Entrevistas

«Las prendas podrán ser tan inteligentes como los ordenadores»

Hablamos con el CEO de Sepiia, la empresa española que hace camisas inteligentes que ni se arrugan, ni se manchan.

Nathalie Biain Ladera. 23/06/2017

Federico Sáinz de Robles es el fundador de Sepiia, una marca de camisas inteligentes ‘Made in Spain’ y fabricadas de manera sostenible, que acercan la tecnología y la investigación textil a la moda, creando un puente entre funcionalidad y diseño. Sus camisas prometen no arrugarse y no sufrir manchas entre otras cosas…

Las camisas Sepiia son a prueba de manchas

The Luxonomist: ¿Cómo surge la idea de crear camisas inteligentes?
Federico Sáinz de Robles: La idea surge de una inquietud personal, ‘tener prendas para el día a día con mejores funcionalidades y un diseño bonito’, cosa que no existía en el mercado. Como soy una persona viajera, un poco torpe y sin demasiada afición por las tareas domésticas, siempre he pensado que las prendas deberían poseer mejores funcionalidades y facilitar la vida de los usuarios en cada momento, en lugar de entorpecerla. Dedicamos mucho tiempo y recursos a su cuidado y, algunas veces, tras haber realizado todo el ciclo de limpieza, ocurre un pequeño accidente y la cadena tiene que comenzar de nuevo.

Durante mis años colaborando con el Instituto Tecnológico Textil de AITEX, observé los avances tecnológicos de la industria textil y fui estableciendo contacto con ella. Me quedé realmente sorprendido con la capacidad de algunos fabricantes de hacer productos altamente técnicos y de gran valor añadido. Ahí me di cuenta de que otro tipo de prendas era posible y que, además, un proyecto de estas características se podía fabricar íntegramente en España. Finalmente, fue la convocatoria de Lanzadera la que me animó a dar el salto al mundo empresarial, ya que ellos me aportan lo que faltaba para poner en marcha un proyecto de estas características: financiación y conocimientos empresariales.

Tienen una lista de espera de 2.000 reservas

TL: Has trabajado en diferentes proyectos de aplicación de tecnología en la industria de la moda, ¿qué ha sido lo más gratificante?
FSR: Lo más gratificante es siempre el trato con las personas con las que trabajamos. La parte que más disfruto es poner en común el conocimiento e inquietudes con diseñadores, operarios de las fábricas y técnicos de laboratorio, siendo capaces, así, de generar ideas juntos. Tener la oportunidad de trabajar con gente que lleva 30 o 40 años dentro de la industria, verdaderos expertos en sus trabajos, es alucinante. Todo lo que se aprende de estas experiencias es lo que más valoro. Es también muy gratificante la labor de formación que he ejercido, impartiendo clases, seminarios, workshops, charlas o coloquios con diferentes escuelas y universidades (IED Madrid, Máster Arquitectura y Moda Universidad Politécnica de Madrid, Escuela de Diseño de Burgos, escuela de Diseño de Santander, Ponencias junto con Ecoembes o el British Council…).

TL: ¿Quién te gustaría que vistiese vuestras camisas?
FSR: Queremos que casi todas las personas puedan llevar nuestras camisas, ya que pensamos que las ventajas técnicas que ofrecemos pueden ser utilizadas por todo el mundo: desde un estudiante que se acaba de ir de casa y no es muy dado a las tareas domésticas, hasta un ejecutivo que viaja constantemente y prefiere dedicar tiempo y dinero a otra cosa que a planchar sus camisas, pasando por un camarero que quiere estar siempre impecable. Nos gusta que nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amigos, vecinos, proveedores… lleven nuestras camisas. Personas de toda clase y procedencia, que disfrutan de las ventajas que el producto les ofrece. Por eso mismo, desde el principio nos fijamos como objetivo que la camisa pudiese ser asequible y mantuviese su precio por debajo de los 100 euros. Y, tras muchos esfuerzos, ¡hemos conseguido ponerla a la venta por tan solo 80 euros!

Gracias a que no poseen tiendas físicas pueden mantener el precio en 80 euros

TL: ¿Por qué el nombre de vuestra marca, ‘Sepiia’?
FSR: El nombre de Sepiia hace referencia a las sepias del mar, cuyas pieles son las más inteligentes del mundo. Pueden cambiar el color y la textura de su piel de manera elaborada y consciente. Además de relacionarlo con este animal, quisimos hacer un guiño a la manera de revelado fotográfico antiguo, donde se usaba el color sepia para que dichas fotografías retardaran su degradación y resistieran con el paso del tiempo. La doble ‘ii’ viene de indumentaria inteligente. Sabemos que nadie utiliza el término indumentaria para referirse a lo que hacemos, pero la palabra “ropa” nos parece demasiado simple y la palabra “moda” tiene una serie de connotaciones de carácter temporal (tendencia) con la que no nos sentimos identificados, ya que hacemos prendas duraderas con carácter atemporal.

TL: ¿Cómo es el proceso de diseño?
FSR: Surge del análisis de las necesidades de los usuarios tanto físicas (anatomía, fisiología, biomecánica), como ambientales (climatología, problemas diarios, entorno) y emocionales (estética, estatus, identidad…). Una vez estudiadas estas necesidades, seleccionamos aquellos materiales, procesos y acabados que mejor responden ante ellas, teniendo siempre en cuenta que las prendas deben fabricarse de la manera más sostenible posible. Desde mayo de 2016 he estado acompañado de Paloma Mariné, parte esencial de Sepiia. Ella es una profesional del mundo del diseño gráfico y editorial y hace que en Sepiia seamos un equipo con experiencia en sectores tan distintos como la moda, la ingeniería, el diseño, el retail, la tecnología textil o el arte.

Invierten un 25% de su presupuesto en I+D+i

TL: Próximamente la firma contará con camisas para mujeres… ¿qué nos encontraremos en ellas?
FSR: Para las mujeres estamos preparando dos tipos de camisa, ya que tienen necesidades diferentes. La primera es una camisa clásica, de corte ajustado y en unos bonitos colores lisos. Por otro lado, tendremos una más oversize y urbana, con distintos estampados. En estos momentos nos encontramos acabando los prototipos tanto de patrones como de estampados. Asimismo, al ser una prenda para mujeres, estamos intentando resolver los problemas que a lo largo de estos meses cientos de usuarias nos están haciendo llegar, como por ejemplo el caso de las manchas de maquillaje en los cuellos. Esperamos tenerlas listas para septiembre.

TL: ¿Cuánto invierten en I+D+i?
FSR: Actualmente, más del 25% de la inversión total de la empresa es en I+D+i. Esta inversión se realiza de manera constante tanto para la mejora del producto como para el desarrollo los próximos productos. Realizamos una labor de I+D+i que no se centra únicamente en el desarrollo de la prenda, sino que engloba hasta el packaging o la comunicación.

TL: ¿Cómo es el proceso de lavado de estas camisas?
FSR: Las camisas Sepiia se pueden lavar como una prenda normal en la lavadora o a mano. Siempre aconsejamos que se sigan las instrucciones.

TL: ¿Cómo crees que vestiremos en un futuro próximo?
FSR: Hay un mantra que dice que todo lo que pueda ser digital, será digital, y me aventuro a pensar que en un futuro no muy lejano las prendas también lo serán. Investigaciones en tecnologías como los materiales de memoria de forma (MIT), las tintas electrónicas (Volvorii) o los avances en integración de dispositivos wearables (Project Jaquard) en las prendas hacen pensar que muy pronto nuestras prendas puedan ser tan inteligentes como nuestros ordenadores.

Tal vez tengamos una única prenda, que al activarla se adapte a nuestro cuerpo, podamos descargarnos un salvapantallas o subir o bajar las mangas a nuestro antojo. Que cuando haga frío nos aporte calor y que cuando haga calor reduzca la temperatura. O que incluso nos vaya poniendo erguidos, nos aporte nutrientes en la piel o vaya vigilando nuestras constantes vitales. En definitiva, una segunda piel inteligente, como la que poseen algunos animales como las sepias, que son capaces de cambiar de color, de forma o incluso de brillar y parpadear. Lo más interesante es que, individualmente, todas estas tecnologías ya existen en la actualidad, aunque alguna de ellas aún esté en una fase muy inicial de desarrollo.

En septiembre tendrán lista una línea femenina

TL: Tenéis una lista de espera para poder adquirirlas. ¿Aproximadamente cuánto tiempo sería la espera?
FSR: Por ahora, comercializamos nuestras prendas directamente a través de nuestra página web, lo que nos permite, al no tener intermediarios, que el precio de venta esté por debajo de los 100 euros. Para aquellos clientes que desean ver las prendas o probárselas, contamos con un showroom tanto en Madrid (c/ Génova 4) como en Valencia (Lanzadera). Este es un sistema que nos gusta y queremos seguir explorándolo, ya que nos ahorra costes y nos permite ofrecer un buen servicio a un precio competitivo. En cuanto a la lista de espera, contamos con más de 2.000 reservas en estos momentos. Estamos en pleno proceso de producción y esperamos tener las prendas listas antes de que acabe el verano.

 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies