Celebrities

La verdadera cruz de Chenoa

La cantante se enfrenta a un duro episodio con su padre biológico que, al parecer, prepara una demanda para reclamarle una pensión alimenticia.

Aurelio Manzano. 29/06/2017

«Debo dejarle y no puedo evitarlo, tu eres mi karma y en tu cruz me clavaste”. Así reza la canción que el compositor William Luque hizo para Chenoa hace unos años y que se convirtió en uno de los grandes éxitos de su carrera. Pues bien, hoy sabemos que esa cruz de la que hablaba la cantante podría tener nombre y apellidos… Carlos Corradini, su padre biológico.

El argentino de 63 años de edad, según cuenta la revista Diez Minutos, habría contratado un bufete de abogados español para reclamarle a su hija una pensión de alimentos, a pesar de no tener ninguna relación con ella desde hace 25 años. Según el demandante, su situación actual «es precaria» y sus otros hijos (tiene cinco), no pueden ayudarle.

La revista Diez Minutos asegura que Corradini prepara una demanda contra su hija Laura

La base de la reclamación está en el artículo 143 del Código Civil Español, que recoge la obligación de proporcionarse alimentos entre parientes, y eso incluye morada, vestimenta y atención médica. «Están obligados recíprocamente a darse alimentos en toda la extensión que señala el artículo precedente los cónyuges y los ascendientes y descendientes», dice el artículo.

Sin duda, esto ha sido un varapalo importante para Chenoa, que pensaba que la historia con su padre había terminado. Y nos referimos a una historia que comenzó el año pasado cuando Corradini acudió al programa de Mediaset, Sálvame Deluxe, para denunciar que su hija no reconocía públicamente su existencia. En este sentido, hay que recordar que los padres de Laura (nombre real de la artista), se separaron cuando ella tenía dos años y llegó a España cuando tenía nueve, criándose junto a su madre y su actual marido, al que siempre ha considerado su padre.

Corradini en el programa donde fue a denunciar a su hija

Así, en su última visita a España, Corradini quedó al descubierto después de que salieran a la luz varias de sus mentiras… En primer lugar, dijo que su hija nunca le había ayudado, algo falso que quien escribe esta crónica pudo probar. Chenoa le regaló un taxi para que pudiera trabajar en Buenos Aires, un vehículo al que no supo sacar partido y vendió quedándose con el dinero.

Otra de sus mentiras se refería a la madre de Laura. Afirmaba que ella había «secuestrado» una entrevista que él habría concedido a la revista Pronto de Argentina, para que no se conociera su historia en nuestro país. Pues bien, el programa demostró que esa revista jamás había sido distribuida en España, por lo que la madre de la cantante jamás podría haberla vetado.

Y la última la más importante de sus mentiras fue cuando afirmó que no quería dinero de su hija y que sólo buscaba un reconocimiento por parte de la cantante”. Al parecer, donde dijo digo dice Diego y ahora ha decidido tratar de sacar aún más rendimiento de su primogénita. En todo este huracán, Chenoa ha optado por el silencio. Está en uno de sus mejores momentos a nivel profesional y a punto de sacar un libro autobiográfico. Suerte, querida Laura. Definitivamente, esta es tu cruz.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies