Botox para el sudor

La medicina nos ofrece una solución simple, rápida e indolora para controlar el exceso de sudoración: la toxina botulínica.

Llega el verano, el calor, suben las temperaturas y empezamos a sudar más de lo habitual. Sudar es normal, es natural. Pero hacerlo en exceso puede ser un problema que llegue a crear una importante inseguridad a quien lo sufre. Y aunque haya frases y citas para todos los gustos que nos consuelen en la vida como “La suerte es un dividendo de sudor. Cuanto más sudor, más suerte tendrás”, de Ray Kroc , lo cierto es que no es una suerte (ni te la da) el exceso de sudor.

Por el contrario, se convierte en un problema que se llama hiperhidrosis y que afecta especialmente a las manos, las axilas y los pies. Pero casi la mitad de quienes la sufren, no acuden a ningún especialista.

La sudoración excesiva puede convertir una entrevista de trabajo o una cita en un
La sudoración excesiva puede convertir una entrevista de trabajo o una cita en una tortura. Foto: perspirex

Nuestro cuerpo produce sudor por varias razones: para ayudar a regular nuestra temperatura corporal, cuando la temperatura exterior es alta, cuando realizamos algún ejercicio físico o como reacción ante un estímulo emocional como la ansiedad, el estrés la sensación de vergüenza o la excitación sexual. Disponemos de entre 2 y 5 millones de glándulas sudoríparas distribuidas de una manera más o menos uniforme por todo nuestro cuerpo.

Por eso sudar, sudamos todos, especialmente en la época estival. Pero para casi un 3 por ciento de la población (principalmente masculina pero afecta tanto a hombres como a mujeres) la gran cantidad de sudor que producen afecta a su vida diaria y situaciones cotidianas como ir al gimnasio, una entrevista de trabajo o un encuentro sexual, se pueden convertir casi en una tortura.

Toxina botulínica
El exceso de sudoración se puede tratar con toxina botulínica. Foto: neurorhb

Hoy, la medicina nos ofrece una solución simple, rápida e indolora para controlar el exceso de sudoración: la toxina botulínica, más conocida como Botox®. Este tratamiento permite corregir la hiperhidrosis de las axilas, las manos y los pies mediante unas micro inyecciones de toxina botulínica que se aplican con unas agujas muy finas y cortas, ya que las glándulas del sudor son muy superficiales. El tratamiento es muy sencillo y rápido, pues apenas dura unos minutos. De esta manera el Bótox® bloquea la glándula sudorípara evitando que excrete sudor.

Cuando la zona tratada es la axila, ni siquiera requiere de ningún tipo de anestesia. En cambio, cuando el tratamiento se realiza en manos y pies se prefiere usar anestesia local, pues requiere de más inyecciones y así evitamos las molestias. Una vez finalizado el tratamiento, el paciente puede volver a reincorporarse a su vida cotidiana de forma inmediata y olvidarse del sudor durante un año más o menos. El efecto sin embargo no es inmediato, sino progresivo durante los primeros 10 días y a medida que se va repitiendo, el tiempo que pasa el paciente sin sudor se alarga, pudiendo llegar a los dos años o incluso al control normal de la sudoración.

El tratamiento, dependiendo de la zona, no requiere anestesia
El tratamiento, dependiendo de la zona, no requiere anestesia

Este tratamiento no afecta a la capacidad de nuestro organismo para enfriarse, la cantidad de glándulas afectadas es pequeña. Por ejemplo, las axilas sólo contienen un 1% del total de glándulas sudoríparas de nuestro cuerpo. Ni tampoco obstruye el orificio de salida del sudor, por lo que no supone riesgo de infecciones posteriores.

En IM CLINIC, el equipo de Medicina Estética soluciona este problema a aquellas personas que, cada vez más a menudo por los buenos resultados, llegan deseando normalizar su vida cotidiana sin complejos, sin tener que utilizar ropa ancha y oscura, deseando apretar unas manos sin miedo y levantar los brazos para celebrar un momento de júbilo sin pudor.

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies