Economía

¿Diseñas tu vida o te la diseñan?

El desarrollo sostenible se hace imprescindible. Es necesario dar mucho más peso a la visión ecocéntrica del mundo.

Lourdes Delgado. 27/04/2017

«Reinventarnos continuamente, ser creativos en nuestra vida personal o tener una experiencia profesional creativa, puede dar miedo. La creatividad exige el coraje de desprenderse de las certezas», como escribe Erich From. Éstas han sido algunas de las ideas dentro del programa de actividades del grupo de investigación Labcom que dirige la Dra. Cabrera González.

María ha participado en el NESI Forum (New Economy and Social Innovation) que se ha desarrollado en Málaga entre el 19 y el 22 de abril. En este foro internacional se han expuesto propuestas muy interesantes sobre innovación social y económica.

María Hidalgo, de Diseño Social y EN+ durante su intervención en la Universidad de Málaga (Foto: Damián Cabrera)

Durante su intervención nos dijo: “Solos es muy probable que podamos hacer pocas cosas, lo inteligente es unirnos a las personas que hacen cosas buenas. Conscientes de que el poder de los pequeños es grande”. Nos animó a crear “pequeñas estructuras de cambio realizadas con mucha perseverancia, sistematizando procesos para crecer. El sentido común ya no existe; el mundo es absurdo. Hemos de cambiar la forma de pensar y de sentir”.

Desde el momento en que decidí centrar mi vida profesional en la moda tuve claro que mi actividad estaría encaminada al desarrollo de la investigación. Investigar para innovar en el campo de las ideas que cambian el mundo y, que hoy, se transmiten a través de la moda. La moda se ha transformado en el gran canal de comunicación.

Por ello, he dedicado parte de mi tiempo a pensar sobre la relación entre la importancia que damos a la sostenibilidad material y la antropológica. En la mayoría de los casos, cuando pregunto si conocen la  «antropología sostenible», no encuentro respuesta. O, si acaso, silencios.

Felix, alumno de Periodismo, piensa poner en práctica un proyecto de innovación social (Foto: Damián Cabrera)

O nos diseñamos…
El concepto de ‘desarrollo sustentable’ fue propuesto por la doctora noruega Harlem Brundtland, en el año 1987, para analizar la situación general del mundo, tras ser consultados más de 500 especialistas de diversas culturas, credos religiosos e ideologías. Todo ello quedó recogido en el documento «Nuestro futuro común» («Our common future»). En ese momento se definió el desarrollo sostenible como: «aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente, sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades (Larráin, 2009).

Solos es muy probable que podamos hacer pocas cosas (Foto: Damián Cabrera)

En el informe El cambio global en España 2020-2050 se establece una aproximación a la diferencia entre la concepción del mundo antropocéntrica y la ecocéntrica«El antropocentrismo concibe al ser humano como la entidad dominante en el conjunto de la naturaleza, atribuyéndole una alta capacidad para modificar el ambiente de acuerdo a sus necesidades e intereses, ya sea refiriéndose a grupos sociales particulares, ya como especie. El concepto de «recurso natural» refleja en buena medida la consideración del ambiente como complemento subsidiario de la vida humana y al ser­vicio de la misma» (Suárez, 2012, p. 193).

Mi propuesta va más allá: Antropología sostenible (Foto: Damián Cabrera)

La otra postura es el ecocentrismo: «supone la consideración de los seres humanos como un elemento más dentro de los sistemas ecológicos. La visión ecocéntrica sobre la relación persona-ambiente surgiría de la con­sideración inexcusable del ser humano como miembro de la comunidad de vida de la tierra o comunidad biótica” (Suárez, 2012, p. 193).

Lo diferente como ventaja, de lo contrario no seremos competitivos (Foto: Damián Cabrera)

Mi propuesta va más allá (Delgado, 2015): La realidad nos reclama la suma de las dos visiones. Y especialmente de la ecocéntrica y su repercusión positiva sobre el ser humano. No es que la naturaleza esté solo al servicio de hombre, es que el ser humano ha de velar por la sostenibilidad y conservación del propio hombreNo tiene sentido velar por el cuidado solamente de una parte del ecosistema, hemos de velar por todos y cada uno de los componentes del mismo, empezando por el ser humano.

¿Con qué palabras  estoy construyendo mi vida? O nos diseñamos nosotros mismos, o muy pronto otros lo harán por nosotros (Fotos: Damián Cabrera)

Referencias:

  • Delgado, L.(2015). Antropología sostenible. Recuperado desde este enlace.
  • Larráin, H. (2009). Desarrollo sostenible. Recuperado desde este enlace.
  • Suárez, E. (2012). Creencias ambientales y estilos de vida: la sostenibilidad como visión alternativa del mundo. En Cambio Global en España 2020/50 Consumo y estilos de vida. Asturias: Centro Complutense de Estudios e Información Medioambiental. Recuperado a partir de este enlace.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies