Lo último: los rascacielos ¡de madera!

La madera se abre paso como material de construcción para edificios altos, la avalan sus siglos de “servicio” y sus bondades energéticas.

Desde principios de siglo se está produciendo un efecto contagioso: utilizar la madera como elemento principal en edificios en altura. Debido a sus propiedades no era difícil verla en construcciones de bajas dimensiones y, en la mayoría de las ocasiones, en zonas aisladas. Ahora, proyectistas de todo el planeta, la han “rescatado” para utilizarla en las urbes, como reclamo del compromiso que han adoptado ellos y sus clientes para proteger y salvaguardar el medioambiente… ¡¡y su propio confort!!

El edificio Treet está en Bergen, Noruega

El edificio más alto con estructura de madera del orbe se encuentra en Noruega, en la segunda ciudad más importante del país: Bergen. Su nombre es Treet, que significa árbol en noruego. Con sus 14 plantas alcanza los 49 metros de altura, en las que se distribuyen 62 apartamentos de lujo, contando con gimnasio y terraza en la última planta para disfrute exclusivo de los inquilinos. Su construcción se llevó a cabo entre los años 2014 y 2015, aunque en el diseño se tardó un poco más: se realizó entre el 2011 y 2013; cosas de la industrialización…)

Su diseño se llevó a cabo entre 2011 y 2013

El arquitecto final del proyecto fue Artec, aunque la idea original fue del arquitecto Geir Brekke de Lund y Partnere en 2005. La estructura de la torre se apoya en un dado de hormigón. A partir de ahí, se compone de soportes de madera laminada y módulos prefabricados. Estos módulos abarcan cuatro plantas, y, entre ellos, dos plataformas (en la quinta y décima planta) de intersección. Dichas plataformas son de vigas de celosía de madera laminada (por supuesto). Para contrarrestar los fuertes vientos, la estructura posee tirantes para darle estabilidad y, para protegerla del exterior, vidrio en dos fachadas y paneles metálicos en otras dos.

Interior del edificio Treet

Como curiosidad os diré que se han colocado tres forjados de hormigón, pero no tienen función estructural, sirven como anclaje del edificio dándole un mayor peso. La madera encolada posee una densidad aproximada de 400 Kg/m3, siendo la del hormigón de 2.400 Kg/m3. También es reseñable que este edificio evitará a la atmósfera 21.000 toneladas de emisiones de CO2.

El T3 es el edificio de madera más alto de Estados Unidos

EEUU también se ha apuntado a la moda y ya está operativo el edificio de madera más alto del país, y el que mayor superficie abarca del mundo, con 21.000 metros cuadrados. Su nombre, T3. Y se encuentra en Minneapolis. El estudio de arquitectura que lo diseñó fue el canadiense Michael Green Architecture, y su nombre, T3, deriva de las iniciales de Timber (madera), Technology (tecnología) y Transit (tránsito). Tiene siete plantas de altura y su uso es de oficinas y locales comerciales. Si en el Treet toda la madera procedía de Noruega, en este, la madera con la que se han hecho los productos laminados, procede de árboles muertos por los escarabajos de montaña. Estos insectos son los responsables de la destrucción de 24 millones de hectáreas de bosque de Norte América, aunque en su defensa hay que aclarar que su proliferación es producto del calentamiento global.

Su superficie contempla 21.000 metros cuadrados de madera

Se han utilizado 3.600 metros cúbicos de madera en la estructura. Esto permite almacenar, gracias a la capacidad de este material de absorber CO2, alrededor de 3.200 toneladas de carbono durante la vida útil del edificio. Se tardó solamente 2,5 meses en ensamblar el inmueble, esto hace un promedio de 9 días por piso, más rápido que si hubiera sido una estructura de acero. Se utilizaron 4.800 metros cuadrados de paneles de madera laminada (NLT) para cubrir techos, pisos y divisiones interiores, lo que equivale a nueve pistas de hockey.

El Brock Commons será el edificio más alto de madera cuando se termine

En Vancouver se está culminando el que será el (nuevo) edificio más alto de madera (sustituyendo al de Bergen), una torre diseñada por Acton Ostry Architects Inc, otros fanáticos de este material. Su construcción se inició en noviembre de 2015 y se prevé que se finalice antes del verano de 2017. Responde al nombre de Brock Commons, pertenece a la Universidad de Columbia Británica y en él residirán 404 estudiantes que, a buen seguro, presumirán de pernoctar y estudiar allí.

Será habitado por 404 estudiantes

Se trata de un híbrido compuesto por dos núcleos de hormigón armado, albergando sendas cajas de escalera, y el resto de madera laminada, alcanzando con sus 18 plantas los 53 metros de altura. La estructura principal de madera se ha ejecutado a una velocidad de un piso por semana gracias al empleo de elementos prefabricados (paneles de NLT, columnas de madera laminada, conectores de acero y elementos de fachada). Con este edificio quieren obtener la certificación LEED Oro, y han calculado que se dejarán de emitir 2.563 toneladas de carbono durante su construcción (equivalente a 490 coches al año).

El edificio Egoin albergará 28 viviendas en Can Batlló

¿Y en España? Aquí también estamos haciendo los deberes. Sobre todo en el norte, donde una empresa familiar que responde al nombre de Egoin, está dando mucho que hablar. Por ejemplo, con su última obra en Cataluña, en la que colaboran con la Cooperativa de viviendas La Borda en la realización del edificio de madera más alto del país. Situado en Can Batlló ,el inmueble albergará 28 viviendas de tres tipologías distintas (40, 50 y 76 metros cuadrados) y una vida comunitaria propiciada por la idiosincrasia del inmueble, que pertenece al ayuntamiento de Barcelona y estará cedido durante los próximos 75 años a la cooperativa.

Así se propician a la par el uso público y privado, articulando ambos mediante un patio central y la colectivización de algunos usos (lavandería, bañera, espacio de invitados, cocinas para grandes comidas). Con todo, lo más interesante del proyecto es la gran preocupación por el futuro medio ambiental. Así, intentarán generar los mínimos residuos posibles, lograr mayor eficiencia energética (esperan rebajar las expectativas del Código Técnico de la Edificación en casi un 50%) o un mayor ahorro de agua (reutilizándola y depurándola) hasta reducir un 30% el previsto en el CTE. Todo monitorizado, como corresponde a la época que vivimos.

Los edificios de madera son medioambientalmente respetuosos. Foto: Egoin

Los edificios de madera reducen la emisión de CO2 durante su producción debido, entre otras cosas, a que los árboles lo absorben. Es un material reutilizable y renovable, su tiempo de construcción es escaso y su precio menor. Y (aunque no lo creáis) una investigación de la Universidad de Cambridge afirma que los edificios de madera son más resistentes al fuego. Con todo, lo mejor de la madera es su apariencia, su olor y la sensación que nos produce al estar en contacto con ella, algo que podría definirse como Biofilia. ¿Nos apuntamos a la moda de vivir en torres de madera?

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies