EducaciónTheLux

Mejora tu inteligencia emocional viendo (buenas) series de televisión

¿Quieres ser más feliz y tener más Inteligencia Emocional? Engánchate a una serie de televisión.

Ana Villarrubia. 02/02/2017
'The Good Wife' es una de sus series favoritas

De un tiempo a esta parte el mercado de las series de televisión se ha transformado y la ficción en pequeña pantalla compite -y da la talla- con el cine tanto en cuestiones técnicas como a nivel de realización y calidad artística. Seguir una serie de televisión (y por serie de televisión no me refiero a cualquiera sino a una de buena calidad con personajes bien construidos y tramas suficientemente complejas y a la vez ambivalentes e inciertas como para asemejarse a las de la vida misma) implica emocionarse con cada nueva entrega, quedarse en vilo hasta el siguiente desenlace y vivir por el camino todo un torrente de emociones.

Mad Men, una de las series con trama compleja
Mad Men, una de las series con trama compleja

Por ello en los últimos años, al tiempo que se ha multiplicado la producción de tramas por capítulos también han proliferado los estudios que se han interesado por investigar el potencial efecto que la experiencia de sentarse a ver una serie puede tener sobre nosotros. Uno de los que más llama la atención data del año 2013 y proviene de la Universidad de Oklahoma. Desde allí las investigadoras Jessica Black y Jennifer Barnes concluyeron que la experiencia de seguir una serie de televisión contribuye a mejorar la inteligencia emocional.

Perdidos es otra de las series con contenido inquietante
Perdidos es otra de las series con contenido inquietante

Con un nutrido grupo de estudiantes como conejillos de indias demostraron que con la experiencia de seguir series de televisión con tramas complejas y atractivas (esas a las que me he referido como buenas series de televisión) las personas entrenan y potencian su capacidad para leer, identificar y reconocer expresiones emocionales implícitas en los demás. No funciona de la misma manera si lo que nos sentamos a ver es un documental u otro tipo de contenido audiovisual.

En concreto, fueron series como Mad Men, The Good Wife, Perdidos o El ala oeste de la casa Blanca las que mejoraron el rendimiento emocional de sus seguidores. En todos ellos se observó una mejoría en el reconocimiento de emociones (la antesala de la empatía, pilar fundamental de la inteligencia emocional). Sin embargo, es interesante señalar que en el caso de las mujeres las mejoras evaluadas fueron significativa y reiteradamente superiores a las que mostraron los hombres.

El ala oeste de la casa blanca también se estudió
El ala oeste de la casa blanca también se estudió

Otro estudio interesante, esta vez con sello español y llevado a cabo desde la Universidad de Loyola, también se interesó por evaluar el impacto que el visionado de series de televisión tiene sobre las personas. En este caso no se evaluó la capacidad de los seriéfilos para reconocer emociones en los demás sino que los investigadores pusieron el foco directamente en sus propias emociones.

personas viendo televisión
Las personas que se declaran fans de una serie de televisión cultivan y potencian sus fortalezas personales.

Gracias  un conocido y avalado cuestionario -el Test VIA de Fortalezas Personales desarrollado por Seligman y Peterson en 2004 que se usa habitualmente desde la investigación en Psicología Positiva para evaluar las fortalezas y virtudes de cada individuo y relacionarlas después con los niveles de felicidad que es capaz de experimentar- los resultados obtenidos por una muestra de 1000 espectadores españoles confirmaron que las personas que se declaran fans de una serie de televisión cultivan y potencian sus fortalezas personales (y por tanto también mejoran su sensación de bienestar) en mayor medida que las personas que no muestran interés alguno por la ficción en pequeña pantalla.

Ver una serie
Ver una serie potencia las relaciones personales. En la foto, una imagen de Six Feet Under

Tales beneficios residen en el hecho de que las personas que habitualmente siguen una serie televisiva acaban promoviendo en sí mismos una mayor apertura mental (más flexibilidad a la hora de interpretar la realidad), ganan nuevas perspectivas de análisis, aprenden más, generan nuevas reflexiones y opiniones y cultivan una sana curiosidad por el mundo que les rodea. Es decir, que los seguidores de series terminan siendo más felices porque, por el camino, potencian más algunas de las fortalezas que proporcionan plenitud, adaptación y satisfacción con la vida. Aunque las investigaciones se centran en las series de televisión, por el auge del consumo de las mismas, todos estos resultados, en realidad, son extrapolables también a la experiencia de ver buenas películas con relativa frecuencia.

Narcos es una de las últimas series de moda
Narcos es una de las últimas series de moda

Además, no podemos olvidar los planteamientos psicológicos más básicos que la experiencia de ver una trama de ficción puede llegar a proporcionar: toda experiencia compartida, y más si tiene cierto componente emocional, promueve la construcción de lazos saludables, fortalece los vínculos, confiere identidad y potencia la afinidad entre las personas.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies