Bebidas

El orujo de las meigas

A quién no le gusta un buen orujo después de comer. A mí me encanta, sobre todo si está muy frío y es gallego.

Hoy en día vamos con prisas a todos lados. Casi sin tiempo para comer, muchos apenas terminan sus cafés. Como buena gourmet-comilona que soy, reivindico las sobremesas en las que se hace la digestión a la vez que se socializa uno. Aunque sea los fines de semana, en los que andamos algo más relajados, pero hay que saber disfrutar en condiciones de una comida y esto no se concibe sin la sobremesa (¡Cómo me gusta esa palabra!).

Tras una rica comida acompañada de un buen vino (o varios) y en buena compañía (esencial), cuando se está a gusto todo deriva en una sobremesa. Las modas actuales nos tientan a tomar algún combinado clásico y fresco como el rey gintónic, pero confieso que a veces me apetece un buen orujo.

Habelas Hailas, cremas de orujo
Habelas Hailas, cremas de orujo

A parte del copeo nocturno o las quedadas afterwork, la sobremesa también tiene su peso en el consumo de bebidas espirituosas en España. Actualmente producimos 158 millones de litros -y comercializamos 240- de espirituosos al año, lo que representaría en torno al 0,12% del PIB español. Y como dato característico y significativo, decir que el 12,65% del gasto de los turistas en nuestro país corresponde al consumo de este tipo de bebidas.

Una de mis muchas pasiones es el orujo y sobretodo, la crema de orujo. Como yo hay mucha gente, ya que del consumo total de espirituosos en España un 2,4% corresponde a todo tipo de cremas y un 1,6% a los aguardientes.  Así que hoy toca hablar de este clásico que nunca pasa de moda y supera (no sin dificultad) todas las trabas que Hacienda ponga.

Habelas Hailas, cremas de orujo y hada decorada para eventos. Haz clic para comprar
Habelas Hailas, cremas de orujo y hada decorada para eventos. Haz clic para comprar

Empecemos explicando que el aguardiente de orujo no es más que el producto obtenido de la fermentación y posterior destilación de los orujos de la uva (hollejos de la uva, que quedan como residuos tras la elaboración del vino), al que se le pueden añadir hierbas, semillas, frutas… Se cree que su origen es cántabro, del Valle de Liébana -donde anualmente celebran La Fiesta del Orujo en el precioso pueblo de Potes- y que de allí se popularizó por todo el norte de España. Pero los que más fama alcanzaron fueron los aguardientes de orujo gallegos. Y algo tendrán si poseen Denominación de Origen propia (Orujo de Galicia).

Entre tantos productores gallegos, destacar Habelas Hailas Licores. Esta empresa gallega nació en el año 2008 a raíz del triunfo obtenido en una Feria Medieval que se celebra anualmente en Noia (A Coruña), en la que vendieron tanto orujo que decidieron crecer. Trasladaron su lugar de producción a San Cibrao (Ourense) donde inicialmente producían los clásicos aguardiente y crema de orujo, licor de hierbas y licor café. En 2010 su producción alcanzaba las 30.000 botellas y hoy en día la gama de productos es amplia, original y de calidad.

Habelas Hailas llama la atención, en primer lugar, por el diseño de su etiqueta
Habelas Hailas llama la atención, en primer lugar, por el diseño de su etiqueta
  • Licores: de café, de hierbas, de limón, de miel, de orujo y tostada. Este último es un clásico gallego elaborado con los orujos de mayor calidad macerados con azúcar quemado.
  • Cremas: de arroz con leche, de café jamaicano, de chocolate y cerezas, de fresas, de licor, de mandarina, de mango, de mojito o de piña.

Conocí estos licores hace unos años en un Salón de Gourmets de Madrid y de primeras me llamó la atención su imagen. Alegre, llamativa, divertida, colorida, con personalidad y esencia gallega. La acertada elección de la imagen (no podía faltar la meiga) y del nombre (que hace referencia a una frase típica gallega) mezcla la tradición con los tiempos modernos y llaman al público a probar sus productos. Lo mejor es que al hacerlo no te decepcionas, ya que cuidan las materias primas y el proceso de elaboración, obteniendo unos licores y cremas suaves y sabrosos.

Crema de
Crema de chocolate y cerezas, crema de licor y licor de hierbas. Haz clic para comprar

Son productos gourmet, con esencia gallega y de mucha calidad. Os recomiendo alguno:

  • Crema de chocolate y cerezas: crema de orujo con chocolate de Holanda y cerezas maceradas. También la venden en packs “maridaje” con una deliciosa tarta de almendras.
  • Crema de Licor: o lo que conocemos como crema de orujo, elaborada según las recetas tradicionales de sus antepasados. En los packs la acompañan de deliciosas fresas liofilizadas recubiertas de chocolate (una delicia para los más golosos).
Licores mini de
Licores mini de miel, limón y café. Haz clic para comprar
  • Licor de hierbas: obtenido tras macerar más de 20 hierbas y semillas con el aguardiente de orujo. Este pack me encanta porque son dos productos 100% gallegos que me apasionan, ya que al licor de hierbas le acompañan unos Marron Glacé (castañas glaseadas con vainilla natural).

Aprovechemos la riqueza -en variedad y calidad- de bebidas espirituosas que tenemos a nuestro alcance y variemos de vez en cuando. Hay tiempo y momentos para todo. Hoy recomiendo los licores y cremas de orujo, con los que además se puede quedar de maravilla a la hora de hacer algún regalo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies