Bebidas

El otro grande de los dulces portugueses

Trilogía, de las bodegas José María da Fonseca con DO Moscatel de Setúbal es un deleite para los sentidos.

Ignacio Peyró. 01/02/2017

Trilogía. (Botella de 50 cl). Bodega José María da Fonseca. DO Moscatel de Setúbal.
Sólo se ha elaborado una vez. Es la auténtica quintaesencia del moscatel de Setúbal viejo y de la mejor calidad. Un vino licoroso legendario, mítico, de talla mundial. Es mezcla de las tres mejores añadas del siglo XX de Moscatel en Setúbal: 1900 (15%), 1934 (15%) y 1965 (70%). Se embotelló en octubre de 1999. En ese momento los vinos tenían 99, 84 y 34 años respectivamente. La media de vejez era entonces de 51,25 años… ahora, en enero de 2017, lleva además 18 años en botella. O sea, que hoy es un vino de 70 años de edad media, que sorprende por su vigor juvenil. Fueron sólo 13.926 botellas de 50 cl. (Nota de cata de I. Peyró y J. Rocamora).

La familia Moscatel es la más
La familia Moscatel es la más complicada que existe

1. Sobre la uva Moscatel
La Moscatel es la familia de uvas más complicada que existe, debido a su facilidad para la mutación. Hay tres grandes tipos de uva Moscatel: la de Grano Gordo, la de Grano Pequeño y la Otoñal. La de Setúbal es la de grano gordo. Es la misma de Andalucía y Levante. Se le aplican muchos nombres: Moscatel Romano, Moscatel de Alejandría (parece que procede de esa ciudad de Egipto), Moscatel de España, Moscatel de Málaga, Moscatel de Chipiona, Muscat de Kelibia, Hanepoot, Zibibbo (nombre que le dan en Sicilia y en la Isla de Pantelleria), Lexia, o simplemente Moscatel de Grano Gordo.

No debemos confundirla con la Moscatel de Grano Pequeño, conocida como ‘Muscat Blanc à Petits Grains’, ‘Moscato d’Asti’ o ‘Muscat de Frontignan’. En España la vinifican en Navarra: Bodegas Ochoa y Bodegas Camilo Castilla (el célebre Moscatel Capricho de Goya). También tiene presencia en Aragón. Las dos moscateles citadas, por su parte, tampoco tienen que ver con la Moscatel Otoñal, creada en el Loira en 1.852, a partir de la Chasselas y de la ‘segundona’ Muscat de Saumur. Las hay además tintas, rosadas y entreveradas… ¡para volverse loco!

El vino
El vino fue catado en Lisboa el año pasado

2. Precata

  • PVP. 150 €, en Garrafeira Nacional (Lisboa), en 2016.
  • Uvas: 100% Moscatel Romano (de grano gordo).
  • Vinificación. Siguiendo la tradición iniciada por José María da Fonseca en el siglo XIX, la fermentación se detuvo con la adición de aguardiente. El vino estuvo en contacto con las pieles de la uva durante 5 meses. En el mes de marzo siguiente a la vendimia, fue el prensado, resultando un vino de mucha lágrima. Los tres vinos que componen la mezcla envejecieron en barricas de roble usadas hasta el momento de ser embotellados.
  • Corcho. Excepcional, de máxima calidad. Ligeramente troncocónico. Corto: de 4 cm (estilo portugués). Lleva en la botella casi 20 años y parece nuevo.
  • Alcohol. 18,2º.
  • Acidez total (ácido tartárico). 6 gr/l.
  • PH. 3.43
  • Azúcar residual: 185 g/l.
  • Copiamos de la web de la Bodega: ¿Longevidade? Vive para sempre.
Una auténtica delicia
Una auténtica delicia

3. Cata. En Cuenllas, enero de 2017.

  • Botella abierta y decantada cuatro horas antes. Es necesario hacerlo: tenía reducción y un par de copas de poso.
  • Color. Ambarino-caoba, con núcleo topacio y ribete yodado. Limpísimo y brillante. Con abundantes posos. Lágrima abundante, preciosa: lenta y tan agarrada que a duras penas resbala por la copa.
  • Nariz. Poderosa y elegante.
De las bodegas
De las bodegas José María da Fonseca
  • Sorprende: porque más que la moscatel original, lo que destaca es ese misterio producto de los muchos años de noble vejez. Su descomunal complejidad es fascinante: caramelo líquido, sirope, miel, licor de café, moka, flores secas, uvas pasas, orejones, fruta escarchada, frutos secos (nueces y avellanas), ahumados, especias dulces, balsámicos, ebanistería… Al airearse, aparecen notas de miel y barnices.
  • Boca. Es una delicia llena de fuerza y elegancia. Paso de boca untuoso. Sabroso e increíblemente profundo. Su vivaz acidez hace que, pese a su vejez, resulte muy fresco. Las notas de moscatel son tenues. Su vejez le ha dado una enorme concentración y un sublime equilibrio entre acidez y dulzor. Final muy largo y persistente, con notas de frutos secos, ahumados y corteza de naranja.
  • En conjunto. Una obra maestra.
Los 150 euros que vale la botella merecen la pena
Los 150 euros que vale la botella merecen la pena

4. Calificación. 9,6/10

  • Robert Parker (The Wine Advocate, catado el 1 de abril de 2010), 95/100.
  • CellarTracker 95/100.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies