Fashion

Subastado el reloj más especial de Jackie Kennedy

El reloj tanque de Cartier fue un regalo de su cuñado Stas Radziwill tras terminar una carrera en Florida.

Elisa Ventoso. 23/06/2017

Hace solo dos días nuestro compañero Daniel Nicols nos hablaba de la subasta de una pieza única, el ‘Anillo de Reconciliación’ diseñado por Pablo Picasso y hoy queremos hablar de otra subasta especial, la del reloj de Jacqueline Kennedy que alcanzó esta semana en Nueva York la increíble cifra de 379.000 dólares.

Se trata de una pieza que la ex primera dama lució en numerosas ocasiones y que se puede observar en varias fotos históricas. Se trata de un Cartier ‘tanque’ regalado por su cuñado, el príncipe Stanislaw ‘Stas’ Radziwill con un grabado en la parte posterior en la que se puede leer: «Stas a Jackie. 23 de febrero 63. 2:05 am a 9:35 pm».

Jackie Kennedy con el reloj de Cartier (Foto: David Cairns/Express/Getty Images) Drcha: El reloj subastado con la dedicatoria grabada (Foto: Christie´s)

Asimismo, la subasta también contó con otra pieza de la viuda de JFK, una pintura hecha por ella y que le regaló a su cuñado en el mismo año. Al igual que en el reloj, existe una dedicatoria en la parte inferior en la que se puede leer nítidamente: «23 de febrero de 1963. 2:05 am a 9:35 pm. Jackie a Stas con amor y admiración».

La coincidencia de la fecha no es casual. Según Christie´s, la casa de subastas que ha supervisado la venta, corresponde a la fecha de la carrera ’50 Mille Hikers’, una marcha propuesta por John Fidgerald Kennedy en los años 50´para fomentar la resistencia mental y física de los militares y que pronto se convirtió en una obsesión nacional. Los tiempos son los que consiguió Radziwill en la marcha que tuvo lugar en ese año en Palm Beach (Florida).

El cuadro que Jackie regaló a Stas. Foto: Christie´s

«El Cartier de Jacqueline Kennedy Onassis es un reloj lleno de emoción, amor e historia», comentó John Reardon, director internacional del departamento de relojes de Christie’s en un comunicado. «Junto con la pintura, ambos objetos captan el espíritu de otra era, un tiempo en el que la amistad y el optimismo parecían hacer posible cualquier cosa».

Se estimaba que ambas piezas alcanzarían entre 60.000 y 120.000 dólares. La identidad del comprador no ha sido revelada.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies