Belleza

El boom de la belleza íntima

Operaciones de estética, ejercicios específicos, tecnología que ayuda a fortalecer… la belleza íntima parece estar viviendo una época dorada...

Laura Martín. 07/04/2017

Hoy entrevistamos en The Luxonomist a la ginecóloga Silvia Ortega Lamota, de la Clínica Santa Elena en Madrid para resolver dudas y obtener información de primera mano sobre qué hacer o no hacer para recuperar la salud y la estética de la zona íntima.

The Luxonomist: ¿Está teniendo un boom actualmente la belleza más íntima?
Silvia Ortega Lamota: Cada vez se trata de manera más abierta lo que podríamos llamar «estética» a nivel íntimo, y parece que nos vamos encontrando con mayor número de consultas al respecto.

El cuidado de la zona íntima está cada vez más de moda

TL: ¿Cuál es la cirugía estética que más se está demandando?
SOL: Merece la pena destacar por un lado, la utilización del láser a nivel genital, tanto para blanqueamiento como para eliminación de verruguitas, atrofias o problemas de «elasticidad» y «amplitud» a nivel vaginal (bien por exceso, bien por defecto). Y por otro, la ninfoplastia, que es la reducción de los labios menores mediante cirugía convencional.

TL: ¿Las mujeres tras el parto acuden en mayor medida a la consulta?
SOL: Tras el parto hay una pérdida de la anatomía que se produce de manera fisiológica por los cambios sufridos durante la gestación y durante el propio momento del parto. Parece cada vez nos concienciamos un poco más de la necesidad de hacer un tratamiento a nivel local, así como una buena prevención. Aun así, sigue siendo un tema que sigue sin hablarse en todas las consultas de postparto, ni con la frecuencia que debería tratarse, ya que es un problema y un hecho prácticamente constante, y el número de consultas al respecto, aunque ha aumentado, sigue siendo algo escaso.

Desde la Clínica Santa Elena se recomienda acudir al ginecólogo para seguir unas pautas y cuidados controlados

TL: Parece un tabú la incontinencia urinaria y sin embargo cada vez más mujeres la padecen…
SOL: Siendo algo tratable y con buena solución cuando se aborda de manera precoz, la pena es que no se le dé la relevancia suficiente desde el inicio. En la mayoría de ocasiones, cuando las pacientes consultan sobre el tema, es porque ya sufren una incontinencia más severa o algún trastorno más grave y por lo tanto con una solución más costosa o difícil.

De cara a orientar a las pacientes, en mi opinión, el hecho de ser mujer lo pone un poco más fácil en el sentido de que somos capaces de empatizar de alguna manera con ellas, lo cual genera más confianza por parte de la paciente, que se siente más cómoda al tratar el tema y exponer su caso. En general, la percepción que tenemos, es que es más sencillo y se sienten más  a gusto cuando hablan el tema con otra mujer.

La salud del suelo pélvico es algo cada vez más demandado por las mujeres

TL: El suelo pélvico está más de moda que nunca. Tratarlo, conocerlo, recuperarlo… ¿cómo podemos trabajar en esta línea que es tan fundamental en la salud de la mujer?
SOL: Lo principal y fundamental es siempre la prevención, siempre. Cuanto mejor mantengamos la salud a nivel ginecológico y especialmente del suelo pélvico, menos problemas tendremos posteriormente a corto y largo plazo. Para ello aconsejamos, tanto por parte de ginecología como de fisioterapia, al menos una valoración previa al parto o en la edad fértil y de mayor actividad sexual de la mujer, en la que se indican las medidas a seguir y las técnicas disponibles de masajes, uso de bolas chinas y demás ejercicios que se pueden realizar previo al final del embarazo por ejemplo, así como un trabajo precoz, guiado lógicamente por un profesional fisioterapeuta de suelo pélvico, tras el parto.

Se tiene la errónea creencia de que trabajar el suelo pélvico con bolas chinas o realizar masajes y ejercicios, tipo los de Kegel, de manera «autodidacta», en casa, sin alguien que nos lo enseñe, es suficiente. Sin embargo, debemos saber que, mal realizados y sin un conocimiento real de cómo han de hacerse y cómo han de utilizarse los medios de que disponemos, suelen acabar siendo contraproducentes. Es tan sencillo como ponerse en manos de un profesional adecuado que nos indique las pautas, y una vez sepamos cómo utilizarlo correctamente, seguir el plan indicado que, ya a nivel domiciliario, tendremos que mantener de manera regular.

La prevención con ejercicios de suelo pélvico, masajes perineales, los abdominales hipopresivos y demás, es fundamental, y debe realizarse de manera regular, como si de ir al gimnasio se tratase, tras las indicaciones dadas por nuestro fisioterapeuta de suelo pélvico, para una correcta técnica. Y si ya nos encontramos con problemas de incontinencia, vaginismo, dispareunia o similares, consultar lo antes posible con nuestro ginecólogo para poder hacer un diagnóstico lo más rápido posible así como un tratamiento adecuado y personalizado.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies