Sin categoria

El fondo de armario perfecto para ir a trabajar

¿No sabes qué ponerte para ir a la oficina? Te damos las claves para que siempre vayas impecable sin renovar el armario cada semana.

Paco Cecilio. 22/03/2017

Afortunadamente lo peor parece haber pasado, hay más oportunidades laborales, y por fin, encuentras ese trabajo tan ansiado y a la vez esperado. Pues para el trabajo también debemos cuidar y esmerar nuestra imagen. Elegancia es saber vestir en cualquier momento y elegir la idoneidad de nuestro atuendo. Si tienes la inmensa fortuna de contar con un puesto de trabajo, dedicarás muchas horas al día, y consiguientemente a la semana, a estar relacionado con ambientes profesionales. Por ello, gran parte de tu armario está asociado a este tipo de vestir.

La manera en la que vayamos vestidos dirá mucho de nosotros ante nuestros clientes, compañeros o competencia. Ir elegante no solo debe estar asociado a usar traje. De hecho, hay mucha gente que con traje no sabe ir elegante, y viceversa, gente tremendamente elegante sin necesidad de usar estas dos piezas. Por desgracia, y desde esta escuela del buen vestir, siempre lo defenderemos por principios, en ambientes laborales ejecutivos hay tendencia a dejar de usar traje por otras opciones más casual, al más puro estilo estadounidense.

d
Un traje azul marino y otro cris marengo son esenciales en tu armario

En cualquier caso, no lucir la imagen adecuada no será positivo para nuestra reputación. Si tu trabajo va a ser comercial, ejecutivo o delegado de ventas, es decir, profesionales que requieren relacionarse continuamente con clientes y consumidores, te recomendamos algo muy básico: tres trajes. Uno azul marino, otro gris claro medio y por último, un gris marengo. Estos tres primeros lisos. Cuando amplíes vestuario te recomendaremos otras opciones como por ejemplo, un Príncipe de Gales, una espiga, una raya diplomática…

d
Al menos hazte con tres pares de zapatos para combinar distintos colores de traje.

Igualmente, en los comienzos de tu andadura profesional, te aconsejamos como mínimo cinco camisas sin arriesgar mucho, en colores azul y blanco. En cuanto a estampados, rayas muy finas y discretas, algún cuadro pequeño, y por supuesto, dos o tres lisas. En cuello vestir, puño de botones y sin bolsillo en el pecho. Igual que te decíamos con los trajes, más adelante puedes optar por más variedad de colores y modelos, e incluso para reuniones muy importantes, puño de gemelos.

Para terminar, al menos tres pares de zapatos. Dos en color negro, unos Oxford y otros blucher, y un marrón oscuro para usar con el traje gris medio que te hemos recomendado anteriormente.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies