Celebrities

Donald Trump tiene un ‘botón rojo’ y no es para lo que crees…

"Todo el mundo se pone muy nervioso cuando aprieto ese botón", asegura irónico el presidente de EE.UU.

Dori Toribio. 08/05/2017

No, no es el botón nuclear… Donald Trump presume de haber reorganizado el ‘Despacho Oval’ de la Casa Blanca a su gusto. Ha recuperado las cortinas doradas, desplegado las banderas militares y colgado los retratos presidenciales de Jefferson y Jackson. En el escritorio Resolute ha colocado, además, una foto de su padre. Y dice estar esperando otras imágenes familiares para completar la decoración.

Pero hay un detalle más sobre ese histórico escritorio que ha despertado una gran curiosidad. Se trata de una caja de madera con un pequeño botón rojo que no pasó desapercibido. «Todo el mundo se pone muy nervioso cuando aprieto ese botón», explicó Trump entre risas a varios periodistas, en referencia a la idea general de que sirve para lanzar un misil nuclear. Después aclaró su uso en entrevistas en AP y CBS. «Te traen una Coca-Cola o una Pepsi. Una u otra. Cada vez que lo uso», presumía el presidente estadounidense.

Donald Trump ha sido muy criticado por tener un refresco sobre el histórico escritorio Resolute

La confesión ha dado desde entonces mucho que hablar en las redes sociales. Desde críticas por usar para eso la asistencia presidencial o por poner refrescos encima del histórico escritorio, a admiración por todo sueño adolescente cumplido. Otros muchos piden calma, porque es normal que el hombre más poderoso del mundo pueda pedir un refrigerio en la Casa Blanca siempre que lo desee. Además, ese botón ha existido siempre. Como asistencia general, eso sí. Porque no tiene ya que ver con el mítico botón rojo.

El presidente de los EE.UU. en el despacho oval con el inofensivo ‘botón rojo’

En realidad, el verdadero «botón nuclear» no es un botón. Es una tarjeta que almacena los «códigos de oro», números de verificación para el lanzamiento de un potencial ataque nuclear. Al presidente de Estados Unidos le acompaña siempre un militar protegido por el servicio secreto, que carga en todo momento con el llamado «balón atómico» (nuclear football), una maleta con toda la información nuclear disponible. De esta manera, el presidente siempre los tiene a mano en caso de estar alejado del despacho oval y la sala de crisis de la Casa Blanca.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies