Celebrities

Influencers, las #beautyqueens del siglo XXI 

Instagram es uno de los canales digitales más importantes para llegar a la deseada generación millennial.

Manu Granado Amor. 07/06/2017

Instagram se ha convertido, sin lugar a dudas, en uno de los canales digitales más importantes para llegar a la deseada generación millennial. Esto es muy bien sabido por las influencers de belleza que, a través Facebook, Instagram y otros canales como Youtube, han monopolizado el sector de la belleza en redes sociales.

Las redes sociales son el mejor escaparate para la cosmética y el maquillaje porque ayudan a sentir las marcas más cerca. La proximidad, frescura, realidad y el poder de prescripción son los ingredientes básicos para que el sector «beauty se haya reinventado con la aparición de estos canales”, afirma Alexia Herms, Social Media Strategist de BeAgency.

Gran parte del presupuesto de las marcas de belleza empiezan a trasladarse al universo digital, concretamente a Instagram y sus embajadores (influencers); de esta forma, se confirma que este canal ha tenido un crecimiento muy superior al del resto de las redes sociales. Según  elconfidencial.es, una de las razones por las que Instagram se ha convertido en el escenario perfecto es el hecho de que a medida que una firma se hace más popular en Facebook, el ‘reach’ (o alcance) disminuye. Por descontado, esto no ocurre en la red de fotografía (IG), que se perfila como la herramienta perfecta, un instrumento que  las nuevas estrellas de la comunicación han sabido monetizar, convirtiéndose en las embajadoras de las marcas de belleza por excelencia.

Hoy en día, formar parte de estos canales se puede considerar casi una obligación por parte de todas las marcas; y, por ello, en un medio como el digital donde la libertad de expresión y opiniones están a la orden del día, las marcas deben prestarle una especial atención y saber gestionar su reputación.

Para Isabel Zancajo, jefa de Prensa y RR.PP. de YSL Beauté en España, “las redes sociales suponen hoy en día un escaparate interactivo con un consumidor que sabe qué tipo de contenido quiere y que busca lo último, la sorpresa, la posibilidad de interacción e, incluso, la experiencia. Las redes, especialmente Instagram, nos permiten compartir historias, eventos en directo y mantener un diálogo real y bidireccional con comunidades que además nos retroalimentan”.

También en las acciones más tradicionales como los eventos, las RRSS y las ‘Reinas de la belleza’ (influencers) se han convertidos en un básico imprescindible. Contar con la presencia de personalidades 2.0 puede garantizar el éxito de un evento, siempre y cuando su notoriedad y target estén en sintonía con la marca.

What tasting coconut iced-tea makes me feel like…do you like iced tea as much as I do? 💕 #lovelypepatravels #lalaland #losangeles

Una publicación compartida de Alexandra Pereira (@lovelypepa) el

“Todas aquellas marcas que quieran comunicarse con un público joven deben potenciar el marketing de influencers en su estrategia de comunicación. La misión que nos hemos marcado en las perfumerías Bodybell es acompañar a la mujer y al hombre en su camino a la belleza. También existe una gran variedad de mujeres  interesadas en su bienestar y aspecto físico que utilizan las redes sociales como canal de información. Por eso, es preciso disponer de una estrategia de comunicación a través de influencers, segmentada y enfocada para poder llegar a a todo tipo de públicos”, comenta Blanca Marín, directora de marketing del Grupo Bodybell.

En definitiva, Instagram ha conseguido resumir a la perfección el auténtico significado de la industria de la belleza. Por un lado, realidad y cercanía; y, por otro, trabajar el resultado final para que lo ideal parezca fruto de lo auténtico y natural; de todo esto saben mucho las beauty queens del siglo XXI.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies