenticidad su emociones ante los demás tiene también un estilo emocional más saludable.

person-691398_960_720
Quien es capaz de gestionar con autenticidad sus emociones ante los demás tiene también un estilo emocional más saludable.

Todo esto, además de ser una evidencia para cualquier estudioso de la conducta humana, es también un hecho contrastado. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Lübeck, en Alemania, ha concluido que la persona más socialmente atractiva es aquella en la que las emociones y las intenciones son más fácilmente legibles e identificables para los demás.

La vergüenza es una emoción irrefrenable
La vergüenza es una emoción irrefrenable

Ya hemos recalcado en The Luxonomist en numerosas ocasiones la importantísima función social que cumplen las emociones, por lo que no es de extrañar que una buena identificación y comunicación de las mismas haga a alguien más capaz y más exitoso en el manejo de sus interacciones sociales. A mayor nivel de destreza en este sentido mayor capacidad para la comunicación, la empatía y la relación social.

Acepta que no es posible ocultar tu cuerpo. Más allá de los básicos que te hayas propuesto cambiar por tu propia salud (un peso adecuado, una mínima tonificación…) poco mas puedes hacer para luchar contra la genética, el metabolismo o el paso del tiempo. Tu cuerpo forma parte de tu identidad, es de hecho la parte mas visible, por lo que no tiene sentido negar ni un solo centímetro de tu piel. Preséntalo orgulloso, no tienes más remedio que convivir con él. Camina con tus curvas -o tus no curvas-, con tus pectorales –o tus no pectorales-, sin ninguna vergüenza porque en ese proceso transmites mucha más seguridad y más confianza que mil cuerpos aparentemente perfectos.

Acepta que no es posible ocultar tu cuerpo
Acepta que no es posible ocultar tu cuerpo

Muestra tu lado más atrevido y espontáneo. Es decir, no te reprimas por anticipar negativamente un juicio externo. Permítete llamar la atención cuando te apetezca hacerlo. Ponte esa ropa que te gusta pero que no te atreves a llevar, canta, habla con esa persona que te tiene embelesado o haz esa broma que habitualmente callas. En público, no te permitas pasar ni un segundo más preguntándote cómo debes comportarte para caer bien a los demás; porque ni te interesa caer bien a todo el mundo ni te compensa censurar tu esencia más genuina.

Se atrevido y espontáneo
Se atrevido y espontáneo

Cuídate, dedícate tiempo y mímate todo lo que quieras (o puedas). Hace años que se desterró el mito de que la persona que más aceptación genera es aquella que vive necesariamente entregada a los demás y pendiente de las necesidades de otros antes que de las suyas propias. Esa actitud sumisa puede incluso degenerar hacia relaciones de dependencia. Alcanzar cierto grado de bienestar o de equilibrio contigo mismo solo es posible a través de un tiempo dedicado a ti en exclusiva; un tiempo en el que identificar dificultades, necesidades o carencias que luego puedas superar a base de trabajo personal, responsabilidad y planes de acción adaptativos.

Cuídate, dedícate tiempo y mímate todo lo que quieras
Cuídate, dedícate tiempo y mímate todo lo que quieras

Di lo que piensas, habla sin tapujos. ¿Por qué vas a tener que callarte? ¿Acaso no tienes tus propias opiniones? Censurarlas por si resulta que alguien piensa distinto a ti no es nunca una opción. ¡Siempre habrá alguien que piense de manera diferente!Mientras lo hagas con respeto expresar tus opiniones no puede perjudicarte. Al contrario, con ello muestras al mundo tu lado más decidido y te reivindicas con fuerza mientras te distingues de una aburrida y nada interesante masa de precavidos sociales.

Di lo que piensas, habla sin tapujos
Di lo que piensas, habla sin tapujos

Pon límites, dino cuando creas que tienes que hacerlo. A las personas nos define más aquello a lo que nos negamos que todo aquello en lo que transigimos. Normalmente nos cuesta poner límites porque entendemos que los demás van a aceptarnos y querernos más si les damos todo lo que desean. Nada más lejos de la realidad, a quien dice a todo que ‘sí’ acabamos por considerarlo débil o frágil y le damos un peor valoración social.

Pon límites, di ‘no’ cuando creas que tienes que hacerlo.
Pon límites, di ‘no’ cuando creas que tienes que hacerlo.

Descansa. Parece una tontería pero la falta de sueño o de descanso es una de las mayores fuentes de malestar psicológico, y por tanto un obstáculo para presentarnos ante el mundo de manera atractiva. La falta de descanso no repercute solo sobre nuestro físico (ojeras, piel amarillenta…) sino que también afecta a nuestros recursos cognitivos y nos impide afrontar lo que se nos ponga por delante la seguridad y la actitud proactiva que queremos que nos caracterice.

Descansa
Descansa, la falta de sueño y descanso afecta a la salud psicológica

Reconoce tus errores. Las personas inseguras no son capaces de tal cosa. Acepta que dentro de tu genialidad y unicidad eres también imperfecto. Reconocerlo generará la admiración de todos los que te rodean, y que verán en ello un gesto honorable y decidido. Además, aceptar algunas limitaciones te dota de una dosis básica y muy necesaria de humildad para ser socialmente atractivo.

Sonríe, alégrate y comparte tus logros
Sonríe, alégrate y comparte tus logros

Sonríe, alégrate y comparte tus logros. No solo porque una actitud amable ante los demás resulta mucho más sugerente, sino porque tu también te sentirás mejor. Una alegría, cuando es compartida, sabe mucho mejor. Por muchas dificultades que en un momento dado puedas tener resulta imposible pensar que no haya ningún ámbito de tu vida en el que no puedas sentirte orgulloso y satisfecho por algo. Compártelo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies